viernes, 9 diciembre 2022 1:27

QEV despeja dudas para instalarse en Nissan a falta de los avales

El hub de QEV enfila la reindustrialización de la planta de Nissan en Barcelona. Al hub de la descarbonización liderado por la compañía dirigida por Joan Orús y por Goodman tan sólo le falta de cerrar un acuerdo con la banca por los avales exigidos para el PERTE por valor de 80 millones de euros en los próximos días.

Las dudas sobre la compañía se disipan siete meses después de la presentación de Zeroid, la marca de furgonetas de carga que presentó Orús en la fábrica de Nissan. Las cuestiones se centraban sobre las autorizaciones de las homologaciones para poder operar en España, aunque no se exigen en otros territorios, como América Latina o China. Además, en sus planes se encontraba el objetivo de absorber al 38% de la plantilla despedida por Nissan a cierre de 2020, unos 1.000 trabajadores, para 2026.

El hub de QEV no esperará más tiempo para iniciar las operaciones y comenzará a trabajar una vez se le adjudique oficialmente el terreno destinado en la parcela. No obstante, por ahora todo está sobre el papel. Y es que, el último sobre del concurso no se abrirá hasta el próximo 17 de noviembre, después de una reunión de la mesa técnica, que se celebra este viernes, y la apertura del sobre B. Días después se conocerá al ganador.

EL HUB DE QEV TIENE AÚN QUE CERRAR LOS AVALES

Con todo, la fase final de la adjudicación ya se ha iniciado con sólo la presentación de la candidatura del hub de QEV, eso sí habrá que esperar si se permite la oferta no vinculante de la china Chery, que ha mostrado su interés por instalarse en los terrenos del fabricante japonés.

El CEO de QEV, Joan Orús
El CEO de QEV, Joan Orús

«Estamos aquí hoy por las 1.000 personas que sabían cómo funcionaban las máquinas, las líneas y que saben hacer los vehículos», afirmó Orús en su presentación, dando así una gran importancia a los empleados despedidos. Entre las condiciones de la mesa de reindustrialización está la contratación de estos ahora desempleados para poder iniciar la operatividad.

No obstante, aún tendrán que pasar años para alcanzar ese número. Orús ha asegurado en numerosas ocasiones que su intención es iniciar la producción el año próximo, con un pequeño grupo de empleados de Nissan.

EL PLAN DE QEV ES INICIAR OPERACIONES EN 2023

«En 2023 tenemos que tener toda la gama de productos, lanzarla al mercado y empezar las ventas de estas unidades», aseguró. Por este motivo Orús tiene prisa para poder avalar la financiación necesaria de esos 80 millones de euros, una exigencia imperiosa para encender la maquinaria de Nissan.

el hub de QEV deberá presentar los avales antes del 10 de noviembre, incluido, para poder optar a los 107,8 millones de euros del PERTE

El dueño de los terrenos, Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), está analizando toda la propuesta del hub y ha admitido a tramitación la documentación presentada por QEV y Goodman, aunque no son más que las credenciales. Sin que haya un ganador definitivo hasta dentro de 15 días. Asimismo, el hub de QEV deberá presentar los avales antes del 10 de noviembre, incluido, para poder optar a los 107,8 millones de euros del PERTE.

A partir del 17 de noviembre, ambas compañías tendrán el plazo de un mes para presentar los avales ante el Consorci, aunque no será impedimento, pero sí los 100 millones de euros necesarios para la inversión inicial. Para Orús, este montante subirá conforme incrementará la producción, hasta los 800 millones de euros.

INVERSORES Y EMPRESAS ACOMPAÑAN A QEV

Los socios de la empresa barcelonesa confían en este proyecto y también en el equipo gestor de la compañía que podría liderar la reindustrialización de Nissan. Para demostrarlo también con hechos, han acudido a las varias ampliaciones de capital de la compañía para levantar Zeroid. «Nos seguirán apoyando en el futuro», dijo Orús.

Asimismo, en este camino se incorporarán «nuevos socios». Por el momento, ha encontrado a los vascos de EPL Engineering (ePowerlabs), Limpiezas Nervión y Tradebe, entre otras firmas, para acudir a este proyecto, que tendría una duración de 50 años en el momento de la adjudicación, con otros 20 de prórroga. Además, también tiene el apoyo inversor de Gaea Inversión con 7,5 millones.

Por el momento, el hub de QEV cuenta con un total de una veintena de empresas, pero augura una negociación contrarreloj tras la negativa del Ministerio de Industria de flexibilizar las condiciones. La meta con Zeroid es la fabricación de 100.000 vehículos anuales.

CHERY, LA ÚLTIMA PALABRA LA TIENE EL CONSORCI

Los exempleados de Nissan, no obstante, no veían con buenos ojos la opción del hub al no poder absorber a toda la plantilla despedida. Lo mismo ocurre con Chery, que podría pujar por los terrenos de Nissan. Por el momento, es un interés «inicial», según la propuesta llevada a la mesa de reindustrialización y la oferta se ha presentado sobre la bocina, ya que el plazo expiró el pasado lunes.

De hecho, la propuesta es tan atractiva que en la propia mesa de reindustrialización se ha animado a Chery a instalarse en Cataluña incluso si su propuesta no es la ganadora. En este sentido, tanto el Gobierno como la Generalitat verían con muy buenos ojos el plan.

Una alfombra roja que no se deslizado para otras compañías del gigante asiático, como Great Wall Motors, dedicada a la reparación de tanques, entre otros servicios. Los sindicatos recelan de la nueva compañía china al no dar garantías para los exempleados de Nissan, una condición exigida para el concurso público.

Por ahora, los más de 1.600 trabajadores despedidos a finales del pasado año continúan consumiendo la prestación de desempleo, pese a que se les prometió que esta licitación se haría con rapidez, eficiencia y garantías.


- Publicidad -