miércoles, 28 septiembre 2022 0:27

Estos son los síntomas que podrían indicar que tienes diabetes

La diabetes es una enfermedad cada vez más común en todo el mundo. Se produce cuando el páncreas no es capaz de producir insulina, o las células se vuelven insensibles a ella. La insulina es una sustancia imprescindible para distribuir el azúcar a las células, de la que toman su energía para funcionar con normalidad. Si esta parte del proceso falla, se produce una acumulación del azúcar en sangre. Según los estudios más recientes, el 13,8% de los españoles tiene diabetes tipo 2, lo que equivale aproximadamente a 5,3 millones de personas. El problema es que muchos pacientes desconocen que padecen esta enfermedad, porque en el inicio los síntomas pueden ser sutiles.

La insulina es una hormona cuya misión es la se transforma los hidratos de carbono que ingerimos en los alimentos, en energía para el funcionamiento de las células. Por lo tanto, si el páncreas no produce la cantidad suficiente, o el organismo no reacciona a su efecto, entonces se produce un incremento de azúcar en sangre, dando lugar a las formas más comunes de diabetes, la tipo 1 y tipo 2. Una de las principales dudas es, ¿cómo identificar los síntomas? ¿Qué efectos produce el aumento de azúcar en la sangre? Hay algunas señales que podrían hacernos sospechar que podemos encontrarnos ante una caso de diabetes.

GANAS DE ORINAR

diabetes

Cuando la glucosa se acumula en la sangre, los riñones se ven forzados a trabajar más intensamente para poder filtrar eficazmente la sangre y eliminar el azúcar por medio de la orina. Esto significa que la persona necesita ir al baño a orinar con más frecuencia. Al perder más líquidos, la sensación de sed también se incrementa, así que este es otro síntoma que puede hacernos pensar que se ha desarrollado una diabetes.

PÉRDIDA DE PESO

La diabetes tipo 1 concretamente, suele estar asociada a una pérdida de peso inexplicable, y una sensación continua de apetito.

VISIÓN BORROSA POR LA DIABETES

Cuando se produce un exceso de glucosa en sangre, el organismo tiende a perder líquidos, incluyendo los que mantienen humectadas las mucosas del cuerpo. Esto se nota también en la humedad natural del cristalino de ojo, que al secarse reduce la capacidad para poder enfocar correctamente. Por lo tanto, detrás de la sensación de ojo puede esconderse una diabetes sin diagnosticar. Es muy importante tratarlo cuanto antes porque si la sequedad no se controla, los vasos sanguíneos que irrigan el ojo podrían resultar dañados y derivar en una retinopatía diabética y problemas de ceguera.

diabetes

CANSANCIO

El incremento del azúcar en sangre se debe a un problema con la insulina, la hormona que permite que la glucosa pueda penetrar en las células, donde se transforma en energía. Si este proceso no se da, entonces el organismo no puede producir energía para funcionar correctamente, lo que se traduce en cansancio generalizado. A veces la fatiga está relacionada con otros factores asociados a la diabetes como la deshidratación, la hipertensión o la obesidad.

INFECCIONES CRÓNICAS

Un organismo con diabetes no puede eliminar adecuadamente los agentes patógenos, y, por lo tanto, es más vulnerable a infecciones. Las más habituales son la periodontitis, la gingivitis o en general, las patologías que afectan a la boca y las encías.

diabetes farmacia Merca2.es

Es importante que se haga una detección precoz de la diabetes para evitar daños graves en el organismo y mantener la salud del paciente. El problema es que en los primeros estadios de la enfermedad, los síntomas son casi imperceptibles, sobre todo en el caso de la diabetes tipo 2. Al no general especiales molestias, se ignoran o no se relacionan con un problema de salud serio. Por eso, si se detectan alguna de las señales anteriores, es recomendable acudir a un médico para confirmar (o descartar) esta enfermedad. Una diabetes no diagnosticada y sin tratar puede ocasionar problemas de salud muy graves como enfermedades cardiacas o renales, trastornos de la vista o coma diabético, entre otros. El diagnóstico es sencillo y rápido, con un análisis de sangre hecho en un laboratorio.

PREVENIR LA DIABETES

La diabetes se puede prevenir, ya que en muchos casos su aparición se debe a malos hábitos que con el tiempo terminan provocando problemas metabólicos. El primer paso para la prevención es perder peso y mantenerlo. Las personas con sobrepeso y obesidad, puede retrasar y prevenir la aparición de diabetes, perdiendo el 10% de su peso actual.

Complementario a esto, hay que mantener una alimentación equilibrada y saludable, con una ingesta calórica adecuada, retirando los azúcares y las grasas y priorizando el consumo de frutas, verduras y cereales. Nunca está de más consultar con un nutricionista que nos dé pautas claras para guiarnos hacia una alimentación sana para el resto de nuestra vida. El tercer punto importante es el movimiento. Hay que hacer ejercicio de forma regular, ya que ayuda directamente a equilibrar los niveles de azúcar en sangre. Unos 30 minutos de actividad física, al menos 5 días a la semana, puede reducir considerablemente el riesgo de diabetes 2.


- Publicidad -