sábado, 3 diciembre 2022 19:59

El fracaso de ‘Café con aroma de mujer’ eclipsa el desgaste de ‘Sálvame’

La música no está sirviendo de estímulo para ‘Sálvame’, que este viernes naufragó en prime time con el ‘Mediaset Night Fever (959.000 espectadores y un 10,1% de share). El espacio presentado por Jorge Javier Vázquez fue arrollado por ‘La Voz’ (1.582.000 espectadores y un 17,1%).

Aun así el ‘universo Sálvame’ toma aire por la presencia de Al Bano este sábado en el ‘Deluxe’ y la decisión de Mediaset de retirar de Telecinco a la telenovela ‘Café con aroma de mujer’, que pasa a Divinity tras rondar el 7% de share. 

El fracaso del culebrón conlleva que ‘Sálvame’ vuelva a contar con cinco horas diarias de emisión gracias al regreso de su edición ‘Sandía’, que se verá las caras contra ‘Pasapalabra’ hasta que Mediaset se lance al estreno de uno de los dos concursos que tiene en rampa de salida, ’25 Palabras’ con Christian Gálvez y ‘Reacción en cadena’ con Ion Aramendi.

‘SÁLVAME’ AGUANTA EL VENDAVAL SONSOLES

En Telecinco reinaba el temor por el estreno de ‘Y ahora Sonsoles’. El magazine vespertino de Antena 3, que retoma los temas del corazón con esta apuesta, se estrenó el pasado 24 de octubre con un soberbio dato de audiencia: 1.484.000 espectadores y un 17,6% de share.

Es cierto que, tras el paso de varias semanas, Sonsoles Ónega ronda un dato similar al que obtenía su antecesor, el concurso ‘¡Boom!’. Este nuevo espacio que se mueve en torno al 11% de share está ajustando contenidos, quizá para obtener un tono rosa diferente al tradicional que rentabiliza Telecinco, y colaboradores, algunos demasiado ajados.

‘Sálvame Naranja’, a pesar de su desgaste, ronda el 13% de share y certifica que algunos gurús pronosticaron de forma precipitada su fin de ciclo, tal y como asegura Jorge Javier Vázquez: «Después de tantos años es un coche que pasa la ITV, lo cual me parece milagroso». 

En ‘Y ahora Sonsoles’, al igual que en ‘Sálvame’, son noticia sus colaboradores y excolaboradores. En el caso del programa de Antena 3 todos los focos apuntan a Carmen Lomana, que ha decidido marcharse del programa.

«Me gustaría venir desde el principio para hablar, porque tengo el suficiente criterio para hablar lo que habláis aquí», espetó. Sonsoles Ónega intentó lidiar con el enfado de su tertuliana: «Todos sois importantes en este programa, pero hoy tengo que pedir disculpas a Carmen porque ha hablado muy poco. Las cosas se dicen y no pasa nada».

«Creo que os lo debo a mi seguidores para que no haya confusión. Entré al final, y como si no existiese. Sonsoles es maravillosa, mis compañeros y las personas que trabajan ahí también, pero la directora Patricia Lennon no me quiere. Prefería que me lo hubiese dicho en vez de ningunearme. Gracias, Sonsoles, tú te mereces lo mejor», aseguró Lomana tras anunciar su renuncia.

La socialité se explicó: «El último día, que fue el de la Almudena, yo tendría que haber salido a las 19:10 o 19:15. Eran los 19:35 y yo no había salido. Me habían mandado la escaleta de lo que íbamos a hablar, ya se había hablado de todo, y yo ya tenía cara de cabreo. A partir de ese momento, no me enfocaron. Bueno, sí, cuando llegué y dije ‘buenas tardes’ y ellos me dijeron ‘qué vestido más mono llevas’. Y ya no volví a decir ni mu».

Y destripa los motivos de su enfado: «Notaba que me habían puesto en una silla en la esquina. No me enfocaban las cámaras y nadie me preguntaba, ni podía hablar. Ese día tenía un plan estupendo y para ir allí a que me ninguneen… A todo esto, me dice Sonsoles ‘Carmen, lo siento, no has hablado nada, tenemos que solucionarlo’. Yo ahí no voy a dar un paseíllo y a no decir nada. Para eso, me quedo en mi casa».


- Publicidad -