lunes, 5 diciembre 2022 18:21

La Comunidad Valenciana, el nuevo ejemplo para reducir la lista de espera con la sanidad privada

Las listas de espera demasiado largas siguen siendo el problema más evidente para el sistema sanitario español, tanto privado como público. Desde 2020, año marcado por el colapso de todo el sistema debido a la pandemia, hay un retraso evidente en citas y operaciones quirúrgicas, un problema que puede incluso ser fatal para algunos pacientes. 

Por ello el conseller de Sanidad Universal de la Comunidad Valenciana, Miguel Mínguez, ha anunciado que derivaran los pacientes que tengan más de dos meses esperando por una intervención quirúrgica. Es un anuncio que contradice abiertamente los objetivos marcados por la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión que se está promoviendo en el Congreso, la controvertida «Ley Darias». Pero lo cierto es que, en una situación tan critica como la actual, es normal que desde la administración pública se busquen soluciones.

La idea es que los pacientes puedan ser intervenidos el primer día que lo necesiten aseguró Mínguez. Según explicó la medida que se está buscando entraría en rigor en el momento en que las listas superaran los 60 días, aunque en promedio a finales de 2021 ya estaba cerca de los 100 días.

el tiempo medio de espera para operarse en comunidad valenciana es de 100 dias 1 Merca2.es

Por eso tampoco es tan raro ver que Baleares repite el mismo tipo de medida. Son señales que prueban la necesidad de colaboración entre ambos sectores para superar una situación tan complicada como la actual. Al menos de momento es de esperar que otras comunidades se vayan uniendo a proyectos parecidos, sin importar quien las gobierne, pueden ser una medida necesaria.

LA SANIDAD PUBLICA DE VALENCIA SIGUE DEPENDIENDO DEL SECTOR PRIVADO

Lo cierto es que tampoco es demasiado extraño. La sanidad privada ha señalado una y otra vez que el sistema publicó español no puede darse abasto sin ellos, después de todo se trata de unos 271 hospitales privados que apoyan de una forma u otra la red pública, sea con conciertos parciales o directamente centros privados qué funcionan como si fueran del sistema público.

Es una advertencia que se ha repetido no solo desde organizaciones como ASPE o IDIS, sino incluso desde algunos sectores políticos. Es un tema que ha hecho que se deban buscar acuerdos con Cataluña donde se concentran la mayoría de los conciertos entre el sector privado y el público dentro del sector salud, un punto que hizo que reaccionaran en contra de la «Ley Darías» en su versión original cuando no planteaba excepciones para la colaboración.

La fila es tan larga que lo usual es que los pacientes esperen varios meses por una cita o una operación en el sistema público

Es esta la realidad con la que se están consiguiendo las comunidades autónomas durante estos meses. Lo cierto es que de momento la situación no ha hecho sino empeorar, la fila es tan larga que lo usual es que los pacientes esperen varios meses por una cita o una operación en el sistema público, y para la sanidad privada son cada vez más común las situaciones similares.

LA TECNOLOGÍA COMO SOLUCIÓN

Lo cierto es que ambos sectores han volteado hacia los avances tecnológicos como solución. Desde programas para acelerar las citas de atención primaria y los procesos de diagnósticos hasta nuevos proyectos en el metaverso la sanidad española está buscando cada vez más formas de entrar de lleno dentro del mundo digital. Es una forma de cubrir los problemas evidentes dentro de la atención primaria y acelerar los procesos.

Es cierto que es complicado medir del todo el efecto de estas tecnologías. No todas están probadas y en algunos casos hay dudas del impacto real que puedan tener sobre el problema en la realidad. Es, después de todo, uno de los sectores más delicados para la entrada de procesos automáticos, y donde la atención humana es más importante. 

Si bien hay dificultades evidentes, grupos como Sanitas, Quiron, Vitaldent y el propio gobierno han decidido aumentar sus inversiones en esta área de la sanidad. También se ve en la llegada de apuestas nuevas como Allisone. Ya son común las consultas a través de videollamada así como las sesiones de terapia realizadas a distancia. 

LA SANIDAD PUBLICA Y LA PRIVADA TIENEN UNA RELACIÓN SIMBIÓTICA

Lo decía el viernes pasado Carlos Rus, presidente de ASPE, la Alianza de la Sanidad Privada Española: «Sin nuestra contribución hay un riesgo evidente de fallo sistémico de la sanidad pública, ya que inducirán de forma predecible una situación de agravamientos de salud en cientos de miles de usuarios, puesto que no existe un plan B». 

ASPE: «Sin nuestra contribución hay un riesgo evidente de fallo sistémico de la sanidad pública»

Si bien la sanidad privada está cuidando su espacio de negocio no deja de presentarse como una solución para algunos pacientes, en especial en épocas de crisis. Así lo recordaba Rus al cierre de la presentación del informe de ASPE donde reclamaba que la colaboración no podía ser tratada como un tema excepcional, cuando es la forma en que mejor trabajan desde ambas partes.


- Publicidad -