lunes, 26 septiembre 2022 21:26

Las industrias europeas del aluminio y el acero ven insuficientes las medidas energéticas de Bruselas

Las industrias europeas del aluminio y el acero consideran que las medidas planteadas por la Comisión Europea para hacer frente al incremento de los precios energéticos no son suficientes y no frenarán los problemas del sector, según han asegurado los ‘lobbies’ Eurofer y European Aluminium en sendos comunicados.

“Las propuestas de la Comisión demuestran una ambición y enfoque limitados, ya que no reducirán los precios y costes energéticos para la industria del acero hasta un nivel sostenible que mantenga al sector competitivo”, ha indicado el director general del ‘lobby’ del acero, Eurofer, Axel Eggert.

Según ha alertado, el mercado europeo está siendo “inundado” por importaciones de acero más baratas de países que solo tienen que hacer frente a una “fracción” de los costes energéticos a los que se enfrentan los productores comunitarios.

Así, Eggert considera que el paquete energético propuesto por la Comisión no servirá para poner freno a las interrupciones de producción y despidos temporales del sector. “Sin soluciones rápidas, [los despidos] se volverán permanentes y la UE pondrá en peligro la resiliencia de su sector doméstico de acero”, ha alertado.

Eurofer se ha limitado a pedir medidas “más ambiciosas” y “más focalizadas en la industria”, aunque no ha planteado públicamente ninguna propuesta concreta para bajar los precios energéticos para la gran industria. “Las situaciones de emergencia requieren de medidas de emergencia”, ha subrayado.

En un comunicado paralelo, el ‘lobby’ europeo del aluminio, European Aluminium, ha indicado que las medidas adoptadas por la Comisión son un “primer paso”, aunque ha señalado que “no son suficientes”.

Estamos extremadamente preocupados por la supervivencia de la industria del aluminio en Europa y nos preocupa que estas propuestas no reflejan la necesidad urgente de apoyar a una industria crítica como el aluminio”, ha indicado el director general del grupo, Paul Voss. Al igual que en el caso del acero, el ‘lobby’ del aluminio ha alertado de que con este nivel de precios se producirán cortes de producción e incluso pérdidas totales de empleos.

“Instamos a los ministros de Energía a adoptar más medidas durante el próximo Consejo del 30 de septiembre. Sin más actuaciones, nos arriesgamos a ser completamente dependientes de las importaciones para un material que es clave en la transición verde de Europa”, ha apostillado Voss.

La Comisión Europea propuso esta semana una tasa del 33% sobre los beneficios extraordinarios de las compañías de combustibles fósiles, limitar el precio de la energía vendida por las compañías que usan tecnologías inframarginales (renovables o nuclear) en 180 euros por megavatio hora (MWh) y reducir la demanda un 10%.

Con las dos medidas impositivas, Bruselas prevé que los Estados miembros recaudarán 140.000 millones de euros. Los ministros de Energía de la Unión Europea se reunirán el 30 de septiembre en un consejo extraordinario para debatir las medidas propuestas por la Comisión.


- Publicidad -