domingo, 5 febrero 2023 11:47

Miedo al BCE, Sunak primer ministro y llega el «huracán» japonés

Comenzamos otra semana de alto voltaje en la economía global, en la que destaca la reunión del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) que no sólo alumbrará una subida de los tipos de interés, sino que además anunciará medidas para reducir una parte del exceso de liquidez con el que se regó la eurozona durante la pandemia, alimentando la espiral inflacionaria.

BCE: UN NUEVO TIPO DE INTERÉS

Fíjense que incluso los chicos de Lagarde estudian crear un nuevo tipo de interés similar al que utiliza la Reserva Federal (el denominado repo inverso) para evitar la ruptura total del mercado. Como diría Groucho Marx si fuera un banquero central: «estos son mis tipos de interés y, si no le gustan, tengo otros».

La idea del BCE es establecer un mecanismo de control del precio del dinero en los préstamos garantizados a un día (mercado de repos), después de que el exceso de liquidez esté haciendo que los intereses fijados en estas operaciones se alejen mucho de las referencias marcadas como asumibles. La manipulación monetaria realizada por los aprendices de brujo que deciden el rumbo de los bancos centrales nos han metido en una ratonera de la que ellos mismos no saben salir. Y salen del paso acumulando intervención tras intervención, creando nuevos problemas sin solucionar los antiguos.

ahora toca plegar velas y el bce estudia endurecer las condiciones de las subastas de liquidez a la banca (TLTRO)

En la agenda del BCE también se contempla realizar cambios en las subastas a liquidez a largo plazo (conocidas como TLTRO) que en la práctica suponen un rescate permanente de las entidades financieras con la excusa de que éstas utilizarán los fondos para conceder más créditos. Ahora toca plegar velas y la autoridad monetaria endurecerá las condiciones de estas subastas, lo que se acompañará con una reducción de la remuneración de las reservas de los bancos. Si no se comunica en la reunión del próximo jueves se hará en la siguiente.

En cuanto a los tipos de interés de referencia, el mercado espera que el consejo de gobierno del BCE apruebe otra subida de tres cuartos de punto, dejando las tasas en el 2%. Y no será la última, ya que la previsión de los inversores es que en diciembre el banco central realice otro incremento de la misma cuantía. El consenso de mercado recogido por Bloomberg estima que la eurozona cerrará el año con los tipos de referencia en el 2,75%, una cifra no vista desde 2009.

PREOCUPACIÓN EN LA AGENCIA BANCARIA EUROPEA

Todas estas medidas aumentarán los costes de financiación de gobiernos, familias y empresas, lo cual afectará a los balances de los bancos, que ya ven las orejas al lobo de la morosidad. En España se debate algún tipo de ayuda a los hipotecados para que el incremento de los intereses no provoque impagos masivos, pero el problema no se ciñe exclusivamente a nuestra vieja piel de toro.

La agencia bancaria europea (EBA) ha celebrado un cónclave para determinar la gravedad del problema y la conclusión es que hay un alto grado de preocupación porque muchas familias se van a ver obligadas a acudir a créditos rápidos, cuyas condiciones rozan la usura y que son la antesala de una avalancha de impagos.

Y mientras se habla de la morosidad del sector privado, las autoridades corren un tupido velo sobre el endeudamiento de las Administraciones Públicas. El próximo año los Tesoros de la eurozona deberán realizar emisiones netas de 400.000 millones de euros en 2023, según las previsiones de Bank of America. Y eso que en este importe se descuentan ya las amortizaciones y las recompras del BCE. Supone un volumen récord y triplica la cantidad estimada para este año.

LOS TESOROS DE LA EUROZONA TENDRÁN QUE REALIZAR EMISIONES NETAS DE DEUDA POR VALOR DE 400.000 MILLONES EN 2023 ¿QUIÉN COMPRARÁ ESTOS BONOS?

La gran cuestión aquí es determinar quién va a adquirir esos bonos soberanos, porque con la banca central en retirada y los inversores huyendo como de la peste de la antaño conocida como “renta fija”, hay serias dudas sobre el éxito de estas emisiones.

Fuentes no oficiales del Banco Internacional de Pagos (BIS), indican a MERCA2 que está sobre la mesa relajar los requerimientos de capital de las entidades financieras (a través del SLR), del mismo modo que se hizo durante la pandemia, para que sean ellas quienes compren los bonos. Esto supondría trasladar riesgo soberano a los balances bancarios, lo cual demuestra la desesperación de los reguladores para mantener un edificio financiero cuyos cimientos están destruidos.

ESPAÑA: CRECIMIENTO «EN TORNO A CERO»

Esta semana también se hará publico el dato de Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre de España, que por primera vez ha sido anticipado por un directivo del Instituto Nacional de Estadística (INE), creando un importante revuelo en las altas instancias gubernamentales al derrumbar el discurso oficial que mantiene que el pasado verano la economía española recuperó vigor. 

«Tuvimos un buen crecimiento en el segundo trimestre (1,5%) y seguramente en el tercer trimestre, que lo vamos a dar dentro de unos días, estaremos con un crecimiento o decrecimiento… en torno a cero. Vamos a estar un poquito arriba, un poquito abajo», apunta el director general de Productos Estadísticos del INE, Alfredo Cristóbal. Estimación que el organismo público rechaza indicando que «no corresponde» al dato que publicará el próximo viernes, en el que todavía «se sigue trabajando y no está aún cerrado». 

