lunes, 5 diciembre 2022 19:29

Disney Plus se suma a Netflix en la caza de los anuncios televisivos

Disney Plus será la próxima plataforma de streaming en convertirse en un canal de anuncios ofreciendo contenido bajo demanda en un nuevo plan de suscripción de bajo precio. Al igual que Netflix, la firma de Mickey Mouse se somete a la necesidad de cazar clientes a través de un sistema de precios más reducido con el fin de desarrollar un espacio de atracción a la plataforma, destinada a aquellos usuarios que no puedan desembolsar una mayor cantidad de dinero tanto mensual como anualmente.

DISNEY PLUS LLEGARÁ CON ANUNCIOS CON UNA CONSECUENTE SUBIDA DE PRECIOS

Disney Plus llegará al mercado español con una suscripción que incorporará anuncios a un coste inferior. Sin embargo, la jugada de la plataforma es subir el precio de su plan actual convirtiéndolo en Disney Premium. El plan básico costará alrededor de los 7,99 dólares y se lanzará primero en Estados Unidos el 8 de diciembre.

En este contexto, el usuario entra en una dinámica perjudicial para su bolsillo: suscribirse a un plan con anuncios con la pérdida de funciones como la imposibilidad de ver contenido audiovisual con otros suscriptores, o adaptarse a la subida del coste del único plan que ostenta la aplicación en streaming sin apenas cambios en su estructura.

‘Disney Plus Premium’, el plan de suscripción más completo, pasará a costar alrededor de unos 12 euros mensuales, mientras que ‘Disney Plus Basic’, la membresía más barata, tendrá un importe de 8 euros, con algunas limitaciones

El primero en dar el paso ha sido Netflix, que ha rodeado de polémica su nueva estrategia con la incorporación de anuncios en su plan más económico que establecerá en todos los hogares a partir de este mes. Los problemas vienen en la acotación de su contenido, puesto que no se podrán descargar películas, series o documentales para disfrutarlas sin necesidad de requerir una conexión a internet.

DISNEY PLUS PREMIUM SERÁ LA NUEVA APUESTA

La compañía estadounidense pretende llamar la atención de los usuarios de todo el mundo para que se suscriban a su plataforma. Disney Plus ostenta más de 220 millones de suscriptores a nivel global, alcanzando por muy poco la cifra de Netflix debido a una gran pérdida de adeptos durante los primeros meses del año. Por lo tanto, puede permitirse apostar por nuevos planes de suscripción e incluso aumentar el precio del plan actual.

Disney Plus Premium pasará a costar alrededor de unos 11 dólares mensuales, planeando su lanzamiento mundial en algún momento del año que viene. Sin embargo, Europa es el continente que saldrá más damnificado, ya que se intuye que el precio se eleve a los 11,99 euros.

Incluso su CEO, Bob Chapek, ha recalcado recientemente que Disney Plus debería de costar más. Desde esta perspectiva, debido a las grandes producciones que sustenta la compañía con películas de Marvel o series de Star Wars, en consejero delegado apunta que los abonados deberían de pagar más por su suscripción. «Estamos muy por debajo del precio con todo el contenido que ofrecemos y pensamos que el coste no será significativo», subraya Chapek, al mismo tiempo que divulga que el nuevo importe está más que justificado.

UNA SUSCRIPCIÓN CON ALGUNOS PEROS

La multinacional está convencida de que atrapará a una gran cantidad de cinéfilos con Disney Plus Basic, que tendrá aproximadamente unos cuatro o cinco minutos de anuncios por cada hora de contenido, tal y como tiene planteado llevar a cabo Netflix. «Una carga baja de publicidad para asegurar una óptima experiencia a los usuarios», recalca el jefe de la empresa.

La única desventaja que restará a Disney Plus Basic, a diferencia de su hermano mayor Disney Plus Premium, es que no podrá optar a las características GroupWatch y SharePlay, es decir, la posibilidad de visualizar todo el contenido de la plataforma con familiares o amigos de forma simultánea.

DISNEY Y NETFLIX SE PARECEN MÁS AL MODELO TELEVISIVO

Las plataformas en streaming comenzaron su apogeo en el año 2020 durante la pandemia Covid-19. Durante ese periodo, hubo un auge de suscripciones en las diferentes aplicaciones de contenido audiovisual bajo demanda, lo que supuso una alta demanda de producciones cinematográficas.

Debido al coste de estos productos, las plataformas se han visto obligadas a renovar su portfolio y contar con los ingresos de la publicidad al igual que en la televisión convencional con el objetivo de hacer frente a dichos gastos millonarios. Sin embargo, esta nueva estrategia de negocio supone una gran incertidumbre por la acogida que pueda tener. Todo se verá en los próximos meses. Por el momento, el plan de suscripción de Netflix llega al mercado español el próximo 10 de noviembre.


- Publicidad -