jueves, 6 octubre 2022 1:41

Ideas para decorar un salón pequeño rectangular

El salón o sala de estar a menudo es el centro del hogar, donde todos pasan horas y horas con la familia o amigos o disfrutan de un merecido descanso al acabar el día. Pero cuando este espacio es pequeño y rectangular, puede parecer imposible organizar los muebles y decorarlo. La buena noticia es que es posible tener un salón pequeño y rectangular que aproveche el espacio al máximo, tenga todo lo necesario y a la vez, siga pareciendo espacioso.

Los salones rectangulares y pequeños tienden a parecer desordenados si no se diseñan con precisión. Por eso hemos preparado una guía detallada con 5 ideas sobre cómo decorar un salón pequeño y rectangular.

1.    Elige muebles multiusos

Los muebles multiusos son una forma estupenda de ahorrar espacio y, al mismo tiempo, garantizar que tu salón sea lo más acogedor y funcional posible. Puedes colocar estanterías cerca de las ventanas para que puedan servir de asientos en ellas, o en optar por muebles de mesa de centro de felpa que también puedan utilizarse como asientos.

Otra gran idea es aprovechar el espacio al máximo haciendo que sea posible usar el salón como cuarto de invitados. Para ello solo tienes que elegir un sofá cama o un colchón plegable. Este tipo de muebles servirán de asiento habitual y cuando lo necesites se convertirán en cómodos lugares de descanso. No pierdas el tiempo con largas búsquedas en internet, puedes encontrar las mejores ofertas en TuCamaPlegable.com.

2.    Delimita las zonas con alfombras

Para separar visualmente las zonas de la habitación, para separar las funciones de la misma (zona de sofás, comedor, etc.), puedes utilizar distintas alfombras. Los bordes de las alfombras indican visualmente que se está pasando de una zona a otra, lo que evita que los muebles parezcan abarrotados y puestos de cualquier manera.

Ten cuidado de no mezclar muchos estilos o colores fuertes. Los colores neutros hacen que un espacio pequeño parezca más grande, especialmente en el caso de las alfombras. Deberás optar por textiles de colores claros, que harán que una habitación parezca ligera y espaciosa, independientemente de su tamaño.

3.    Instala estantes o baldas con sujeción invisible

Los estantes pueden no parecer la mejor idea si tratas de minimizar el desorden, pero este tipo de baldas sin sujeciones visibles te ayudarán a aportar espacio de almacenamiento sin tener que usar muebles que te quiten mucho espacio.

Instalar unas cuantas baldas o estantes con fijación invisible para los libros, la decoración o el almacenamiento es, además, una forma excelente de aprovechar el espacio de la pared de forma inteligente. En lugar de añadir voluminosos armarios o estanterías, mantén tus objetos en las paredes para conseguir un aspecto limpio y abierto.

4.    Escoge muebles con patas expuestas

Las sillas, sofás y mesas con patas expuestas ayudan a abrir el espacio y te dan la opción de un almacenamiento adicional. Tanto si los dejas vacíos como si añades una cesta para guardar tus mantas, los muebles de este tipo harán que tu habitación parezca más espaciosa.

Te conviene centrarte en armarios y estantes colgantes o en el almacenamiento de la mesa de centro. El espacio del suelo es esencial para permitir pasar cómodamente, pero además, elegir este tipo de mueble crea la ilusión óptica de más espacio.

5.    Ilumina el espacio

Para conseguir que un salón pequeño y rectangular parezca amplio y luminoso necesitas iluminar el espacio. Puedes conseguirlo de dos maneras:

·        Las paredes

Evita los colores oscuros en las paredes, que tienden a hacer que parezca que las paredes se te echan encima. Elige colores claros como el blanco suave, el vainilla o el gris claro para ofrecer un aspecto más amplio. Elige un acabado de pintura satinado en lugar de un acabado mate o liso para que la superficie de la pared sea más reflectante y la luz rebote en ella, creando una sensación más abierta y aireada.

·        Luz natural

Iluminar el espacio crea la ilusión visual de una habitación más grande. Si la privacidad no es un problema, deja las ventanas descubiertas para que la luz natural entre en el interior. Siempre puedes poner una lámina solar a las ventanas descubiertas para evitar miradas indiscretas y a la vez proteger de los dañinos rayos ultravioleta, que pueden desteñir el mobiliario interior.

Decorar un salón rectangular es complicado y la tarea es aún más difícil cuando se cuenta con un espacio reducido. Esperamos que estas ideas te ayuden a conseguir el salón espacioso y funcional que deseas.


- Publicidad -