EL FANTASMA DE DRAGUI

En el resto de Europa los focos están puestos en la toma de posesión de Giorgia Meloni como presidenta del nuevo Gobierno de Italia. La política económica será dirigida (al menos de cara al público) por Giancarlo Giorgetti, un hombre de la cuerda de Mario Dragui y que seguirá los designios que le marquen desde Bruselas. En realidad este hombre ha sido el segundo plato, porque el elegido para tener la cartera de Economía era Fabio Panetta, miembro del comité ejecutivo del BCE que no ha querido quemarse en el polvorín transalpino. 

Y mientras en el sur del Viejo Continente se intenta dar una apariencia de estabilidad, en Bruselas la cumbre de líderes se saldó sin ningún tipo de acuerdo sobre la forma de atajar la crisis energética. Como señala el economista y consultor Marc Vidal «los mandatarios europeos no han decidido concreto salvo que pasaremos frío, el gas será más caro, seguiremos en guerra y nos regarán de deuda pública».

Un buen resumen de la situación actual. La sangre no ha llegado al río porque el invierno no ha llegado con toda su crudeza. ¿Qué paradoja, verdad? El supuesto calentamiento global salva de momento a Europa del desastre energético.

PELEA EN REINO UNIDO

Si miramos a Reino Unido la dimisión forzosa de Lizz Truss no ha alejado los temores de los inversores, ya que ahora se abre un periodo de incertidumbre por las divisiones internas del partido conservador. El hombre de Goldman Sachs Rishi Sunak ha puesto demasiada carne en el asador para permitir que se celebren elecciones generales y no está dispuesto a soltar la presa ahora que puede alcanzarla. Primero dinamitó la presidencia de Boris Johnson, luego alimentó a los especuladores tras el plan fiscal de Truss y ahora quiere su cetro de mando. 

LA RETIRADA DE BORIS JOHNSON DEJA EL CAMINO LIBRE PARA QUE SUNAK, HOMBRE DE GOLDMAN SACHS, SE CONVIERTA EN PRIMER MINISTRO TRAS ACABAR CON TRUSS

La razón de que no haya comicios en Reino Unido es sencilla: los sondeos dan a la oposición laborista una gran ventaja respecto a los tories. El problema de fondo, según admitía este pasado fin de semana el diario británico Financial Times, es que Boris Johnson tenía muchas posibilidades de volver al número 10 de Downing Street, lo cual hubiera provocado un verdadero cisma en el seno del partido. Pero Sunak durmió anoche tranquilo al comprobar que su rival ha decidido abandonar la carrera para repetir como primer ministro. Otro nombre que ha estado en la quinielas como solución de consenso era Penny Mordaunt, líder de la Cámara de los Comunes.

PIB DE EE.UU. ¿MEJOR DE LO ESPERADO?

Y terminamos nuestro vuelo en Estados Unidos, que esta semana hará también pública la evolución del PIB del tercer trimestre que podría ser mejor de lo esperado, lo cual daría alas a la Reserva Federal para seguir subiendo los tipos de interés y podría truncar ese supuesto mercado alcista que algunos ven para las próximas semanas. Como siempre recordamos aquí, hemos llegado a un punto en el que los datos de crecimiento económico y bonanza laboral son vistos por el mercado con pesimismo porque anticipa nuevos incrementos de las tasas de referencia.

Cuidado también con la evolución de los rendimientos del activo seguro por excelencia, el bono a diez años estadounidense. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen reconoce sin tapujos que está muy preocupada por un posible colapso de la deuda pública de EE.UU. tras constatar que hay problemas de liquidez en el mercado de bonos del país.

JANET YELLEN RECONOCE QUE EL MERCADO DE BONOS DEL TESORO DE EE..UU. TIENE SERIOS PROBLEMAS DE LIQUIDEZ

En Wall Street ya se habla del «riesgo de venta forzada a gran escala o sorpresa externa», lo cual está disparando los intereses de los bonos del país. Para que se hagan una idea de lo que supone esto para los hogares les doy un dato escalofriante: las hipotecas a tipo fijo ya están en el 7,2%. Cuidado porque en Occidente estamos preocupados por el estallido burbuja inmobiliaria china y puede estar a punto de estallar otra al otro lado del Océano Pacífico.

EL «HURACÁN» JAPONÉS

Por cierto, no quiero despedirme sin mencionar el grave problema de deuda que tiene Japón, algo que no es noticia pero que puede serlo si se confirma que el banco central del país es incapaz de contener la hemorragia de sus bonos soberanos. Algunos analistas ya anticipan que el próximo «huracán» financiero va a proceder de tierras niponas.

Los rendimientos de la deuda pública del país se disparan mientras la divisa (el yen) registra mínimos de 32 años respecto al dólar. Habrá que estar atentos para ver el impacto que esta crisis tiene en el sector financiero japonés. Si el banco central se ve obligado a subir los tipos de interés la atrofiada economía del país asiático no será capaz de encajar el golpe.


- Publicidad -