lunes, 6 febrero 2023 18:00

El euro cuenta los días para el estancamiento del dólar

spot_img

El euro y el dólar siguen manteniendo un baile en el que ahora parece que la divisa europea comienza a pisarle los pies al billete verde. La moneda única se ha visto impulsada en el último mes debido a las flaquezas de la economía estadounidense. Los malos datos macroeconómicos han comenzado a perpetrar la dinámica del USD/EUR. Aunque el dólar sigue por encima del euro, la divisa americana ha mostrado sus debilidades y parece que, aunque la Fed haya vuelto a elevar los tipos de interés en 75 puntos básicos, las alzas serán cortoplacistas. 

De base, el mercado esperaba una subida de este calibre. Atendiendo al discurso hawkish que Powell ha mostrado con los incrementos de tipos de interés, los inversores se hacían a la idea de que la subida de ayer iba a ser del 0,75%. Añadido a esto, las circunstancias macroeconómicas se han recrudecido en el último mes, algo que ha mejorado la posición del euro frente al billete verde en el último mes. El EUR/USD ha crecido por encima del 1%. Pese a que la subida es ligera, si resulta esclarecedora, y más teniendo en cuenta que la moneda única no ha logrado meterle mano al dólar en lo que va de año. 

EL TONO HAWKISH DE LAGARDE, SIN EFECTO

Pese a que el BCE ha agravado su discurso, las continuas subidas de tipos no han valido para levantar a la moneda de la eurozona frente al dólar. Los analistas de ING remarcan que «el euro sigue sin poder obtener beneficios sustanciales del tono agresivo del Banco Central Europeo». Aún esto, todo parece indicar que las potenciales alzas del euro podrían venir más por un aflojamiento de la política monetaria de los States que por las medidas del BCE. Habiendo transcurrido más de diez meses de 2022 y tres subidas de tipos en la eurozona, es evidente que el tono hawkish de Lagarde no ha valido para levantar a la moneda común. 

POWELL DEBERÍA CONTEMPLAR LOS RIESGOS DE RECESIÓN

Es cierto que la última subida de tipos de la Fed resulta decisiva sobre el dólar. Así lo creen los expertos de ING. Tras el alza de 75 puntos básicos, los analistas de la entidad financiera holandesa sostienen que «con los mercados aún en el limbo, la balanza de riesgos para el dólar se inclina al alza», al menos a corto plazo. Pese a esto, el mercado cree que, tras la subida de tipos de ayer, Powell deberá aminorar su discurso, primando los potenciales riesgos de la recesión por encima de los problemas que pueda causar la inflación.

Jerome Powell tiene en sus manos la fortaleza del dólar (Euro - dólar)
Jerome Powell, presidente de la Fed

Es decir, el mercado cree que la Fed aminorará su discurso en la siguiente reunión de tipos, la cual tendrá lugar el mes que viene. «Powell tendrá que hacer hincapié en los riesgos de recesión por encima de los riesgos de inflación con el fin de impulsar una tendencia sustancial a la baja del dólar», opinan desde ING. Pese a que los analistas sostienen que es pronto para adivinar la próxima estrategia de la Fed, los datos macroeconómicos invitan a pensar que la Reserva Federal aminorará su tono ante la inflación. De hecho, ha habido sugerencias de los funcionarios de la institución estadounidense sobre una posible desaceleración del ritmo de la política monetaria.

EL EURO, CON VISTAS A UNA REBAJA DEL DISCURSO DE LA FED 

Esto abre la puerta a un crecimiento del euro frente al dólar. Pese a que resulta complejo ver una escalada que ubique el EUR/USD en positivo de aquí a finales de año, la realidad es que la moneda única podría acabar el ejercicio mejor de lo esperado. A corto plazo, el dólar podría seguir creciendo, ya que la incertidumbre sigue copando Europa. Pese a esto, la semana previa a la subida de tipos de la Fed, el euro creció ante la flaqueza mostrada por el dólar. Un discurso dovish para la próxima reunión de la Fed conjugado con la próxima subida de tipos del BCE, podrían dar aire al euro. 

«el nivel de 0,98 puede resultar fundamental. fue un ancla importante antes de la corrección alcista de la semana pasada»

Analistas de ING

Hoy por hoy, el euro se mantiene cerca de la paridad. Los analistas de ING piensan que «el nivel de 0,98 puede resultar fundamental, ya que fue un ancla importante antes de la corrección alcista de la semana pasada». En Europa anticipan que aún queda margen para el endurecimiento de la política monetaria, algo que, a priori, reforzaría la posición del EUR/USD, aunque como remarcan los expertos, la agresividad del BCE no ha tenido efecto sobre la divisa. 

Sea como fuere, las circunstancias podrían reforzar la demarcación del euro frente al dólar. Parece claro que el billete verde crecerá a corto plazo tras la reciente subida de tipos de la Fed. Pese a ello, un aflojamiento del ritmo de la política monetaria valdría para impulsar al euro. Por lo pronto, las miradas de los inversores están puestas en los datos del PMI sobre la zona euro, los cuales indicarán la proximidad de la región a la recesión. Tras ello, Europa esperará una nueva subida de tipos y, por supuesto, el posible crecimiento de la moneda única propiciada por la desaceleración de los incrementos de las tasas de interés de la Fed.


- Publicidad -