jueves, 6 octubre 2022 0:17

La recesión y el teletrabajo amenazan el futuro de Merlin

A principios de agosto se hacía viral un vídeo de la cabeza visible de Merlin, Ismael Clemente. En él, el directivo mostraba su descontento hacia el trabajo en remoto, alegando que «hay gente que está adoptando el teletrabajo, los que no quieren trabajar en administración pública o los que trabajan en cosas tremendamente aburridas e inespecíficas», y añadía que estos no hacen referencia al sector tecnológico, sino a los programadores de líneas.

Si bien Ismael Clemente ya informó en la reciente conferencia con analistas sobre los temores a una recesión, a este contexto hay que sumar la subida de tipos y el éxito del teletrabajo, que está poniendo en jaque al sector inmobiliario, y ya se pueden empezar a observar oficinas vacías en ciudades como Londres o París a niveles que no se veían en 15 años. En este escenario, que es probable que empecemos a ver en España, la compañía prevé un cierre de año complicado.

Desde XTB señalan que Merlin Properties ha perdido toda la revalorización acumulada en el año durante las últimas semanas ante los temores de una desaceleración económica y la progresiva subida de los tipos de interés. Aunque el sector inmobiliario es uno de los que mejor se comportan ante entornos inflacionarios, también se ha visto arrastrado por la coyuntura económica a nivel global. A pesar del buen comportamiento de sus divisiones de centros comerciales y centros logísticos, la mayor parte de su negocio se encuentra en el alquiler de oficinas, donde la tasa de ocupación, a pesar de permanecer alta, ha caído hasta el 90,1%.

Un fantasma llamado recesión

El derroche de estímulos económicos por la pandemia, los atascos en las cadenas de suministros por las restricciones de China y la invasión rusa de Ucrania, entre otros factores, han disparado la inflación a niveles no vistos en décadas.

Esta situación económica impactará en el sector inmobiliario, y en España no va a ser menos. De hecho, ya se ha visto como Merlin también acumula una caída importante, dejándose en bolsa alrededor de un 13% en los últimos meses, perdiendo en las últimas semanas toda la revalorización acumulada en el año.

Los tipos seguirán subiendo. Así lo ha dejado claro Jerome Powell en su última intervención. «Los tipos de interés seguirán subiendo hasta alcanzar el nivel en el que la Fed compruebe que están logrando bajar la inflación y se mantendrán ahí durante un tiempo, y ello a pesar del daño que puedan provocar en el crecimiento económico y en el mercado laboral”, ha señalado el presidente de la Reserva Federal.

la mayor parte del negocio de merlin se encuentra en el alquiler de oficinas, donde la tasa de ocupación ha caído hasta el 90,1%

Esta situación de continua subida podría dificultar el crecimiento de Merlin, aunque recientemente, ha reducido cerca del 40% de sus deudas con la venta de su participación en las sucursales de BBVA.

Sin embargo, llama la atención que este miedo a la recesión no incluye a su división de logística, donde tiene un gran potencial de crecimiento y la compañía estima que la demanda continuará siendo fuerte en lo que resta del presente ejercicio, afianzándose como uno de los activos favoritos de los grandes inversores.

Oficinas vacías a consecuencia del teletrabajo

Hace más de una década que la cantidad de oficinas disponibles en ciudades como Londres no era tan alta. Se trata de una consecuencia clara de la adopción y éxito del teletrabajo y que amenaza al sector inmobiliario. Este cambio de patrón impulsado a la fuerza por la pandemia ha llegado para quedarse y poco a poco lo veremos en más ciudades. La disponibilidad de espacios ha aumentado un 51% desde finales de 2019, según datos de CoStar, compañía analista de muebles comerciales.

Merlin, según señaló en la última conferencia con analistas, prevé una ralentización en su negocio de oficinas. Los inversores se apoyan en la solvencia de los inquilinos y que la mayor parte de los contratos son a largo plazo y ligados a la inflación. Aunque el teletrabajo pueda afectar al alquiler de oficinas, la mayor parte de las compañías han adoptado un modelo mixto manteniendo sus lugares de trabajo. Sin embargo, es un problema que se ha prolongado en el tiempo y que como ya se está viendo en otras capitales europeas, acabará afectando en mayor medida. Las empresas están haciendo planes ridículos de vuelta a la oficina mientras aún se encuentran en una especie de fase intermedia de «negación del cambio».

No obstante, según Joaquín Robles, analista de XTB consultado por Merca2.es, «la perspectiva en Merlin Properties sigue siendo positiva. En primer lugar se está aprovechando de la revalorización de sus activos y por otro lado mantiene unas tasas de ocupación elevadas que le permiten atender a sus compromisos de pago». Además, no observan una gran amenaza en el alquiler de sus oficinas en el corto plazo, ya que se encuentran en centros urbanos de grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Lisboa.


- Publicidad -