viernes, 9 diciembre 2022 3:24

Por qué combinar una buena educación académica con el aprendizaje práctico

Así se logra la excelencia tanto en el plan de estudios británico como en el español

Cada vez queda más demostrado que es un éxito mezclar en el colegio el modelo español académico con el británico que incluye una oferta educativa más dinámica porque se centra más en el aspecto práctico, interactivo y motivador para descubrir las aptitudes de cada alumno y potenciar su aprendizaje.

Por ejemplo, el plan de estudios del centro educativo Lady Elizabeth School proporciona una educación británica desde los 3 hasta los 18 años con la idea de conseguir una proyección internacional gracias a la mezcla de estos dos sistemas. Este Colegio británico en Alicante es uno de los centros pertenecientes a ISP Schools, una red de once colegios privados repartidos por España donde son especialistas en esa educación británica e internacional.

Crecimiento en el número de alumnos

Muchos progenitores muestran preocupación porque el colegio de sus hijos esté a la altura de una educación en la que en la actualidad no se tiene en cuenta sólo el nivel de formación, sino también que los alumnos estén motivados para desarrollar las aptitudes válidas para las profesiones del futuro. 

Esa es la idea base de estos colegios británicos: tener una metodología que se basa en las habilidades prácticas. La vida escolar de estos centros se desarrolla como si los alumnos estuviesen en un colegio británico situado en el Reino Unido. Pero ese plan británico se complementa con asignaturas españolas, de manera que se trata de una opción muy atractiva porque permite una doble titulación que conlleva el posterior acceso a las universidades españolas y a la vez a prácticamente a cualquier universidad internacional.

Competencias que son clave

La completa inmersión en el inglés desde los 3 años es otra de las grandes ventajas de estos alumnos, ya que asegura al alumno un nivel excepcionalmente alto en inglés; por encima de la media. Estos primeros años de la infancia son muy importantes para desarrollar ciertas áreas de conocimiento como es el caso de los idiomas; y además está demostrado que es demasiado fácil perder la fluidez en un idioma si no se practica, por lo que el hecho de tener una base continua y muy marcada es realmente importante.

En este sistema además los alumnos pueden centrarse en las asignaturas que se les dan mejor, sin necesidad de machacar tanto algo que no les gusta, como ocurre en el sistema español, que ha quedado un tanto obsoleto en algunos aspectos. Aquí se pone menos énfasis en la memorización y más en reflexionar, experimentar y aplicar lo aprendido a contextos reales a través de la resolución de problemas y el análisis.

Formación intelectual, social y profesional

Aprender de esta manera crea unos estudiantes que se sienten más seguros de sí mismos, y que están más preparados para afrontar posteriormente la realidad del mundo laboral. Además, en el centro Lady Elizabeth School de Alicante hay unas instalaciones de última generación con pantallas interactivas, laboratorios, 2 piscinas climatizadas, salas de música y teatro; y estudios de grabación, danza o fotografía, entre otras instalaciones en las que estudiar se convierte en una actividad atractiva. A esto hay que añadir la mezcla de nacionalidades, gracias a la cual en estos centros se fomenta no solamente la excelencia académica sino también la apertura cultural.

Todos los que forman parte de esta comunidad se sienten muy orgullosos del ambiente que hay en este centro educativo. Los profesores identifican que estos niños están preparados para el futuro, que tienen una capacidad cognitiva con unas destrezas que no se adquieren en otros centros y que están más abiertos a las realidades sociales.


- Publicidad -