jueves, 6 octubre 2022 3:57

FCC exprime su apuesta por Oriente Medio

Arabia Saudí ha dado señales de vida con respecto a finiquitar la deuda con las constructoras que participaron en la obra del metro de Riad. Entre ellas, se encuentra la compañía de Carlos Slim, FCC.

El país, que adjudicó los contratos en 2013, tenía previsto terminar los trabajos en 2019. Sin embargo, la caída del precio del petróleo en 2015, los sobrecostes y la pandemia han ido lastrando el proyecto. Ahora, gracias al rebote del crudo del presente ejercicio y el plan de destinar capital privado a Arabia Saudí en el marco de su programa Visión 2030, parece que la pugna ha llegado a buen puerto. Las constructoras han logrado dar con una forma de cobrar miles de millones de euros que estaban pendientes, según ha informado Bloomberg.

FCC, la constructora de Carlos Slim, se adjudicó el mayor contrato que había sobre el tablero, valorado en 6.600 millones de euros en 2013, el mayor contrato de la historia de la construcción española en el exterior.

Además, la compañía ha prolongado recientemente sus éxitos de contratación de los últimos meses en Oriente Medio. Su división de construcción lidera el consorcio que resultó en junio adjudicatario de uno de los contratos para la construcción de los túneles para alta velocidad ferroviaria y de mercancías NEOM, la nueva ciudad que está desarrollando al noroeste de Arabia Saudí.

Por su parte, ACS no triunfa en el mercado de Oriente Medio. De hecho, la compañía que tiene a Florentino Pérez a los mandos, formalizó a principios de año la venta del 45% que mantenía en Dubái a través de su filial CIMIC, poniendo punto y final a su relación con Oriente Medio.

El mayor contrato de la historia

En julio de 2013, la CMNV comunicó que un consorcio liderado por FCC se adjudicó un contrato valorado en 6.600 millones de euros. El contrato en cuestión se trata del mayor contrato de la historia de la construcción española en el exterior. Este incluía la construcción de tres líneas de metro en la ciudad de Riad que constaban de un total de 25 estaciones. Además, la construcción de 65 kilómetros de vías de metro, 24 viaductos, 28 vías subterráneas y 13 vías en superficie. El metro de Riyadh tiene la visión de convertirse en el mayor metro del mundo con seis líneas de metro que recorrerán 175 kilómetros.

la cartera de obras de fcc ha crecido un 19,3% más en el primer trimestre que en diciembre de 2021

La compañía de Carlos Slim afrontó este reto de diseño y construcción de un metro de primera clase en un contexto en el que Arabia Saudí contaba con 5,7 millones de habitantes. El 2% de la población utiliza el transporte público, habiendo a diario alrededor de 7,4 millones de desplazamientos. Para 2030, se prevé que la población crezca hasta los 8,3 millones de habitantes, por lo que el metro de Riad, además de impulsar la economía local, incrementará la calidad de vida de los sauditas.

FCC crece en Arabia Saudí

FCC cuenta con una dilatada trayectoria en Arabia Saudí tanto a través de su división de Construcción como de Agua (Aqualia). Su último contrato en este territorio hace referencia a los túneles dentro del proyecto saudí NEOM, uno de los más importantes para el desarrollo de infraestructuras de transporte. FCC Construcción lidera el consorcio formado por China State Construction Engineering Corporation y Shibh Al-Jaziera Contracting Company.

El proyecto ganado por el grupo español y sus socios alcanza los 550 millones de euros. Un contrato con el que potencia su cartera de obras, que a cierre del primer trimestre se situaba en 4.751,6 millones de euros, un 19,3% más que en diciembre de 2021.

ACS se despide de Oriente Medio

El negocio Cimic, la filial australiana de ACS, ha creado muchos quebraderos de cabeza en Oriente Medio. El periplo de Cimic en Oriente Medio parecía haber terminado el pasado febrero, cuando Cimic formalizó la venta del 45% que mantenía en la constructora BIC Contracting, compañía con sede en Dubai. La transacción se hizo a una firma de inversión de Arabia Saudí denominada Sald Investment, que también compró el 55% restante que la compañía australiana no controlaba. A través de esta operación la filial de la constructora de Florentino Pérez puso fin a sus negocios en Oriente Medio y señaló que la desinversión había supuesto en su momento un impacto negativo para Cimic de 1.100 millones de euros, tanto por su participación en el capital de BICC como por los préstamos concedidos.


- Publicidad -