viernes, 9 diciembre 2022 1:27

BBVA apuesta por la vivienda al alza mientras la construcción sigue en caída libre

El banco BBVA ha publicado un nuevo informe internos realizado por el ‘Observatorio inmobiliario de BBVA Research’ donde indica que a partir de 2023 habrá una contracción en la compraventa de viviendas pero que, sin embargo, crecerá el precio de la vivienda un 2%.

A pesar de los datos macroeconómicos actuales a nivel mundial el mercado inmobiliario permanece prácticamente inmóvil. Aunque el nuevo estudio de la entidad bancaria asume un ligero enfriamiento, que incluso puede llegar aportar datos negativos en un futuro próximo, también confirma lo que muchos expertos vienen advirtiendo desde hace meses: el precio de la vivienda no descenderá. De hecho, aumentará.

La compañía española se une así a otras previsiones como la de también la entidad bancaria ING que estima el cierre de 2022 con un crecimiento del 7%, aunque remata que a lo largo del próximo año podría existir una ligera contracción de un 1%. Aun así, lo que confirman los expertos es que el precio de la vivienda no descenderá de manera brusca, sino que lo hará de forma paulatinamente.

No obstante, sí se prevé una caída considerable del número de operaciones de compraventa, algo lógico si los precios de la vivienda continúan al alza acompañado de la alta tasa de inflación, subida d ellos precios generalizados y el desboque del euríbor y los tipos de interés.

Con todo, la principal razón para la contracción de las transacciones en el mercado residencial pasa por la falta de suelo. Hoy en día la demanda de viviendas supera con crecer a la oferta, una situación acrecentada por el incremento de los precios de los materiales y las materias primas de construcción, la energía y la ‘incertidumbre regulatoria’, según apuntan desde el informe publicado del BBVA.

EL ‘OBSERVATORIO INMOBILIARIO DE BBVA RESEARCH’

El ‘Observatorio inmobiliario de BBVA Research’, perteneciente a la entidad bancaria española BBVA ha revelado sus propias previsiones del mercado inmobiliaria para los próximos meses.

Desechando la palabra crisis, el BBVA reconoce que sí prevén una desaceleración en cuanto al número de operaciones de compraventa, pero no así para el precio de la vivienda, que estiman aumentarán un 2% en los próximos meses. En este sentido, confirma que los motivos serán un aumento de la inflación, una política monetaria mucho más restrictiva (el BCE y ha subido los tipos de interés hasta en tres ocasiones y podría haber una cuarta) y a una situación de escaso crecimiento nacional.

El euríbor también será protagonista, según auguran desde BBVA Research. Al igual que en los últimos meses de 2022, donde ya supera los 2,5 puntos porcentuales, el índice que marca los préstamos hipotecarios en España podría seguir aumentando, con lo que el interés por adquirir una vivienda será menor ante el crecimiento económico de los mismos préstamos.

«Los hogares ya están reaccionando ante un previsible endurecimiento de las condiciones crediticias»

De otro lado, BBVA se ha lanzado también a hacer previsiones sobre el sector de la construcción, que no pasa por su mejor momento. Es por esto por lo que la entidad bancaria prevé una estabilización de este y reducción de los precios de los materiales y materias primas.

Alegan que la bajada en los precios de los combustibles y la electricidad podrían ayudar afianzar los precios. Aún así aún habría que esperar y más teniendo en cuenta las revueltas de los transportistas (con huelgas convocadas de por medio) que amenazan no solo al mercado inmobiliaria sino al abastecimiento general.

El SECTOR DE CONSTRUCCIÓN AGONIZA: LAS CEMENTERAS EN CAÍDA LIBRE

Así el consumo de cemento acumula en octubre una racha de 6 meses de continuos descensos. En concreto el sector ha descendido un 0,4%, lo que supone 1,3 millones de tonelada de cemento. La punta del iceberg que confirma el enfriamiento de las cementeras españolas, a pesar de que acumula una tasa interanual de crecimiento de más del 2%.

El sector de las cementeras ha experimentado un descenso del 0,4% respeto del año anterior

Un 2% que de continuar el sector en horas bajas podría llegar a situarse en cifras negativas. De hecho, el consumo de cemento continúa por debajo de los 15 millones, cifra registrada durante el 2021 y prácticamente imposible de superar en lo que queda de año 2022.

Desde enero a octubre de 2022 el sector de las cementeras ha dejado de exportar 1,2 millones de cemento clínker

Además, la situación también se ha extrapolado a las operaciones de importación y exportación, aunque sobre todo a estas últimas. En referencia, las exportaciones han experimentado una fuerte caída del 20% y a su vez se han incrementado las importaciones más de un 14%.

Pero con detalle, y solo durante el mes de octubre, las exportaciones descendieron un 20% y, por su parte, las importaciones registraron cifras casi históricas una caída de hasta el 55%


- Publicidad -