sábado, 3 diciembre 2022 19:18

El mercado desconfía de Applus por la deuda y el impacto de la energía

Applus, líder de las ITV en Galicia y Cataluña, ha obtenido un beneficio operativo ajustado de 147,8 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un 16,6% más respecto al mismo periodo del año anterior pese a los elevados precios energéticos. No obstante, pese a esperar un duro final de año por esta variable, la compañía modifica al alza sus perspectivas para 2022. Asimismo, ha iniciado un nuevo programa de compra de acciones y ya tiene sustituto para el cargo que ocupaba anteriormente Juan Amigó.

este incremento de los ingresos y del resultado operativo ajustado ha obligado a modificar al alza las perspectivas para el cierre del año

La compañía ha contratado a Julián José de Unamuno Moreno como nuevo director financiero (CFO) con efectos a partir del 1 de enero de 2023. De esta forma, Joan Amigó podrá ocuparse en su puesto de consejero delegado íntegramente. El fichaje procede de Telpark, propiedad de Macquarie, donde estuvo en el mismo puesto durante más de cuatro años. Asimismo, también ha trabajado en Indra y la banca de inversión como analista de valores.

Según los registros oficiales facilitados al supervisor bursátil, la compañía ha obtenido un resultado operativo estatutario de 89,6 millones, un 18% más respecto a los 75,9 millones de los primeros tres trimestres de 2021. Asimismo, los ingresos de Applus se han incrementado en un 16,3%, hasta alcanzar los 1.519 millones de euros. Por otra parte, la empresa ha registrado un beneficio bruto de explotación (ebitda) ajustado de 239,7 millones, un 15% más.

APPLUS SUBE EL BENEFICIO OPERATIVO, PERO EL MERCADO DESCONFÍA

El beneficio operativo ha aumentado en otro 16,6%, hasta los 148 millones de euros durante los primeros nueve meses del año respecto a hace un año. En cuanto al resultado ajustado antes de impuestos, la cifra aumenta hasta los 126,3 millones, un 16,2% más.

Applus en su salida a Bolsa
Applus en su salida a Bolsa

Para Amigó, este incremento de los ingresos y del resultado operativo ajustado ha obligado a modificar al alza las perspectivas para el cierre del año. A su juicio, «las mega tendencias globales de transición energética, electrificación y conectividad están siendo las principales impulsoras del crecimiento de la demanda de nuestros servicios». A estas variables se suma la buena demanda de los servicios en el mercado del petróleo y el gas de Energy & Industry.

Por otro lado, las divisiones de Laboratories como la de Idiada en Applus han tenido fuertes crecimientos, incluyendo la parte orgánica, con incrementos cercanos al 20% en los primeros nueve meses del año. La primera de ellas creció de forma orgánica en todos los negocios en los que opera, siendo los ingresos en el trimestre un 6,5% superiores a los del mismo periodo del ejercicio anterior, y un 8,1% en el periodo de nueve meses finalizado a 30 de septiembre, a lo que se le sumó el crecimiento derivado de las adquisiciones realizadas en los últimos 12 meses.

Idiada, por su parte, registró un crecimiento orgánico del 28,1% en tasa trimestral, impulsando el crecimiento orgánico del periodo de nueve meses al 21,2%. Estas dos divisiones siguen beneficiándose del incremento en el número de muestras que se envían para el análisis del comportamiento de nuevos materiales, incluyendo un contrato de tamaño significativo en Idiada de un nuevo productor asiático que está desarrollando nuevos modelos. También, según Applus, el desarrollo de nuevos productos y modelos derivado de la mega tendencia global de electrificación y conectividad.

GENERACIÓN DE CAJA E INCREMENTO DE DEUDA

El consejero delegado se muestra confiado para el último trimestre el año al considerar que el crecimiento se va a mantener para entonces, elevando así sus previsiones en los ingresos orgánicos de un dígito medio a «un dígito alto». La compañía, no obstante, ha subrayado que la generación de caja este año ha sido «buena» y la ratio de apalancamiento financiero se mantiene estable. Además, ha revisado el margen del resultado operativo revisado debido al impacto del incremento de los costes de energía, que espera en línea con el ejercicio anterior, con una mejora anterior prevista de entre 30 y 40 puntos básicos, según Applus.

No obstante, la deuda de la compañía asciende hasta los 909 millones si se incluyen las nuevas reglas contables, un 13% más respecto al cierre de diciembre del pasado ejercicio. Applus asegura que contiene la deuda en un nivel de apalancamiento estable, de 2,7 veces, y continuará con su plan de desinversiones para reducirla, así como la estrategia de asignación de capital a negocios de gran crecimiento y márgenes altos, junto con compras con sentido operativo, como las cinco adquisiciones realizadas este año.

GOLPE EN BOLSA A APPLUS

Asimismo, ha realizado una «buena generación de caja», pese a avanzar a un menor ritmo que en los pasados tres primeros trimestres del pasado año. Con todo, el consejo ha iniciado una recompra de acciones por un 5% adicional del capital social de la compañía, es decir, el doble del previsto hasta ahora. «Esto está en línea con nuestra estrategia de asignación de capital enfocada a la creación de valor y la optimización del retorno a los accionistas», ha afirmado el actual consejero delegado.

Por otro lado, la compañía ha anunciado el nombramiento del nuevo director financiero del Grupo, Julián José de Unamuno Moreno, que se incorporará a principios del próximo año.

La compañía no ha dado a conocer el impacto de la pérdida del contrato de ITV en Costa Rica, que suponen el 7% del total de ingresos de la división. Asimismo, la fuerte recuperación operativa no se ha trasladado a la Bolsa. Desde la rendición de cuentas, el precio de las acciones cae un 4%, hasta perder la cota psicológica de los seis euros. Este año, Applus pierde más de un 25% y su cotización se sitúa por debajo de los mínimos de marzo de este año, en pleno corte energético y sanciones a Rusia.


- Publicidad -