viernes, 9 diciembre 2022 1:46

El Circuit de Catalunya, un reguero de pérdidas y costes

El Circuit de Catalunya es deficitario y tampoco ha cumplido con las previsiones de la Generalitat, que prometió que volvería a los beneficios en 2019, pese a anotarse unas pérdidas de dos millones. Desde al menos 2010, este recinto registra números rojos, una situación invariable también con la pandemia y a falta de facilitar los datos de 2021, con una afluencia inferior a la de 2019.

Estás pérdidas se han sostenido pese a los constantes rescates de la Generalitat. Sólo el pasado año se inyectaron más de 19 millones de euros y con la salida del Ayuntamiento de Barcelona. Asimismo, ni el RACC ni el Ayuntamiento de Mataró ayudaron a inyectar capital, un hecho que reprochó la Sindicatura de Cuentas catalana, pese a tener una participación en la empresa.

El Circuit de Catalunya invertirá 30 M€
El Circuit de Catalunya invertirá 30 M€

Ahora, con visos de entrada en recesión en Estados Unidos y una crisis en ciernes en Europa, el Circuit de Catalunya se ha propuesto incrementar los ingresos con un plan bianual, pese a tener asegurados los grandes premios de Fórmula 1 y Moto GP hasta 2026. Para ello, la gestora y operadora impulsará el recinto para actividades de ocio, ferias y congresos, en un escenario único en España.

Todo ello, para venderlo como un motor económico y estructural no sólo en la comarca del Vallès Oriental, sino también para Cataluña al generar cerca de 49 millones de euros en ingresos tributarios, generar miles de puestos de trabajo y cerca de 315 millones en el PIB, el 0,05% del total de la comunidad autónoma.

EL CIRCUIT INVERTIRÁ 30 M€ EN PLACAS Y CARGADORES ELÉCTRICOS

Y es que, para la Generalitat es todo un símbolo, un activo considerado estratégico que ha estado a punto de desaparecer si la Fórmula 1 no volvía a correr en su pista. Con los números rojos encima de la mesa, el nuevo plan estratégico contempla una inversión de 30 millones de euros, dedicados a la sostenibilidad. De hecho, la parte troncal se centrará en la instalación de 18.480 metros cuadrados de placas fotovoltaicas en cubiertas, torres y edificios, con el fin de ahorrar costes drásticamente en la factura energética; cargadores eléctricos y sistemas de baterías para poder utilizarlas sin conectarse a la red.

El desafío del Circuito de Montmeló es atraer a congresos y ferias, con Barcelona y la Fira a apenas 22 kilómetros de distancia. Y es que, no sólo el desplazamiento de los congresistas va en contra de la sostenibilidad y del movimiento anticoches al que apoya la Generalitat, sino también de la propia logística, teniendo en cuenta el espacio de Congresos que tiene Barcelona, así como su oferta hotelera y servicios.

EL CIRCUIT DE CATALUNYA, UN POZO SIN FONDO

En día de carrera, por ejemplo, es habitual ver un denso tráfico en los alrededores de Montmeló, atascos kilométricos que afectan a vías principales como la AP-7. En un congreso o feria, el riesgo de colapso en el tráfico es latente por este motivo. Para el consejero de Empresa, Roger Torrent, este incremento de ingresos no compensaría los gastos que conlleva. Aún así, prosigue con el plan de mantener el reguero de números rojos. Con la excusa de mal pagador, Torrent ha afirmado que todos los circuitos son «deficitarios».

Queremos que sea también una infraestructura tractora para proyectos vinculados a la movilidad verde, la innovación y el entretenimiento

«Queremos que sea también una infraestructura tractora para proyectos vinculados a la movilidad verde, la innovación y el entretenimiento», ha señalado. Como si pudiera albergar competiciones de e-Sports, como hace la Fira de Barcelona; u otros eventos. Así, el consejero catalán reafirma que el Circuit de Catalunya se convertirá en una «herramienta de dinamización de la industria y de la innovación tecnológica en Cataluña». Como si fuera una extensión más para conseguir el objetivo de reindustrializar la autonomía, un reto bastante complicado en un momento en el que se están deslocalizando plantas y producción.

Con todo, las pérdidas continúan su curso en el Circuit, que ostenta ya más de 50 millones de euros en Presupuesto. En 2021, hicieron falta otros 19 millones para compensar el agujero, que ha aumentado en la última década hasta los más de 60 millones.

EL CIRCUIT, DEFICITARIO SE MIRE POR DONDE SE MIRE

Durante el último año, la Generalitat inyectó 19 millones de euros a la instalación para compensar la falta de rentabilidad. En los últimos doce años, el agujero supera los 60 millones de euros. La empresa gestora tuvo que dar un aval de la Generalitat para poder afianzar la celebración de los grandes premios de la Fórmula 1 y Moto GP hasta 2026. Un dinero abonado del bolsillo de los catalanes para mantener una empresa deficitaria con el argumento de ser una pieza vertebradora. La Generalitat ostenta el 66% de este capital, mientras que el RACC tiene el 18% y el Ayuntamiento de Montmeló, el 10%.

EL CIRCUIT, COMPETIDOR DIRECTO DE LA FIRA DE BARCELONA

Para Torrent, se debe producir un cambio «que debe ser impulsado a partir del compromiso inequívoco con la sostenibilidad, la colaboración público-privada y el trabajo conjunto con el territorio». Sin embargo, este mismo discurso se ha repetido en el tiempo a lo largo de los años sin que se haya materializado nada positivo en cuanto a las finanzas se refiere.

Además de la sostenibilidad ambiental, el Plan también apuesta por la diversificación para generar nuevos ingresos. El objetivo, por tanto, es mejorar la generación directa de recursos económicos y ser más eficiente de la mano de la digitalización.

Más allá de los 4.675 metros de pista, el Circuit dispone de 25 hectáreas de áreas verdes que posibilitan la organización de eventos singulares vinculados al mundo del entretenimiento y el ocio saludable. En este sentido, la capacidad organizativa y la experiencia en la celebración de eventos de masas es un valor añadido del Circuit a la hora de poder diversificar sus líneas de negocio durante todo el año.

UN ESPACIO DEMASIADO GRANDE Y SIN UNA OFERTA DE SERVICIOS COMO BARCELONA

Asimismo, el Circuit se convertirá en una herramienta de dinamización de la industria y de la innovación tecnológica en Cataluña, especialmente la vinculada a la movilidad verde y la automoción, que se enfrenta al reto de la descarbonización de su producción. Una herramienta alineada con el objetivo del Govern de reindustrializar Catalunya.

Además, pretende convertir el recinto en un encuentro para conciertos, pese a que Barcelona tiene instalados varios puntos importantes en el corazón de la Ciudad Condal, sin tener que desplazarse. Así, el Palau de Congresos, Montjuïc y el Primavera Sound son los principales recintos. También prevé realizar pruebas ciclistas, de escalada o carreras de fondo en asfalto.

Por otro lado, pretende incrementar las alianzas con el hub audiovisual y digital de las Tres Chimeneas con una apuesta por los e-Sports, en un recinto en el que no hay nada más que 25 hectáreas vacías. El gran evento los deportes electrónicos de Barcelona ocupó un pabellón en la Fira de Barcelona.


- Publicidad -