miércoles, 28 septiembre 2022 0:58

Aena pierde atractivo inversor entre presiones inflacionistas

Aena sigue perdiendo atractivo en el mercado ante la mayor preocupación por el aumento de costes derivados de la inflación. El gestor aeroportuario presidido por Maurici Lucena ha vuelto a sufrir una rebaja de precio por parte de los analistas de Barclays, que ven un mayor riesgo macroeconómico en los aeropuertos europeos que en otros mercados. Se suma así a una oleada de recortes de valor que la compañía viene acumulando en los últimos meses.

La empresa pública ha experimentado un crecimiento importante durante el verano, llegando a alcanzar el 92,6% del tráfico registrado en 2019, pero las perspectivas de los expertos para lo que resta de año y principios de 2023 son más cautelosas. Asimismo, Aena es una de las firmas de infraestructuras con peor comportamiento en el mercado en lo que va de ejercicio, perdiendo un 16,5% de su valor y su cotización situándose cerca de mínimos anuales.

Es por ello que Barclays ha sido la última en sacar la tijera con la cotizada española, pasando desde una calificación de ‘neutral’ a ‘infraponderar’ sobre el valor de Aena. Del mismo modo, los analistas de la entidad londinense han recortado su precio objetivo desde los 131 euros hasta los 115 euros por acción, lo que supone una rebaja de su valor hasta dejarlo sin potencial de revalorización.

Tras la valoración de Barclays, las acciones de la compañía cayeron un 1% en el Ibex 35. El motivo principal de los expertos de la firma británica es la mayor sensibilidad de las tarifas de los aeropuertos europeos a la inflación y el aumento del coste del capital. En este sentido, Barclays se declina por aquellos pertenecientes a México por su menor riesgo a los vaivenes provocados por la situación macroeconómica y por su rendimiento del capital permitido en términos reales.

LA BANCA DE INVERSIÓN RECORTA EL POTENCIAL DE AENA

Pero no es la única que ha venido haciendo rebajas en el valor del gestor aeroportuario recientemente, sino que la evolución de las valoraciones a lo largo de este año reflejan la pérdida del atractivo inversor para las principales firmas del consenso de mercado recogido por Bloomberg. De esta manera, JP Morgan recortó su precio el pasado agosto desde los 158 euros hasta los 156 euros por acción. La rebaja es más acentuado si echamos la vista atrás, cuando el banco estadounidense veía el potencial de Aena en los 162 euros.

Los analistas del banco aseguran en su último informe sobre la empresa que la atención a la regulación y al MAGS (el canon base que pagan los inquilinos por los alquileres comerciales dentro de los aeropuertos) han pesado sobre sus acciones. Aunque destacaban su buena posición para la recuperación del tráfico aéreo, seguían viendo como principal riesgo las presiones inflacionistas por el aumento en los costes.

Y pasa lo mismo con entidades como Morgan Stanley, Santander, RBC Capital o Deutsche Bank que, o bien han acometido recortes a su precio objetivo, o bien han rebajado sus recomendaciones de inversión sobre la compañía. La tendencia es la misma y, aunque se trata de una empresa perteneciente a un sector menos afectado por la inflación que el de las aerolíneas, su atractivo se ha ido reduciendo desde enero de este año.

A pesar de todo, la empresa pública sigue contando con un potencial medio de revalorización superior al 20%, según estima el consenso de mercado. En este sentido, el precio medio objetivo a doce meses se sitúa en los 145 euros por título, lo que supone que todavía cuenta con recorrido alcista por alcanzar si la inflación no castiga excesivamente su actividad.

LA GUERRA CON AVIACIÓN CIVIL SE INTENSIFICA: 2.500 MILLONES DE EUROS EN JUEGO

Además de este escenario marcado por el contexto económico inflacionista, Aena tiene otros frentes abiertos y mucho en juego. La compañía irá con todo en su litigio contra Aviación Civil por la compensación económica que exige por las pérdidas ocasionadas a causa del Covid-19 debido al descenso de la actividad comercial.

De esta manera, Aena ha presentado recientemente un informe pericial elaborado por la consultora Deloitte, que cifra el daño económico en 2.482 millones de euros, según informó Cinco Días. El documento cifra en 1.394 millones de euros la pérdida en la actividad regulada en 2020 y en 1.088 millones en 2021.

El nuevo informe que presenta Aena llega después de que se le negara la apertura del Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) 2017-2021 para probar los dos años de derrumbe de la actividad por causas ajenas a su gestión. Algo justificado por Transportes y apoyado por las principales aerolíneas.

Tanto Aviación Civil como el Ministerio de Transportes se niegan a compensar al gestor aeroportuario por el período mencionado y será el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el que decida en esta batalla legal. El organismo ha requerido al ministerio que dirige Raquel Sánchez que emplace a los interesados en este caso, especialmente a las aerolíneas.


- Publicidad -