sábado, 3 diciembre 2022 6:05

La paga de Mapfre contra la inflación pierde la batalla con la banca

Por ahora es una batalla perdida para los que pretenden que cunda el ejemplo de la paga de Mapfre para paliar la subida del coste de la vida. Las entidades financieras no están dispuestas, al menos hasta la fecha, a dar un paso al frente de modo individual, como ha hecho la empresa que encabeza Antonio Huertas en el sector de los seguros, para negociar cómo contribuir a el agujero que la inflación está provocando en el poder adquisitivo de los trabajadores no sea tan negativo. Fuentes sindicales ven muy difícil que esta postura de la banca cambie y dan por sentado que la solución, si se es que se llega a un acuerdo, será colectiva, es decir, mediante un acuerdo con las patronales. De este modo, la fórmula Mapfre, la de pagar un dinero de una vez para paliar los efectos del incremento del coste de la vida, duerme el sueño de los justos.

SIN ACTUACIÓN INDIVIDUAL

Los bancos no van a dar de modo individual una paga de 350 euros por empleado para compensar la inflación, tal y como hizo la aseguradora Mapfre en la nómina del pasado mes de julio. Al menos no lo harán, por ahora, de modo, individual. Otra cosa será si hay un acuerdo entre las patronales del sector financiero

La solución, si llega, será una solución colectiva

Fuentes sindicales procedentes de dos de las entidades financieras más importantes de este país han hecho el mismo vaticinio sobre la negociación para conseguir que las empresas compensen de algún modo a los trabajadores la pérdida de poder adquisitivo: “Esto se resolverá con las patronales, será una solución colectiva porque las entidades de modo individual no están dispuestas a dar el paso”. Otra cuestión es que como suele ser habitual en los convenios colectivos, las patronales fijen unos puntos de partida generales que, luego, basándose en ellos, tengan su propia adaptación en el seno de cada de empresa.

LA APLICACIÓN

No obstante, si llega el acuerdo, está por ver cómo será su aplicación. Fuentes sindicales apuntan a que la idea es que haya un acuerdo por el cual todas las entidades paguen lo mismo a los trabajadores para compensar la pérdida de poder adquisitivo.  En base a ello, los sindicatos están tratando de convencer a la CECA y la patronal de banca de la necesidad de alcanzar un acuerdo sobre este punto, pero, por ahora, solo la Asociación Española de Banca (AEB) ha dado muestras de estar dispuesta a poner en marcha una fórmula para paliar los efectos de la inflación.  En el caso de la patronal de las antiguas cajas, la CECA no está por la labor por ahora y se está limitando a señalar que analizan la situación en el marco del Observatorio del Convenio Colectivo de Ahorro.

LAS AMENAZAS

De hecho, esta posición de la patronal ha puesto en guardia a los sindicatos, que han amenazado con movilizaciones si las patronales no aceptan abrir el convenio para negociar la compensación salarial. Pese a todo el diálogo sigue abierto y en esta tarea las centrales sindicales han encontrado en la práctica  un apoyo inesperado: el de la patronal de banca, la organización que preside Alejandra Kindelán. Y es que en la última cita entre las Asociación Española de Banca y los sindicatos, la patronal aceptó ponerse manos a la obra para presentar una propuesta sobre la inflación y la remuneración de cara al próximo encuentro.

LA AEB ha mostrado su disposición a buscar soluciones a los planteamientos SINDICALES

“En la reunión mantenida este martes, 20 de septiembre de 2022, la AEB ha mostrado su disposición a buscar soluciones a los planteamientos que CC OO, UGT y FINE les expusimos en anteriores reuniones”, indicaron los sindicatos en un comunicado. “Las tres organizaciones sindicales tenemos claro que cualquier planteamiento debe sustentarse en recuperación salarial de 2021, cláusula de revisión salarial en 2022 y 2023 revisión de dietas, kilometraje y teletrabajo y sin compensación  ni absorción”.

LOS SINDICATOS Y LA REUNIÓN

La patronal AEB le ha convocado a una próxima reunión el día 29 de septiembre y de cara a la misma, la organización que preside Alejandra Kindelán s ha comprometido “a presentar una propuesta concreta”. “Por nuestra parte, hemos manifestado nuestro agradecimiento al gesto de la patronal y que hayan mostrado cierta sensibilidad hacia la situación extraordinaria que están padeciendo las plantillas del sector. Esperamos que, la responsabilidad social de la que tanto hacen gala, se traduzca en una propuesta seria, equilibrada y justa”, apuntan fuentes sindicales.

La AEB DE ALEJANDRA KINDELÁN HA PUESTO EN UN BRETE A LA CECA

Con esta simple apuesta, Kindelán ha puesto en un brete a la patronal que preside Isidro Fainé, que se verá las caras con los sindicatos el próximo 4 de octubre.

Para estas fuentes un factor fundamental es que las líneas de conversación no se rompan pese a las diferencias que pueda haber con las patronales, en este caso, sobre todo, con la CECA, que es quien, sobre el papel, mantiene una postura más dura que la AEB.

DIÁLOGO TOCADO

El diálogo no está roto con la patronal de las cajas, pero sí ha quedado tocado. Ocurre que, aunque son ámbitos parecidos pero distintos y con convenios distintos, la posición que ha tomado la Asociación Española de Banca mete presión a la patronal de las cajas, la CECA.

ES COMPLICADO QUE LAS PATRONALES ACEPTEN VOLVER A LA CLÁUSULA DE REVISIÓN SALARIAL

Ahora lo que está por ver es qué propuesta presenta la patronal de los bancos –complicado que acepten las cláusulas de revisión salarial- y sí es una la CECA cambiará de posición y se decantará por presentar una propuesta a los sindicatos.

LOS OBSERVATORIOS

“Si las patronales no atienden en el marco del Observatorio de los convenios de Banca y Ahorro las razones de los representantes de los trabajadores para que se abra una negociación en la que se actualice la revisión de nuestros salarios, emprenderemos acciones”. “Si no quieren atender a razón en la mesa, tendrán que continuar escuchando nuestros argumentos y reivindicaciones fuera d ella”,  indican a MERCA2 desde el sindicato FINE, que está presente en Banca y Ahorro.

La inflación media en España está en el 6,1% en lo que va de años y los aumentos que marcan los convenios colectivos no llegan ni de lejos a este porcentaje. Este es el problema que tienen los trabajadores y que en muchos casos no se ha paliado por parte de las empresas


- Publicidad -