sábado, 3 diciembre 2022 2:59

Siemens Gamesa despedirá a 475 trabajadores en España

Siemens Gamesa despedirá a 475 trabajadores en España. La filial renovable de la multinacional alemana ha anunciado recortes de plantilla en los países donde opera enmarcados en su programa estratégico ‘Mistral’. En total, la compañía ejecutará hasta 2.900 despidos en todo el mundo par lograr un «crecimiento sostenible», según ha anunciado la compañía en un comunicado.

El recorte de plantilla en España afectará a algo más del 9% de la plantilla total que el grupo surgido de la fusión de la firma vasca Gamesa con la división eólica de Siemens tiene en el país, que asciende a un total de 5.097, según datos de la empresa. Los 2.900 puestos de trabajo que se verán afectados a nivel global son algo más del 10% de la plantilla, que consta de más de 27.380 empleados.

La estrategia de la multinacional afectará sobre todo en Europa. Además de en España, también habrá recortes de plantilla en Dinamarca (800), Alemania (300), y Reino Unido (50). Asimismo, se producirán ajustes en otras áreas geográficas según informó la compañía, añadiendo que los detalles de los países afectados se definirán en las negociaciones con los comités de empresa.

SIEMENS ANUNCIA UN NUEVO MODELO OPERATIVO

Tras 22 años de cotización en la bolsa española, Siemens Gamesa encara ya su recta final antes de ser excluida totalmente del mercado después de anunciar la OPA (oferta pública de adquisición) voluntaria el pasado mayo. Asimismo, con el lanzamiento de su programa ‘Mistral’, se puso en marcha un proceso de reorganización, tanto para identificar sinergias en distintas funciones como para ajustar la capacidad de producción a las demandas del mercado.

Jochen Eickholt, consejero delegado de Siemens Gamesa, afirmó que «nunca es fácil tomar una decisión de este tipo, pero este es el momento de llevar a cabo las medidas necesarias para dar un giro a la compañía y asegurar su futuro sostenible», haciendo referencia a los miles de despidos que llevará a cabo la empresa. «Necesitamos construir una Siemens Gamesa más fuerte y competitiva para consolidar nuestra posición como actor clave en la transición energética verde», dijo.

El grupo también indicó que esta medida de ajuste de plantilla supone un nuevo paso en la implantación de su nuevo modelo operativo, «diseñado para maximizar el potencial de la
compañía y permitir un crecimiento rentable a largo plazo a través de una estructura más sencilla y eficaz».

Además, Siemens Gamesa indicó que ha seguido trabajando para reforzar áreas de crecimiento en mercados estratégicos, «aprovechando su posición de liderazgo en el mercado offshore (eólica marina), así como para hacer crecer la cadena de valor y enfocar el negocio en los proyectos».

SALIDAS VOLUNTARIAS Y RECOLOCACIONES

La empresa señaló que «colaborará estrechamente» con los representantes de los trabajadores para minimizar el impacto de este ajuste, priorizando las salidas voluntarias y las recolocaciones. El periodo de negociación comenzará a principios de este mes de octubre.

El nuevo modelo operativo y la nueva estructura organizativa entrarán en vigor el 1 de enero de 2023. Los cambios en la plantilla se ejecutarán en función del resultado de las negociaciones con los comités de empresa, a más tardar antes del ejercicio 2025. Así, las salidas se producirán en los dos próximos años fiscales, 2023 y 2024.

Desde la culminación del cierre de la fusión de Gamesa y la división eólica de Siemens en 2017 el grupo ha llevado a cabo diversos ajustes en su plantilla que han afectado también a España. El último de ellos, a principios de 2021, supuso el cierre de las plantas de Somozas (A Coruña) y Cuenca.

IMPACTOS QUE HAN LLEVADO A PÉRDIDAS HISTÓRICAS

A lo largo de los últimos años, el grupo se ha visto impactado por la volatilidad del mercado y los retrasos en la cadena de suministro, así como por los retos internos que han afectado principalmente al segmento onshore (eólica terrestre).

En este sentido, el pasado mes de agosto la compañía disparó en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal sus pérdidas hasta los 1.226 millones de euros, lo que supone más que triplicar los ‘números rojos’ de 368 millones de euros que había registrado hace un año.

Pero la realidad es que, desde desde que tomara el control la matriz alemana, por la empresa han pasado hasta tres consejeros delegados alemanes en a penas cuatro años y ninguno ha conseguido reconducir la situación financiera.

Un escenario que ha llevado a Siemens Energy ha anunciado una OPA por 32,9% del capital que no posee para excluirla de bolsa, agravaba la situación que atraviesa desde 2020, cuando en plena pandemia entró en un ciclo de ‘números rojos’. En ese 2020, la compañía tuvo pérdidas récord anuales de 918 millones de euros y en 2021 los ‘números rojos’ fueron de 627 millones.


- Publicidad -