sábado, 3 diciembre 2022 17:16

El BCE solo advertirá una vez a Sánchez de los peligros del impuesto a la banca

El Banco Central Europeo (BCE), cuyo Consejo de Gobierno se reúne este jueves, puede convertirse en la peor pesadilla de los europeos por la subida de tipos y también puede quitar el sueño al presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez. Puede haber una nueva subida de tipos y el mes que viene se publicará el ansiado dictamen del BCE sobre el impuesto a la banca que pretende aplica el Ejecutivo español, según fuentes del supervisor europeo consultadas por MERCA2. Estas mismas fuentes señalan que no va a haber más de un dictamen del BCE sobre esta cuestión, un solo pronunciamiento por escrito que se publicará online. El informe no es vinculante, pero las consideraciones que haga el supervisor pueden meter mucha presión al Gobierno.

LA PETICIÓN

De este modo, el análisis del organismo que preside Christine Lagarde no llegará por petición del Ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez sino que se conocerá su versión porque el Congreso vía Banco de España le hizo llegar la solicitud. De este modo, se cumple lo que ya deslizó en el pasado:el Gobierno no iba a acudir motu proprio al BCE a pedirle opinión sobre el impuesto a la banca. Esta acción que el Gobierno quiere llevar a cabo se encuentra en trámite parlamentario. Si el informe del BCE se publica antes de que el impuesto a la banca reciba el visto bueno del Congreso, la presión para el Ejecutivo será brutal en caso de que sea un texto crítico con la medida.

El español y el lituano no son el mismo caso y tampoco el contexto es el mismo

En cuanto a la visión del BCE, el supervisor ya le dio un palo al Gobierno lituano por un impuesto a la banca, pero como dicen fuentes internas del organismo que encabeza Lagarda: «El español y el lituano no son el mismo caso y tampoco el contexto es el mismo». 

Desde luego el contexto no es igual. Prueba de ello es que el economista Jefe del BCE, Philip Lane, apuesta por la subida de impuestos a las empresas altamente rentables, si bien la cuestión es cómo para no afectar a la economía, que es donde el BCE puede poner el acento y motivar su oposición. Según Lane, “desde el punto de vista de la equidad, pero también desde una perspectiva macroeconómica, los gobiernos deberían apoyar los ingresos y el consumo de los hogares y las empresas que más sufren”.

EL APOYO A LOS NECESITADOS

Su apuesta es que se financien con más carga impositiva para que no aumente el déficit. «La gran pregunta es si parte de este apoyo debe financiarse con subidas de impuestos para aquellos que estén mejor. Eso podría hacerse con tributos más elevados sobre los mayores ingresos o sobre industrias y empresas que son altamente rentables a pesar del shock energético. Si se apoya a aquellos que están necesitados mediante más impuestos, eso tiene menos efecto sobre la inflación que si se elevan los déficits.

el economista Jefe del BCE, Philip Lane, apuesta por la subida de impuestos a las grande empresas

Esta declaración supone un espaldarazo al Gobierno español. Está por ver si se queda solo en meras palabras cuando el Banco Central Europeo, llegado el caso, haga su valoración sobre el impuesto a la banca.  

En este punto, El BCE, con declaraciones públicas de cargos importantes, ya ha dejado ver que, a nivel general, no es partidario de este tipo de impuestos si de alguna forma contribuyen a restringir el crédito o perjudican a la solvencia del sector. En este punto, la propuesta que se está tramitando en el Congreso prevé un tipo impositivo del 4,8% sobre el margen de los intereses y las comisiones que cobran las entidades financieras que en el año 2019 hubiesen ingresado más de 800 millones de euros, sumando estos dos conceptos.

LO QUE PASÓ CON LITUANIA

En 2019, el BCE hizo ver que no le gustaba la idea del impuesto lituano a la banca. “En vista de lo anterior, y en consonancia con sus dictámenes anteriores, el BCE teme que el proyecto de ley sobre el impuesto sobre los activos de los participantes en los mercados financieros pueda tener un efecto adverso importante en el sistema financiero lituano y desencadenar posibles distorsiones no deseadas con respecto a los modelos de negocio de las entidades bancarias”, indicó el supervisor. “Por ello, el BCE insta a las autoridades lituanas a evaluar el impacto que la introducción de este impuesto tendría en la estabilidad del sistema financiero lituano. Por lo que respecta al proyecto de ley sobre el impuesto sobre la renta de las entidades de crédito, se recomienda que el proyecto de ley vaya acompañado de una evaluación exhaustiva del impacto de la introducción de este impuesto”, apuntaron desde el BCE.

La cuestión es si la banca recurrirá el impuesto ante la justicia si aprueba como ha llegado al congreso de los diputados

Además, hay otra cuestión derivada del impuesto. El Gobierno quiere prohibir a las entidades financieras que el impuesto lo acaben pagando los clientes mediante un encarecimiento del crédito y el Gobierno quiere que si esto pasa, sea una infracción grave de las entidades. Por su parte, la banca defiende que esta disposición va contra la normativa europea. Según destaca Cinco Días, la EBA requiere a los bancos que a la hora de formar los precios tenga en cuenta todos los costes relevantes, incluidos los impuestos.

La cuestión es si la banca recurrirá el impuesto ante la justicia si aprueba como está.


- Publicidad -