lunes, 6 febrero 2023 17:38

Raquel Sánchez se enfrenta a su segunda huelga de transportistas este año

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sanchez debe estar sufriendo un Deja Vu. Una vez más La Plataforma en Defensa del Transporte, la agrupación de autónomos y pequeñas empresas de transportistas de ámbito nacional ha llamado a un paro indefinido, denunciando que aún con los descuentos ampliados sobre el precio de los combustibles están trabajando a perdidas.

Manuel Hernández, presidente de la plataforma, ha dado a conocer el resultado de la votación que han llevado a cabo este fin de semana en sus delegaciones provinciales sobre la reanudación del paro.

El pasado sábado, sus delegados provinciales mantuvieron una reunión en la que analizaron la situación actual del sector, tras las medidas aprobadas por el Gobierno en consenso con las organizaciones mayoritarias de transportistas, que componen el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC).

Entre estas medidas, destaca la nueva ley para evitar que los transportistas trabajen a pérdidas o un nuevo paquete de 450 millones de ayudas directas, que se suman a las ya aprobadas en 2021 y en abril de 2022 como el descuento de 20 céntimos, la prohibición de que los conductores hagan la carga y descarga; la limitación a una hora de los tiempos de espera en las zonas de carga y descarga, el refuerzo de la inspección de transporte o las ayudas al abandono de la profesión.

Sin embargo, la Plataforma ha seguido denunciando el «incumplimiento» por parte de los cargadores (los clientes de los transportistas) de la ley que prohíbe trabajar a pérdidas en el sector, y señala al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de desautorizar a la Guardia Civil a controlar y denunciar este incumplimiento.

Por ello, los delegados decidieron el sábado pasado reanudar los paros, una decisión que este fin de semana se ha votado y que ha sido refrendada por los miembros de la Plataforma.

«La Administración debe reaccionar rápido y afrontar lo que está por venir», ha señalado Hernández en rueda de prensa este lunes, quien ha puesto el acento en que los autónomos que integran el sector no tienen capacidad en estos momentos para afrontar el incremento de costes, que son un 30% superiores.

«Estamos pagando un 40% menos de salario a nuestros conductores, haciendo seguros que cubran lo mínimo imprescindible por no poder costear los importes que nos exigen», ha denunciado.

Para Hernández, los «pequeños desajustes» en el cumplimiento de las medidas acordadas con el Gobierno «son muertes laborales», y a este respecto ha cifrado entre 200 y 250 la cifra de empresas que se ven obligadas a cerrar cada mes.

«No tenemos tiempo. Cada día que pasa se producen tragedias empresariales, pero también familiares, porque está llegando a haber casos de suicidios», ha advertido.

UNA SEGUNDA VUELTA

Lo cierto es que tanto el discurso de los transportistas como sus motivos no han cambiado demasiado desde las protestas del mes de marzo. Pero es que desde entonces la crisis española, y europea, no ha hecho más que empeorar con una de las inflaciones más altas de la historia y un precio de la energía demasiado alto han golpeado a toda la industria, dejando a los transportistas operando a perdida en muchos casos.

A eso se puede sumar que el Gobierno ha empezado a insistir en transportar mercancías en materiales a través de los trenes. Esto último es un cambio básicamente inevitable por temas de sostenibilidad que empuja cada vez hacia los trenes y lejos de los vehículos particulares, aún en estos temas. 

RAQUEL SÁNCHEZ LLAMA IRRESPONSABLE A LA HUELGA

Por su parte la ministra Raquel Sánchez, ha pedido «responsabilidad» al sector de transportistas de mercancías por carretera, para evitar una situación extrema en unas navidades que parecen ser de

En declaraciones a la prensa, la ministra ha tendido la mano a estos transportistas, agrupados bajo la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, para reforzar los mecanismos de inspección para que estos profesionales no trabajen a pérdidas, el motivo que ha llevado a esta plataforma a convocar nuevamente este paro.

Sánchez ha pedido a los transportistas que denuncien cualquier incumplimiento de las condiciones contractuales por parte de los cargadores, insistiendo en que identifiquen estas prácticas en concreto, algo que ha constatado que en la mayoría de los casos no se hace, de forma que ha pedido que se vaya más allá de hacer denuncias genéricas.

También ha aprovechado la ocasión, igual que ocurrió en el primer paro que convocó esta agrupación de autónomos y pequeñas empresas de transportistas el pasado mes de marzo, para pedir que se deje trabajar a aquellos transportistas que así lo desean, y que cualquier movilización se produzca en un entorno pacífico.

Sánchez ha reivindicado el papel del Gobierno en todas las ayudas aprobadas en el último año destinadas a mejorar las condiciones laborales de los transportistas, como la prohibición de que hagan la carga y descarga, de que trabajen a un precio por debajo del coste o las ayudas directas por valor de 900 millones de euros ya entregadas.

«Pido responsabilidad, el sector lo ha pasado y sigue pasándolo mal, pero el Gobierno ha cumplido con todos sus compromisos. Ahora estamos en los primeros meses de la aplicación de esta nueva normativa (la de no trabajar por debajo de costes), por lo que hay que reforzar los mecanismos para que mejoren las inspecciones, pero la situación es ahora muy diferente y han mejorado mucho sus condiciones de trabajo, por lo que no tendría sentido un nuevo paro. En estos momentos que estamos viviendo no nos lo podemos permitir», ha concluido.


- Publicidad -