sábado, 26 noviembre 2022 21:19

Renfe desplaza a Movistar como financiador de su aceleradora de Startups

La competencia exige innovación. Eso lo saben en cualquier empresa y Renfe, la estatal ferroviaria española no es la excepción. Por eso es normal que con la llegada de Ouigo e Iryo a las vías del país se busque refrescar algunos de sus proyectos enfocados a temas de innovación, en particular su aceleradora de startups.

Y es que la estatal ha adjudicado el nuevo contrato para su aceleradora de ‘startups’ Trenlab a Innova Next (Barrabés) después de haber gestionado el proyecto junto a Wayra, el ‘hub’ de innovación abierta de Telefónica, en las cuatro ediciones anteriores.

Barrabés se ha impuesto a otras cuatro propuestas de aceleradoras en la licitación con una oferta de 1,6 millones de euros. Renfe no ha revelado la identidad de los otros cuatro ofertantes y Wayra ha declinado hacer declaraciones.

Sin embargo, fuentes de Renfe han aclarado que la aceleradora continuará operando como ha hecho hasta el momento con el nuevo socio. Para ello, deberá formalizarse el contrato sobre el que aún cabe recurso.

Barrabés gestiona otros proyectos con implicación pública como Madrid in Motion, el ‘hub’ de movilidad abierta de Madrid, la factoría industrial de Vicálvaro y también se ha asociado con The Valley para impartir formación tecnológica a desempleados a través de un programa financiado por el Ejecutivo.

Entre sus deberes como adjudicatario se encuentra gestionar un plan de comunicación, la web del proyecto, asesoramiento para Renfe, la elaboración de actividades sobre el programa y la puesta a disposición de un espacio físico para su desarrollo.

RENFE ESTÁ INTERESADO EN MANTENER TRENLAB

Renfe ya ha financiado con más de 16,5 millones de euros a 12 ‘startups’ que han generado 121 empleos y han desarrollado dos proyectos piloto con la firma.

En cada edición, la empresa pública selecciona a hasta seis de ‘startups’ a las que ofrece contratos de hasta un millón de euros para desarrollar proyectos junto a la empresa ferroviaria.

Así, en su última edición, Renfe seleccionó a Greemko, especialista en gestión ambiental para empresas, en su reto de sostenibilidad y a All Read, una empresa especializada en software de detección automática de códigos para digitalizar el transporte de mercancías, Limmat, para mantenimiento a través de soluciones tecnológicas de mayo eficiencia, y Visualfy, especializada en accesibilidad.

La empresa anunció el pasado mayo que pretendía invertir y tomar parte del capital de una de estas ‘startups’, pero hasta el momento no ha transcendido si ha realizado la inversión.

UN CONCEPTO LUCRATIVO

Según los números de Renfe las startups ayudadas por TrenLab han servido para generar algo más de 16 millones de euros para la empresa. Son números más que positivos que justifican que se mantenga este proyecto de cara a los próximos meses. Es un momento particularmente delicado para la estatal que espera completar su recuperación el próximo 2023, donde el objetivo es recuperar los ingresos de 2019. 

Tampoco es casual, los proyectos que suelen estar adelante en las prioridades de la empresa son aquellos que tienen que ver con accesibilidad y facilitar la venta de entradas. Es decir las startups que directamente les llevaran a tener más pasajeros en sus trenes.

Visto así parece probable que la empresa vea con buenos ojos una posibilidad como la que presentó Barrabés. Es cierto que su relación con Telefónica era bastante estable, y había sido positiva para ambas partes, pero una inversión más grande en estas nuevas tecnologías podría ser justamente lo que necesitan en la estatal para superar a la competencia. Ya han tenido momentos complicados con el puente de noviembre donde la mayoría de los pasajeros apostó por opciones Low Cost.

RENFE CONSIDERA CLAVE AL 2023

La estatal ha repetido en varias ocasiones que el año próximo es en el que esperan recuperar del todo sus ingresos previos a la pandemia. Lo cierto es que si bien aún no recuperan sus números del todo su industria está en un momento más que positivo, la llegada de competidores y las opciones de poco presupuesto han servido para que más viajeros que nunca tomen los rieles, algo además incentivado por el gobierno que lo defiende como la forma de transporte de larga distancia más sostenible.

Por ello estas inversiones serán claves. Buscar nuevas formas de convocar pasajeros puede ser clave para vencer en esta competencia que de momento ha dado más opciones a todos los viajeros.


- Publicidad -