viernes, 9 diciembre 2022 2:50

Amazon insiste en que la movilidad geográfica no aplica a sus trabajadores mudados de Valencia

Siguen las negociaciones entre el gigante del comercio electrónico Amazon y sus trabajadores de la planta Paterna, situada en Valencia, que está en proceso de cierre. El punto de tranque está ahora en la negativa de la empresa a asumir la posibilidad de ofrecer extinciones indemnizadas a los trabajadores que no quieran ser trasladados al centro logístico que la compañía tiene en Picassent.

Amazon considera que la mudanza de la plantilla a una instalación que está a 25 kilómetros de distancia de Paterna no se ciñe al principio de movilidad geográfica que está contenido en el artículo 40 del Estatuto de Trabajadores.

«El presente cambio de centro no se enmarca en una movilidad geográfica del artículo 40 del Estatuto de Trabajadores y que, por esta razón, no se tiene derecho a extinción indemnizada de la relación laboral de las personas trabajadoras», indicó la empresa durante la más reciente negociación entre las partes, ocurrida el pasado 15 de diciembre.

«El presente cambio de centro no se enmarca en una movilidad geográfica del artículo 40 del Estatuto de Trabajadores y, por esta razón, no se tiene derecho a extinción indemnizada», dice amazon

De acuerdo a esta normativa, «el traslado de trabajadores (…) a un centro de trabajo distinto de la misma empresa que exija cambios de residencia requerirá la existencia de razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que lo justifiquen».

ACERCAMIENTOS ENTRE LAS PARTES

El centro logístico de Paterna, que cuenta con unos 15.000 metros cuadrados, fue el primero que Amazon abrió en la Comunidad de Valencia, en el año 2017. Después de esa inauguración, la compañía estadounidense abrió otros centros, el de Onda, Alicante y Picassent. Esta última es la instalación a la que serán trasladados los trabajadores de Paterna, que está en un proceso de cierre que podría extenderse hasta enero del próximo año.

El resto de las condiciones que exigen los trabajadores -centradas, sobre todo, en la compensación por kilómetros adicionales hacia el nuevo lugar- tiene algunos puntos de coincidencia. En la más reciente reunión entre las partes, los representantes de los trabajadores insistieron en su solicitud de que la compensación por el cambio sea, como mínimo, de 0,19 euros por cada kilómetro durante un periodo de doce meses.

La empresa aceptó el monto de la compensación -tras haber ofrecido 0,136 euros por kilómetro en la reunión pasada-, pero propuso que la duración se extienda por nueve meses.

La parte social entiende que como mínimo la compensación tiene que ser de 12 meses, más cuando no se ofrece extinción indemnizada

«La parte social entiende que como mínimo la compensación tiene que ser de 12 meses, más cuando no se ofrece extinción indemnizada. Entiende que la empresa tiene que ofrecer la extinción indemnizada de 2.000 euros/peak o sino una compensación de forma indefinida hasta 2030«, indica el acta de la reunión.

La próxima ronda de negociaciones entre Amazon y los trabajadores de Paterna será el martes 22 de noviembre, según consta en el acta de la pasada reunión.

LA CAÍDA DE AMAZON EN 2022

En el transcurso de este año, la empresa ha pasado por un proceso de reorganización logística que ha afectado a todos sus negocios, incluyendo el de España. El frenazo de la demanda en todo el mundo, pero especialmente en Europa, ha provocado que la compañía retroceda en todos sus planes de expansión.

A nivel mundial, Amazon detuvo los planes de abrir unos 66 centros logísticos, una decisión que en Europa afecta especialmente a España, al quedar en espera las instalaciones que estaban proyectadas en Tarragona, Girona, Vitoria y Sevilla.

En el tercer trimestre, las pérdidas operativas de Amazon fuera de Estados Unidos encadenaron cinco trimestres consecutivos de caídas, y entre julio y septiembre de este año se ubicaron en -2.466 millones de dólares, un resultado que contrasta con los -911 millones de dólares registrados en igual periodo del año 2021.

Se desconoce el impacto que tendrán los despidos en España, desde donde no han negado la información, pero se remitieron a indicar que, por los momentos, no tienen comentarios

Adicionalmente, hace pocos días fuentes de la compañía con sede en Estados Unidos señalaron a los medios estadounidenses que esta semana la compañía iniciaría un recorte de 10.000 empleos a nivel global. La movida de despidos se podría extender hasta el año 2023, según ha reseñado la prensa estadounidense recientemente.

Hasta ahora, se desconoce el impacto que tendrán los despidos de la compañía en España, desde donde no han negado la información, pero se remitieron a indicar que, por los momentos, no tienen comentarios al respecto. La plantilla de Amazon España cerró en 18.000 trabajadores el año pasado, y la empresa ha prometido que la aumentará hasta 20.000 personas al terminar 2022.


- Publicidad -