viernes, 9 diciembre 2022 2:10

¿Son los casinos en línea una amenaza para los casinos tradicionales (físicos)?

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

La implementación de nuevos servicios, estrategias y herramientas aunados a la rápida expansión y crecimiento tecnológico ha forzado a ciertos sectores comerciales a evolucionar o perecer. Probablemente recordarás más de algún servicio que ha tenido que cerrar sus puertas debido a que otra compañía con el mismo servicio, pero con la ayuda de la tecnología ha incursionado y ganado gran parte del mercado con sus productos y/o servicios y, por ende, la competencia ha tenido que ceder.

Por otro lado, algunas compañías optaron por crear acuerdos y alianzas para poder contrarrestar el peso de grandes compañías, como sucede con algunas aerolíneas que planean agruparse de cara al 2023 para poder competir con los grandes de este sector.

El sector de la diversión: Los casinos

En este sector, los casinos tradicionales o casinos físicos son aquellos complejos que ofrecen un servicio de entrenamiento a las personas. Usualmente se les suele visualizar como grandes complejos de diversión en Las Vegas, pero los hay en todas partes del mundo. Sin embargo, los casinos en línea, que vieron la luz en vísperas del año 2000, han tomado gran fuerza y hoy en día compiten el mercado con los casinos físicos.

A pesar de que ambos ofrecen “los mismos servicios” es un error decir que uno puede sustituir al otro debido a que son dos opciones completamente diferentes. Lo cierto es que, los mejores casinos online, pueden llegar a ofrecer la misma calidad de servicios que los casinos con mayor renombre a nivel mundial, pero ¿cómo es posible?

Lo elemental y básico

Lo primero es que, para que un casino en línea pueda competir con un casino tradicional, es necesario poder ofrecer la misma cantidad de servicios “base” que un casino tradicional ofrece, es decir, por lo menos poder ofrecer la misma cantidad de juegos sin dejar de lado la calidad. Obviamente, la experiencia será diferente, pues en los casinos en línea los juegos son “digitales” mientras que en los casinos tradicionales existe un contacto físico con las áreas de juego.

Por otra parte, al un juego ser totalmente digital, permite que la optimización del mismo sea mucho más sencilla para los desarrolladores y por ende, si el(los) juego(s) requiere(n) de una actualización puede llevarse a cabo de manera concisa. De esta manera, la experiencia con el usuario no se ve afectada y se requiere menos recursos para llevarla a cabo.

El tiempo es dinero

Una de las grandes ventajas de los casinos en línea es que no necesitas acudir presencialmente a un lugar físico, como debes hacerlo con los casinos tradicionales. Por esta razón, los casinos en línea han crecido rápidamente dentro del mercado, pues debido muchos factores que hemos vivido en los últimos años, la facilidad con la que podemos acceder a un casino en línea es superior comparado con la dificultad de movernos fuera de casa.

Más vale viejo conocido que nuevo por conocer

Sin embargo, para cierto tipo de jugadores esto puede ser contraproducente. Para los jugadores VIP, por ejemplo, que suelen tener tratos especiales en los casinos físicos, podrían preferir estos a los casinos en línea, que, si bien ofrecen servicios VIP también, probablemente no pueden tener comparación con los servicios de un casino físico. Aunque es importante recalcar, que los tratos especiales de los casinos en línea van cada vez mejorando y no causaría sorpresa que eventualmente los jugadores VIP prefieran un entorno digital a uno físico.

Los juegos gratis y el costo de mantenimiento

Cuando hablamos de mantenimiento, la comparación puede resultar abismal, pues en un casino físico se necesitan de muchas personas en diferentes ramas para poder hacer funcionar el casino. Por otro lado, el casino en línea requiere una menor cantidad de personas para hacerlo funcionar, lo que lo hace menos costoso y más eficiente. Además, los casinos en línea te ofrecerán la oportunidad de disfrutar juegos gratis. Algo que puede ser difícil de concebir en un casino físico y que en definitiva es un punto clave para los jugadores.

Cerrando las apuestas

A pesar de que una comparación entre ambas opciones no sea justa por ser aspectos totalmente diferentes. Lo cierto es que ambos podrían ser considerados como servicios complementarios, pues habrá ciertos beneficios que podrás obtener de un casino físico, pero no de uno en línea y a su vez otros beneficios que podrás recibir de un casino en línea, pero no de uno físico.

Lo importante es que entiendas que todos los jugadores son diferentes y que todos tienen distintas prioridades y necesidades. Por ende, la mejor opción para ti podría no serlo para alguien más. En conclusión, la mejor opción para ti dependerá enteramente en tus gustos y necesidades. Ninguna opción es mala, solo son diferentes servicios para diferentes necesidades.


- Publicidad -