lunes, 26 septiembre 2022 20:23

El Euríbor amenaza y dispara la demanda de vivienda

El Euríbor se ha disparado y ha puesto en jaque al mercado inmobiliario. El indicador ha subido al 1,249% en el octavo mes del año. Esta subida implica un incremento de más de un cuarto de punto sobre el índice del mes anterior. La inflación sigue en niveles muy altos, y hay que tener en cuenta que en agosto también se han disparado los precios de gas y electricidad. El Banco Central Europeo va a seguir subiendo los tipos de interés y los expertos prevén que el escenario de que alcance el 2% en el horizonte de todo este año y vaya apreciando las hipotecas a lo largo de 2023 es muy probable.

El precio de la vivienda de segunda mano se ha encarecido un 5,2% interanual. Esto es el incremento más alto de los últimos tres años. En concreto, el precio se situó en 1.988 euros por metro cuadrado, según los datos del Índice Inmobiliario Fotocasa.

Este aumento en los precios de un 1,4% en agosto respecto a julio se debe principalmente a que la demanda por comprar vivienda ha aumentado flagrantemente ya que los ciudadanos se han puesto las botas para adquirir un inmueble antes de que las hipotecas se encarezcan aún más por la subida del Euríbor. Y es que la subida de las hipotecas en septiembre será la mayor de la historia.

Si bien echando la vista atrás el Euríbor ha llegado a estar mucho más alto, ya que en julio de 2008 llegó a tocar el 5,393%, jamás había experimentado una subida tan rápida. Esto es un factor que se suma al incremento de los precios y golpeará aún más el poder adquisitivo de las familias.

Nos espera un otoño con curvas y muy complicado, sobre todo para aquellos hipotecados a tipo variable.

15 comunidades incrementan el precio

Si comparamos los precios de la vivienda en venta respecto a los del ejercicio anterior, son quince las comunidades que han aumentado el precio interanual en agosto.

Baleares y Navarra encabezan la lista con un 10,9%y 10,1% respectivamente. Les sigue Madrid con un 7,4%, Valencia con un 6,8%, Canarias con 5,4%, Andalucía con un 5,3%, Cataluña con un 3,8%, Murcia con un 3,8%, Castilla-La-Mancha con un 1,5%, Aragón con un 1,4%, La Rioja con un 1,2%, Galicia con un 1,1%, País Vasco con un 1%, Extremadura con un 0,8% y Asturias con un 0,5%.

El precio de la vivienda de segunda mano se ha encarecido un 5,2% interanual, el incremento más alto de los últimos tres años.

En cuanto al listado de Comunidades Autónomas con el precio de la vivienda de segunda mano más caras en España, hay que señalar Madrid y Baleares, con 3.359 euros y 3.184 euros por metro cuadrado, respectivamente. Les pisa los talones País Vasco con 2.901 euros por metro cuadrado. Continúan por detrás Cataluña (2.636 euros), Canarias (1.871 euros), Navarra (1.788 euros), Andalucía (1.776 euros), Cantabria (1.751 euros), Aragón (1.629 euros), Galicia (1.629 euros), Asturias (1.594 euros), Comunitat Valenciana (1.523 euros), La Rioja (1.486 euros), Castilla y León (1.441 euros), Región de Murcia (1.160 euros), Extremadura (1.159 euros) y Castilla-La Mancha (1.136 euros).

Posibles soluciones

El Euríbor amenaza el mercado inmobiliario pero existen algunas estrategias para controlar el mazazo que va a suponer en las hipotecas variables.

Existen dos soluciones para esquivar la subida proporcional de la cuota mensual de la hipoteca al tipo de interés sin mudarnos de banco, y las dos requieren de cambiar el plazo de amortización. Por ejemplo, en el caso de hubiésemos solicitado a nuestro banco un crédito hipotecario de 100.000 euros a doce años, tendríamos dudas sobre si amortizar una parte de lo que queda para acabar de pagarlo y mantener así nuestra cuota invariable. Siempre hay que tener en cuenta la amortización a nivel financiero. No obstante, debemos estar atentos a las comisiones aplicadas por el banco y las bonificaciones fiscales a las que se pueda optar.

También se puede alargar el plazo de amortización del crédito, ya que se controlaría el impacto de un mayor tipo de interés en la cuota mensual, aunque a largo plazo encarece el crédito, por lo que es menos aconsejable.

El préstamo familiar también es una opción interesante, ya que se puede conceder a interés cero y también permite acogerse a las desgravaciones fiscales existentes.

Otra salida es cambiar las condiciones del crédito en tu banco actual. Muchos clientes con hipoteca a tipo variable pueden verse tentados a cambiarla a tipo fijo como consecuencia del aumento continuado de los tipos de interés.

Una última opción sería optar por otro banco. Es decir, la subrogación, ya que cancelaríamos el crédito en una entidad para contratar otro en una con mejores condiciones.


- Publicidad -