domingo, 2 octubre 2022 14:09

Alejandra Kindelán (AEB) pone la primera piedra para la revisión salarial en el sector

La inflación puede hacer estallar todos los sectores, pero, de momento, la patronal de banca ha conseguido sofocar el incendio. La pelota estaba en el tejado de la presidenta de la patronal de los bancos, Alejandra Kindelán, y la número uno de la Asociación Española de Banca (AEB) ha conseguido encauzar la situación con los sindicatos. El ambiente en el sector financiero se estaba enrareciendo por la negativa de las patronales a abrir los convenios y las centrales sindicales habían amenazado con medidas si las patronales se enrocaban. En este marco, la AEB ha aceptado buscar soluciones en el marco de las propuestas sindicales, lo que tranquiliza a los sindicatos. Falta por ver si en Ahorro consiguen encarrillar el diálogo del mismo modo.

EL PLANTEAMIENTO

“En la reunión mantenida este martes, 20 de septiembre de 2022, AEB ha mostrado su disposición a buscar soluciones a los planteamientos que CC OO, UGT y FINE les expusimos en anteriores reuniones”, indicaron los sindicatos en un comunicado. “Las tres organizaciones sindicales tenemos claro que cualquier planteamiento debe sustentarse en recuperación salarial de 2021, cláusula de revisión salarial en 2022 y 2023 revisión de dietas, kilometraje y teletrabajo y sin compensación  ni absorción”.

La patronal AEB les ha ha convocado a una próxima reunión el día 29 de septiembre y de cara a la misma, la AEB se ha comprometido “a presentar una propuesta concreta”. “Por nuestra parte, hemos manifestado nuestro agradecimiento al gesto de la patronal y que hayan mostrado cierta sensibilidad hacia la situación extraordinaria que están padeciendo las plantillas del sector. Esperamos que, la responsabilidad social de la que tanto hacen gala, se traduzca en una propuesta seria, equilibrada y justa”.

Por su parte, fuentes de la patronal de banca señalaron que «en la reunión se ha analizado la difícil situación actual y expresado la preocupación de los bancos en las actuales circunstancias. A pesar de lo cual se ha expresado la  predisposición  para seguir avanzando en la búsqueda de una solución compartida en próximas reuniones».

EL DIÁLOGO

El gesto de la patronal AEB contribuye a mantener el diálogo en un camino de cordial. En este sentido,  sobre el papel,  la situación es un poco más complicada en el ámbito de Ahorro, donde están por ejemplo los trabajadores de CaixaBank, Unicaja, Abanca y Kutxabank.

De facto, la reunión de hoy ha servido para confirmar que Alejandra Kindelán es el parachoques del sector financiero para frenar las posibles revueltas que puedan producirse por los efectos de la inflación en la pérdida de poder adquisitivo de los empleados del sector.

Kindelán ha conseguido que la patronal salga airosa y calmar A Los sindicatos

La presión estaba en el tablero de la AEB y Kindelán ha conseguido que la patronal salga airosa y calmar los ánimos de los sindicatos, que salieron muy enfadados de la cita con la patronal de Ahorro (CECA), a tal punto que elevaron el tono contra la patronal del sector que se supone es más amable  -en comparación a la AEB- y amenazaron con movilizaciones.  Confían fuentes financieras en que las cosas nunca son lo que parecen y que el distanciamiento importante que ha habido entre la patronal de las cajas, en la que la voz cantante la lleva CaixaBank, y los sindicatos, no sea tan profundo como parece y se pueda reconducir pese a las diferencias sobre cómo actuar para paliar la influencia del aumento del coste de la vida (inflación).

LA CECA

Por ahora, hay que esperar al próximo cuatro de octubre cuando la CECA y los sindicatos se verán de nuevo las caras. Para estas fuentes un factor fundamental es que las líneas de conversación no se rompan pese a las diferencias que pueda haber. De hecho, si esto fuera así y la opinión pública percibiera que la AEB tiene una mejor disposición al acuerdo que la CECA, la patronal de las cajas, que se supone que tiene componente más social, se vería en un compromiso, ya que si no moviera ficha, su imagen, se vería afectada.

El diálogo no está roto con la patronal de las cajas, pero sí ha quedado tocado. Ocurre que, aunque son ámbitos parecidos pero distintos y con convenios distintos, la posición que ha tomado la Asociación Española de Banca mete presión a la patronal de las cajas, la CECA.

EL DIÁLOGO CON LA PATRONAL DE AHORRO (cECA) NO ESTÁ ROTO

Ahora lo que está por ver es qué propuesta presenta la patronal de los bancos –complicado que acepten las cláusulas de revisión salarial- y sí es una la CECA cambiará de posición y se decantará por presentar una propuesta a los sindicatos.

LOS OBSERVATORIOS

“Si las patronales no atienden en el marco del Observatorio de los convenios de Banca y Ahorro las razones de los representantes de los trabajadores para que se abra una negociación en la que se actualice la revisión de nuestros salarios, emprenderemos acciones”. “Si no quieren atender a razón en la mesa, tendrán que continuar escuchando nuestros argumentos y reivindicaciones fuera d ella”,  indican a MERCA2 desde el sindicato FINE, que está presente en Banca y Ahorro.

La inflación media en España está en el 6,1% en lo que va de años y los aumentos que marcan los convenios colectivos no llegan ni de lejos a este porcentaje. Este es el problema que tienen los trabajadores y que en muchos casos no se ha paliado por parte de las empresas.


- Publicidad -