jueves, 6 octubre 2022 22:03

La buena racha de las farmacéuticas no borra las pérdidas acumuladas

Las subidas registradas desde finales de la semana pasada por las farmacéuticas que cotizan en el IBEX 35 no han sido suficientes para revertir la tendencia a la baja que muestran estos títulos en lo que va de año.

Para las empresas farmacéuticas, la irrupción de la pandemia representó un vigor inesperado para un sector que, por su rol estratégico en ese momento, pasó a estar bajo el escrutinio de todos. Pero ahora, la buena racha que registraron las compañías de ese sector parece diluirse a medida que se transita en el camino hacia la normalidad postcovid.

Las tres farmacéuticas que cotizan en el Ibex 35 lo están viviendo en carne propia: aquellas cotizaciones históricas se están convirtiendo en un recuerdo, pese a los buenos resultados registrados en las últimas tres jornadas.

De las tres, la que peor lo está llevando últimamente ha sido Grifols, que acumula una caída de 40,55% en su cotización en los últimos doce meses. La acción pasó de 20,89 euros el 13 de septiembre de 2021 hasta un precio de 12,48 euros por acción con los que cerró este lunes.

ACUERDOS QUE REANIMAN

Los resultados han sido peores a los esperados por las firmas de análisis, que mantienen una valoración neutral sobre la empresa, con la vista puesta en el desempeño de los próximos meses.

Pero los nuevos acuerdos logrados por la multinacional farmacéutica fuera de las fronteras españolas han reanimado el interés en esta empresa. La semana pasada, Grifols firmó un acuerdo de 15 años con la organización sin fines de lucro Canadian Blood Services para producir inmunoglobulina (Ig) en Canadá y suministrar el 25% de su consumo. Con ello, la empresa se convierte en el único fabricante a gran escala de productos de plasma en Canadá.

«El mejor momento vivido por las acciones de Grifols en los últimos cinco años fue en febrero de 2020, cuando el precio llegó a ser de 34,19 euros».

La movida estratégica impulsó a Grifols en el mercado bursátil español a finales de la semana pasada, al registrar una importante subida de 9,28% en los últimos cinco días. No obstante, el impulso no ha podido borrar los malos resultados registrados por las acciones de la compañía durante el último año.

De acuerdo a los datos, el mejor momento vivido por las acciones de Grifols en los últimos cinco años fue en febrero de 2020, un mes antes de que se declarara la pandemia mundial de la COVID-19, cuando el precio llegó a ser de 34,19 euros. Mientras tanto, el récord más bajo de la acción fue la semana pasada, justo antes de que Grifols y Canadian Blood Services anunciaran el acuerdo de largo plazo, cuando el precio estuvo en los 11,27 euros.

ENSAYOS ALENTADORES

Otra farmacéutica que lleva un año de retrocesos en bolsa es Almirall, aunque es posible que llegue un viento a favor. Si bien la acción registra una fuerte caída de 33,43% en el último año, al pasar de 13,94 el 13 de septiembre de 2021 hasta 9,34 euros para este lunes, hay buenas nuevas sobre sus ensayos.

La semana pasada se dio a conocer que los pacientes con dermatitis atópica tratados con lebrikizumab mantienen un aclaramiento duradero de la piel en los ensayos de fase III en monoterapia. Además, el perfil de seguridad es favorable y guarda coherencia con ensayos anteriores, según se ha reportado.

Esto es un anuncio provisional porque la farmacéutica publicará próximamente los resultados completos de los estudios de esta fase. Almirall tiene en sus planes solicitar la autorización de comercialización en Europa y Estados Unidos para este mismo año. La compañía tiene los derechos para desarrollar y comercializar lebrikizumab para indicaciones dermatológicas en el continente europeo, que se espera que llegue al mercado para el próximo año.

«Si bien la acción registra una fuerte caída de 33,43% en el último año, hay buenas nuevas sobre sus ensayos».

Aun cuando las noticias son positivas, la cotización actual de Almirall en bolsa está a poco menos de dos euros de distancia de sus peores resultados del último lustro. En octubre de 2017 la acción de la compañía se cotizaba en 7,99 euros. En contraste, su mejor resultado fue en julio de 2019, cuando el precio alcanzó los 18,04 euros por acción.

Las firmas de análisis ahora consideran que el pronóstico de Almirall es favorable, pese a la inesperada desinversión registrada por la farmacéutica en 2021.

EL REBOTE ESPERADO

Pharma Mar es la farmacéutica del Ibex 35 que menos mal lo ha llevado en el último año. Su acción ha pasado de 78,46 el 13 de septiembre de 2021 hasta 60,20 este lunes. Se trata de una caída de 23,27% en el último año, parte de ella borrada en los últimos tres días.

Al espaldarazo recibido este lunes de la firma de análisis Needham, que ha iniciado cobertura sobre Pharma Mar, se suma el apoyo del comité asesor del Ibex 35 que ha certificado la permanencia de la farmacéutica en el índice la semana pasada.

«El mejor momento de la compañía en los últimos cinco años ha sido en julio de 2020, cuando su acción trepó hasta los 131,52 euros».

El mejor momento de la compañía en los últimos cinco años ha sido en julio de 2020, cuando su acción trepó hasta los 131,52 euros, y el momento más oscuro del lustro ha sido en octubre de 2018 cuando la acción se cotizaba en 11,03 euros.

Pharma Mar actualmente desarrolla estudios con zepzelca y tivanisirán para tratar el síndrome del ojo seco, y también mantiene estudios con plitidepsina para el tratamiento de la COVID-19, entre otros.


- Publicidad -