sábado, 3 diciembre 2022 7:30

La patronal de hostelería prevé una caída de las ventas en el último trimestre

Hostelería de España ha avisado de las perspectivas negativas a las que se enfrentan bares y restaurantes de cara a los tres últimos meses del año. La patronal prevé una caída en las ventas para el último trimestre del año y ha calificado la situación que atraviesa el sector «de extrema gravedad». La inflación por el alza de precios de electricidad y gas es el principal motivo que argumentan a través de un comunicado.

La organización ha destacado que el sector s encuentra «muy sensibilizado» por este problema, debido a que, pese a registrar buenos datos generales del verano en materia de ingresos, los márgenes de beneficios y la rentabilidad de los negocios quedan lastrados por el elevado coste energético. El precio de la energía experimentó una subida del 37,4% en agosto y, en concreto, la electricidad superó el 60% respecto al mismo período del año anterior.

En este sentido, la mayor parte de los negocios hosteleros (75%) ha notado que el aumento generalizado de costes ha propiciado una tendencia al ahorro por parte del cliente, que se ha manifestado principalmente en la reducción del ticket medio en agosto, según el 54,5% de los encuestados.

MÁS DEL 70% DE LOS HOSTELEROS CREEN QUE FACTURARÁN MENOS

Es por ello que las previsiones de bares y restaurantes para el último trimestre del año son de caída media de ventas. Un 71,3% de los hosteleros piensa que la facturación va a ser inferior que la de 2019, mientras que un 21,7% cree que las ventas se van a mantener.

Solo el 7% de los profesionales del sector piensa que va a superar las cifras prepandemia. De los que piensan que la facturación va a ser inferior, más de un 80% cree que la caída de ingresos va a ser superior al 10%.

Para hacer frente a este escenario, Hostelería de España ha puesto en marcha un calendario de acciones, comenzando la semana pasada con un envío de cartas a presidencia del Gobierno y Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico solicitando reunión para abordar la situación y medidas propuestas.

Una medida que se suma a la llevada a cabo la semana pasada, cuando los hosteleros enviaron una carta a los principales operadores energéticos con las demandas y preocupaciones del sector ante la situación del incremento de precios.

BONOS ELÉCTRICOS CON LOS REMANENTES DE LAS AYUDAS DEL COVID

Ante las perspectivas negativas, la patronal también ha propuesto la creación de bonos eléctricos, aplicando los remanentes de las ayudas Covid no aplicadas y valoradas en 3.000 millones de euros, así como rebajar los impuestos y peajes eléctricos para paliar el impacto del incremento de los costes energéticos en el sector, según ha informado la patronal en un comunicado.

«Es necesario que desde las diferentes administraciones, nacional, autonómica y local en diputaciones y ayuntamientos, diseñen medidas de apoyo al consumo, reducción de costes y transición hacia fuentes de energía renovables», han destacado los hosteleros.

En este sentido, reclaman una reclasificación por los cambios en su estructura de costes y el disponer de un estatuto similar al de consumidor electro intensivo, así como la eliminación de peajes y la búsqueda de fórmulas de contratación adaptadas a la realidad de sector.

La patronal de bares y restaurantes también pide rebajar los impuestos eléctricos y los costes regulatorios, estableciendo suspensiones temporales, moratorias y aplazamientos y otorgar avales públicos para poder acceder a compras de suministros renovables a largo plazo por parte de grupos de usuarios.

LA ENERGÍA REPRESENTA ENTRE EL 6% Y EL 8% DE LOS COSTES

Asimismo, Hostelería de España insta a que se promuevan los sistemas de compra agrupada y subastas de contratación en el sector.

Según los datos que maneja Hostelería de España, la energía representa entre el 6% y el 8% de los costes de un negocio hostelero, por lo que una subida de un tercio puede provocar un aumento de entre el 2% y 3% de los gastos fijos en las empresas del sector.

El coste medio de un local de restauración puede situarse actualmente en una media de entre 3.000 y 6.000 euros, que varía en función del tamaño, la localización y los servicios que se realicen. De este modo, el porcentaje de subida del recibo de la electricidad dependerá del tamaño y tipo de negocio hostelero, que podría situarse entre un 20%-40%.


- Publicidad -