viernes, 9 diciembre 2022 1:28

El tren España-Marruecos toma velocidad de crucero

El culmen de las históricas buenas relaciones entre España y Marruecos parece próximo con la decisión del Gobierno de España de reanudar el proyecto de la construcción de un túnel ferroviario que uniría ambos países. Un túnel que recorrería el Estrecho de Gibraltar pero que tendría su punto de partida y destino a 40 km del Peñón.

Aunque el proyecto es más una utopía que otra cosa, pues ya hace 100 años que la idea está presente en ambas naciones, el Gobierno lleva ya dos años consecutivos mimándolo a base de partidas exclusivas de los presupuestos generales. La última de 750.000 euros destinada de manera dieta a Secegsa, la Sociedad Española de Estudios para la Comunicación Fija a través del Estrecho de Gibraltar y adscrita al Ministerio de Transportes.

Secegsa ha sido objeto de subvenciones por parte de los fondos europeos del Plan de Recuperación español

Todo bajo la atenta mirada del resto de países europeos, quienes aprueban el proyecto, pero no le dan prioridad. Lo lógico después de la mayor crisis sanitaria en 100 años y en un contexto económico de lo más complicado.

Con todo, las primeras ideas sobre la construcción de ‘algo’ que uniera España y Marruecos pasaba por un proyecto parecido al Canal de la Mancha que une Francia con Reino Unido. También se barajó la opción de levantar un puente elevado en vez de un túnel. Idea totalmente descartada debido a la morfología marina del estrecho de Gibraltar.

No obstante, el proyecto del túnel de Gibraltar podría estar más cerca que nunca, incluso a pesar de los altibajos recientes entre España y el Reino alauí. Desde Marruecos la intención primera para el desarrollo del túnel es positiva, aunque reconocen que no existe un proyecto definitivo encima de la mesa, algo para lo que ambos países deberían de poner fin.

EL TÚNEL DEL ESTRECHO DE GIBRALTAR

Parece entonces que ha sido de manera unilateral la decisión de relanzar el proyecto de ‘unificación’ España-Marruecos, aunque la dotación con parte de los presupuestos puede ser síntoma de colaboración y cooperación con el país vecino.

En 2022 el Ejecutivo ya dotó a Secegsa, la sociedad responsable del proyecto, de una partida de 750.000 euros para realizar una actualización del mismo, el cual llevaba una desactualización desde el año 2007. Idéntica cifra la destinada ahora en los Presupuestos Generales para 2023 para continuar en la misma senda. Con todo se espera que las dotaciones vayan en aumento hasta que se garantice la viabilidad del proyecto y así el inicio de las obras.

En la misma línea, Secegsa ha sido objeto de subvenciones por parte de los fondos europeos del Plan de Recuperación español. En concreto, 2,3 millones de euros condicionados a unos plazos ya marcado y que fueron otorgados en 2021 por los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia europeos. Sin duda un guiño desde Bruselas que reaviva el deseo de un enlace físico fijo entre Europa y África y una red ferroviaria que una a ambos continentes.

Un túnel ferroviario que recorrerá el estrecho de Gibraltar desde punta paloma hasta malabata

La actualización del proyecto parte de los avances tecnológicos en materia de construcciones y obras y en los adelantos en la gestión de obras subterráneas, mantenimiento y análisis submarino de la zona.

EL FUTURO DEL ESTRECHO

Precisamente si existe algún motivo por el que el túnel del estrecho de Gibraltar aún no está construido, aparte de las posibles diferencias entre ambos países o la dejadez en el proyecto en sí, sin duda alguna, son las dificultades a la hora de analizar la zona.

La primera de ellas es la que refiere al punto más estrecho ente España y Marruecos: a penas una distancia 14 km entre punta de Oliveros, en Tarifa, y el islote punta Cires, Tetuán. Sin embargo, los estudios ya realizados en la zona han descartado esos 14 km como la vía de construcción debido a las profundidades marinas que alcanza el estrecho en esa franja. Lo que dificultaría de manera extrema los trabajos de construcción. Además, da la casualidad de que justo es ese punto el más convulso de todo el estrecho y donde convergen diferentes corrientes.

Entonces llegado el momento, el túnel del estrecho de Gibraltar tendrá su boca norte a la altura de la Playa Punta Paloma (a unos 25 kilómetros de Punta de Oliveros) y su boca sur en la localidad de Malabata en Tánger. Un trazado que alcanzaría más de 40 km, casi tres veces más que la distancia entre Oliveros y Cires.

Los plazos del túnel del Estrecho de Gibraltar estarán planificados en el momento de la actualización completa del proyecto. No obstante, ya en 2007 estimaban unos plazos de 15 años desde el inicio de las obras hasta la inauguración del mismo.

Con todo, el aumento anual en las partidas de los Presupuestos Generales puede responder a la necesidad continua del Gobierno por agradar a Marruecos, incluso en tiempo de tensiones como los momentos de crisis vividos hace unos meses en referencia a la situación del Sáhara Occidental.


- Publicidad -