lunes, 26 septiembre 2022 22:10

Serveo, a la caza del pastel de Emergencias de Cataluña: 105 M€

La Generalitat de ERC y JxCat ha incumplido su acuerdo con Catalunya en Comú Podem, la confluencia catalana de Unidas Podemos, al iniciar la más que esperada licitación del servicio telefónico de emergencias 061. Se trata de un contrato muy polémico y que hasta ahora ha realizado Serveo (Portobello y Ferrovial) desde hace siete años. La Consejería de Salud se ha lavado las manos con el acuerdo alcanzado para dar el sí a los Presupuestos y ha licitado el servicio por dos años con otros dos de prórroga, pasando esta patata caliente al próximo Ejecutivo autonómico.

Hay trabajadores de primera y de segunda en el Servicio de Emergencias

En total más de 105 millones de euros, contando con las prórrogas, o bien unos 60 millones de euros por los dos primeros años, según la licitación a la que ha tenido acceso este medio. El contrato estipula un mínimo de 604.141,39 horas anuales entre toda la plantilla. Este servicio lo ha operado Ferrovial desde 2015 y una de sus participadas, Serveo, se quedó con la concesión los últimos dos tras la venta de Ferrovial Servicios a Portobello, según han explicado los representantes de los trabajadores a MERCA2. De esta forma, Serveo podría competir con otras empresas especializadas, como FCC MedioAmbiente o Valoriza. Desde Ferrovial apuntan que no hay posibilidad alguna de acudir a este contrato ya que se desprendió en junio de esta filial. “Se ha realizado la desinversión total en estos servicios y la participación en Serveo es residual”, han destacado desde la compañía.

SERVEO O LA NUEVA ADJUDICATARIA NO GARANTIZAN EL ACUERDO DE LA HUELGA

Estos empleados llegaron a realizar una huelga en este servicio por el deterioro de sus condiciones laborales, han mostrado su malestar por la decisión de la Consejería de Salud, dirigida por Josep Maria Argimon (JxCat). “Hay trabajadores de primera y de segunda en el Servicio de Emergencias“, han sostenido las fuentes consultadas. Y es que, para evitar afectaciones, el SEM, que tiene tan solo un 10% de la plantilla bajo su paraguas, inició contrataciones para eludir los efectos del paro indefinido, con una mejora salarial significativa.

Trabajadores del 061 en Cataluña
Trabajadores del 061 en Cataluña

Así las cosas, los empleados contratados directamente están acogidos al convenio de Salud, mientras que los de Serveo gestionan todo el servicio de ambulancias del 061 bajo el convenio de un ‘call center’. La diferencia no sólo repercute en el salario, unos 500 euros mensuales de diferencia, sino también en el número de horas trabajadas. Las adjudicatarias, no obstante, han tenido que asumir el acuerdo alcanzado para poner fin a la huelga, así como otras mejoras, pero tampoco son de obligado cumplimiento. No obstante, las mismas fuentes advierten de que no son vinculantes y que está por ver si las contratas lo aceptan.

El concurso público se produce en pleno debate por la renacionalización del servicio 061. Es decir, que serían todos los empleados parte del SEM, con los mismos derechos y obligaciones. Fue un pacto arrancado para aprobar las cuentas de Cataluña, pero como suele ser habitual se incumple a la hora de la verdad. De esta forma, el servicio dependerá de terceros, una entidad privada, en contra de la petición de los empleados.

EL GOVERN INCUMPLE EL PACTO DE LOS PRESUPUESTOS

El Govern ha pospuesto la decisión de asumir el coste de estos trabajadores hasta pasada la legislatura, tras asegurar en sede Parlamentaria que estudiaría la situación. De hecho, uno de los acuerdos de la huelga es que se pondría fin a la privatización del servicio público. Sin embargo, “la mesa acordada para la internalización del servicio no ha realizado ninguna reunión“, ha asegurado un portavoz de la CGT en esta empresa a este medio. Desde el sindicato no sólo muestran su decepción, sino también la falta de tacto de la Generalitat a la hora de licitarlo.

En este sentido, han asegurado que en el pliego no se recogen los acuerdos de la huelga, sino que se deja al adjudicatario su aplicación. “En lugar de sacar la licitación pública en junio, sacan un contrato que favorece a Serveo durante tres meses para demorar la licitación, que se saca después a cuatro años”, han destacado. Este espacio temporal ha puesto la mosca sobre la oreja al dar a entender que no se valorará hasta entonces si el SEM debe considerarse un servicio 100% público y sustentado con los Presupuestos. “Es un paripé para aprobar los Presupuestos“, han esgrimido las fuentes consultadas.

“A día de hoy no ha habido reuniones con el SEM y nos encontramos esta licitación”, han sostenido. Asimismo, las mismas fuentes apuntan que la empresa adjudicataria tendrá que modificar la forma de contratación, pero “seguimos siendo los trabajadores de segunda del SEM”. Y es que, el 90% de la plantilla está bajo el paraguas de la adjudicataria, con peores condiciones que los contratados directamente por el SEM.

LOS EMPLEADOS DE SERVEO, MÁS HORAS Y MENOS SUELDO

Como ejemplo, la jornada anual de los empleados de Serveo en el 061 es de 1.780 horas, frente a las 1.400 que realizan los trabajadores contratados por el SEM directamente. “Estamos en un convenio de teleoperador“, han sostenido, pese a que su trabajo es gestionar y coordinar todas las unidades de emergencia de un territorio. Es decir, una mayor responsabilidad que resolver la incidencia de un cliente en su conexión o factura telefónica.

“En la huelga se alcanzaron unos compromisos, pero las mejoras no están garantizadas”, ha indicado. “La empresa adjudicataria no tiene por qué cumplirlos“, han indicado. Y es que, estos trabajadores cobran por casi 400 horas más al año, unos dos meses más al año, por un salario muy inferior, de apenas 1.100 euros frente a los 1.600 que llegan a percibir los del SEM.

La próxima semana se reúnen estos trabajadores para adoptar las medidas necesarias para evitar un nuevo fracaso con la huelga. Y es que, a su juicio, el SEM “vulnera el derecho de huelga” con la contratación directa de plantilla, prescindiendo así de la contrata. De esta forma, el servicio público se garantiza para la ciudadanía, mientras se esquilman los derechos de los empleados. No obstante, está por ver aún si se presenta tras aflorar los sobrecostes en el servicio de rastreo del Covid-19.


- Publicidad -