domingo, 2 octubre 2022 15:17

Madrid desregula el taxi y podrá prestar servicio las 24 horas

La Comunidad de Madrid ultima la nueva regulación del taxi, una medida obligatoria tras el fin del decreto Ábalos. Las Comunidades Autónomas tienen hasta el 1 de octubre para poner fin a cuatro años de moratoria. Al contrario que Cataluña, los taxistas en Madrid podrán circular las 24 horas durante todos los días de la semana, una medida que permite equiparar las licencias de VTC con las de taxi, al ofrecer el mismo servicio. La nueva regulación, además, permite a los usuarios reservar su plaza en el taxi y poder circular en coche compartido.

El Ministerio de Transportes prefiere no hacer nada para intentar no desgastarse

Con esta medida, se generarán 3.000 nuevos empleos y los taxistas podrán decidir sus días de descanso, independientemente de lo señalado en cada una de las licencias. Y es que, este innovador reglamento no tiene en cuenta esa referencia, crucial a la hora de decantarse por una licencia u otra. Por ejemplo, las más cotizadas en el mercado son aquellas que descansaban de forma obligatoria viernes o lunes, al encadenar dos días de descanso.

De esta forma, la Comunidad de Madrid deshace el entuerto creado por el ‘decreto Ábalos’ y muestra al resto de Comunidades, especialmente a Cataluña, la apuesta por la libertad económica. En la región gobernada por los independistas de ERC y JxCat se ha establecido la normativa más restrictiva para las los vehículos con licencia de alquiler con conductor. Entre estas medidas, se exige a los nuevos coches tener una longitud mínima de 4,9 metros y una pegatina ECO o de cero emisiones. Asimismo, también se especificó la necesidad de realizar al menos cien trayectos con la autorización de la Generalitat.

MADRID ENCAJA EL COMPLICADO ESCENARIO

En Madrid se ha optado por todo lo contrario. Desregular el taxi y equipararlo así con las VTC, una medida con la que se entra de lleno en el meollo. Con el decreto Ábalos, el Gobierno se lavó las manos y permitió la convivencia de VTC y taxi, pero sin una competencia real. Y es que, los taxistas deben guardar los dos días de descanso mientras las VTC pueden operar las 24 horas.

taxis Merca2.es

Esta nueva regulación, inédita en España, acaba así con la dejadez del Gobierno que supuso «un patada hacia adelante para no involucrarse en un asunto que, como estamos viendo, es muy complejo y es debate en numerosas administraciones por todo el mundo», según ha explicado la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Debate del Estado de la Región. «El Ministerio de Transportes prefiere no hacer nada para intentar no desgastarse«, ha sentenciado.

De hecho, en estos últimos cuatro años, el equipo de gobierno de la Comunidad de Madrid ha estudiado los distintos modelos y posibles soluciones para tratar de poner fin al «complicado encaje» para compatibilizar la oferta del taxi y las de las VTC, recalcando la antigüedad de los primeros respecto a los segundos.

NUEVAS EXIGENCIAS A LOS CONDUCTORES DE VTC

Asimismo, el nuevo reglamento introduce importantes mejoras tanto para los propietarios de la licencia como para los usuarios. Con estas medidas, el Gobierno de Madrid espera que el sector multiplique la facturación y se mejore el servicio. Y es que, al permitir el coche compartido se reducirá el precio los trayectos para cada cliente. En el modelo de la Comunidad de Madrid se espera que los ingresos se incrementen en un 60% al mes por licencia y crear así 3.000 nuevos empleos.

Las VTC, por su parte, tendrán que dar la «máxima calidad» a los usuarios. Para ello, los conductores tendrán que aprobar un examen de español, tener un dominio de las calles de Madrid y conocer los puntos más importantes de la Comunidad.

las VTC ya no podrán cancelar servicios a cambio de descuentos en próximos viajes, sino que recibirán la misma sanción que un usuario que anula un servicio

También deberán manejar dispositivos de navegación. Estos conductores no pueden tener antecedentes por delitos sexuales y tendrán que disponer de un carnet de conducir como mínimo de un año de antigüedad. Además, las VTC ya no podrán cancelar servicios a cambio de descuentos en próximos viajes. La sanción será equiparable a las impuestas a los usuarios que cancelen un servicio precontratado. «En Madrid no vamos a dejar caer al taxi como ha sucedido en otras capitales internacionales», ha sostenido Ayuso. Asimismo, ha roto la lanza en favor de la «libre competencia y la libertad del usuario para decidir cómo desplazarse«.

DIVISIÓN EN EL TAXI POR UNA MEDIDA INÉDITA

Este punto de inflexión ha sido recibido entre críticas y aplausos entre los taxistas de la capital. Por un lado, estos conductores se han mostrado favorables al uso del taxi las 24 horas del día, más cuando en numerosas familias se realizan turnos de entre 12 y 14 horas diarias, como ocurre con las VTC. Asimismo, las empresas y propietarios autónomos de estas licencias de vehículos de alquiler con conductor tendrán que mirar y mucho por la calidad del servicio. «Madrid deja de ser una jungla», han sostenido algunos conductores preguntados por MERCA2.

«Ahora podremos ofrecer todos el mismo servicio, incluso en días de descanso», sostiene otro mientras enumera los problemas que combate la economía familiar: inflación y precio del combustible. La facturación, apuntan, ha despuntado en los últimos años en Madrid pese a la competencia con las VTC. Y es que, los usuarios utilizan distintas aplicaciones y escogen normalmente las opciones más económicas. «Sólo interesa la bajada de bandera«, han indicado otros conductores. De esta forma, los trayectos en vacío serán cada vez menores. De hecho, dos grandes asociaciones del taxi madrileño ven con buenos ojos esta desregulación, como la Asociación Madrileña del Taxi y la Gremial del Taxi de Madrid.

El sindicato Élite Taxi, líder del sector en Cataluña, pero residual en la capital, ha criticado la medida al considerar que se han acabado las «conquistas históricas» para dignificar el trabajo y la conciliación laboral. En este sentido, esperarán a la publicación del decreto para estudiar acciones legales por la supuesta pérdida de derechos de las familias del taxi. En su habitual dureza, el sindicato no escatima en descalificativos, como llamar «ratas» o «traidora» a plataformas de VTC y taxistas.


- Publicidad -