jueves, 6 octubre 2022 3:00

La revolución digital de los trasteros, una tendencia que viene para quedarse

La falta de espacio en los hogares españoles se presenta como un problema cada vez más recurrente, especialmente para los que viven en apartamentos. Esto coincide con que la superficie útil de los apartamentos construidos en España ha bajado un 4% aproximadamente. Pocos son los pisos que superan los 60 metros cuadrados. Además, cuanto más superficie, más elevado es el precio de alquiler para un sueldo medio en este país. Es por ello que el alquiler de trasteros se presenta como una concreta alternativa de solución ante la escasez de espacio.

De acuerdo a la Asociación Española de Self Storage (AESS), asociación de profesionales de grandes y pequeños trasteros en España, en los últimos cinco años, el negocio del guardado de objetos duplicó su oferta. Esta tendencia se advierte en toda Europa, aunque España es uno de los 6 países con más volumen de self storage del mercado europeo, con una amplia perspectiva de desarrollo y crecimiento para los próximos años.

Las limitaciones de espacio y la redefinición de los hábitos y costumbres como consecuencia del impacto de la pandemia, hizo que empresas enfocadas en solucionar problemas de espacio en las grandes ciudades consoliden su servicio en Madrid y comunidad de Madrid, con una propuesta cien por cien digital y sustentable, superadora y diferenciadora de los trasteros tradicionales.

En auge tras la pandemia

En este siglo la tecnología ha evolucionado a pasos de gigante y el mercado de trasteros no se quiere quedar fuera. Es por ello que se ha desarrollado un nuevo concepto de trasteros inteligentes. El objetivo trata de poder ofrecer una solución flexible, cómoda y segura al estilo de vida de esta época.

Uno de los puntos que puso al descubierto la pandemia, es la cantidad de objetos que las personas tienen en su piso sin un fin concreto y útil. La obligación de estar confinados, llevó a tomar mayor conciencia sobre la necesidad de liberar espacio y de cambiar costumbres y hábitos como el acumular o guardar cosas sin sentido.

Sin lugar a duda, habitar un lugar las 24 horas de los siete días de la semana, producto del aislamiento, la nueva tendencia hacia el home office que todavía se mantiene, la búsqueda de espacios liberados que aporten tranquilidad y privacidad, entre otros, fueron algunos de los motivos por los que la pandemia potenció y aceleró el negocio de los trasteros. Algunas empresas del rubro de los trasteros van un poco más allá del negocio del guardado para solucionar el problema de los espacios en España.

la superficie útil de los apartamentos construidos en España ha bajado un 4%

Los trasteros en la nube, también conocidos como trasteros inteligentes o trasteros on demand nacen con el objetivo de ofrecer una solución flexible, cómoda y segura al estilo de vida de este siglo. Según el último estudio de la Federación Europea de Trasteros, el mercado de guardamuebles y trasteros ha crecido en un 13 % en el último año. España es el tercer país que mayor expansión ha registrado sólo por detrás de Francia y Reino Unido.

Esta subida viene propiciada por el incremento de construcciones de viviendas cada vez más pequeñas y al crecimiento del desplazamiento laboral. Esto es lo que pretende solucionar esta nueva tendencia que está creciendo en España cada vez más rápido.

Competir con los trasteros tradicionales

Esta solución disruptiva de trasteros digitales ha venido para quedarse en el mercado del almacenamiento. Su principal competencia son los almacenamientos convencionales. El primer punto que destaca un trastero inteligente es sin duda el transporte. En el caso de que decidamos contratar un trastero tradicional, tendremos que movilizar nuestras cosas hasta el espacio físico contratado.

Otro punto importante lo marca la rentabilidad. En los trasteros de toda la vida se contrata por almacenamiento físico, lo que deriva en terminar pagando espacio no utilizado. En un trastero inteligente solo pagas por el espacio que realmente ocupan tus cosas, algo que a fin de cuenta se refleja en los bolsillos.

Aunque parezca una tontería, otro gran problema de los trasteros convencionales es sin duda el no saber qué tenemos guardado allí. Es que, al fin de cuentas, es un lugar que utilizamos para acumular aquellas cosas que no necesitamos o nos quitan espacio en nuestras viviendas. Sin embargo, los trasteros digitales cuentan con un catálogo online de todas las pertenencias almacenadas para estar al tanto de lo que tenemos guardado sin perder de vista ninguna de nuestras pertenencias.

Con los trasteros inteligentes, la seguridad está garantizada y se minimizan los riesgos de sufrir robos. Además, a medida que la empresa de trastero en la nube consiga vender nuestras cosas, nuestro espacio contratado es menor haciéndonos no solamente ahorrarnos tiempo sino también dinero. En conclusión, los trasteros inteligentes nacen para mejorar el servicio del clásico trastero convencional, ahorrando no solo en tiempo y esfuerzo, sino también en dinero.


- Publicidad -