jueves, 6 octubre 2022 3:18

El aeropuerto JFK, la gran apuesta de Ferrovial para compensar el hueco de Heathrow

El aeropuerto de Heathrow fue durante años la gallina de los huevos de oro de Ferrovial. Siempre ha tenido una importancia muy significativa para la compañía por la cantidad de pasajeros que pasan por él y su posición estratégica. La empresa de Rafael de Pino ha tenido una gran paciencia con este activo, del que posee el 25% y que lleva más de un año sin reportar beneficios, por si venían tiempos mejores. El pasado 2021 no le sumó en dividendos y la división de carreteras es la verdadera baza que aporta a sus arcas.

Pues bien, parece que a la firma de infraestructuras la paciencia infinita se le ha agotado. El pasado junio, Ferrovial acordó la adquisición de una participación en el consorcio de la Nueva Terminal 1 del Aeropuerto JFK en Nueva York. Ahora, a pesar de que la compañía no ha querido pronunciarse al respecto, estudia la posibilidad de vender su participación del 25% de Heathrow. No obstante, seguirá teniendo presencia en Reino Unido, donde posee el 50% en los aeropuertos de Glasgow, Aberdeen y Southampton. Durante este año también ha realizado otra gran inversión en aeropuertos: el 60% de la sociedad que gestiona la concesión de aeropuerto internacional de Dalaman, en Turquía. Aunque no deja de ser una inversión importante, su inversión en el JFK por 1.000 millones de euros es la que podría llenar el hueco que deja su salida de Heathrow, si finalmente la operación sale adelante.

CARRETERAS, SU MEJOR BAZA

La empresa de Rafael del Pino posee el 25% del capital de Heathrow Airports Holdings (HAH), la sociedad titular del aeropuerto en la que también participan otros socios. Este porcentaje le lleva a ser el principal accionista y, además, el único con perfil industrial. El resto de titulares significativos de la compañía son el fondo soberano de Qatar (20,00%), el de Singapur (11,20%) y el fondo de pensiones canadiense CDPQ (10%).

Ferrovial cuenta con dos «niñas bonitas»: aeropuertos y carreteras. Sin embargo, aeropuertos hace mucho que quedó rezagada en la carrera. Desde 2020, carreteras le proporciona mejores noticias que aeropuertos. En los dos últimos años, los dividendos que ha recibido Ferrovial de autopistas suman 1.283 millones de euros. En el caso de los aeropuertos, esa cantidad se ha quedado en 191 millones. Por tanto, autopistas multiplica por seis los dividendos de aeropuertos.

Heathrow le proporcionó en 2021 a Ferrovial un golpe de 238 millones por la mala productividad. Este, por hacer más fuerte su participación gracias a la fórmula de puesta en equivalencia fue el de mayor envergadura de todos sus participadas. El otro fue de 20 millones por parte del resto de aeropuertos extranjeros agrupados en la sociedad AGS (Aberdeen, Glasgow y Southampton). Solventó el resultado final la autopista 407 de Canadá, su nueva gallina de los huevos de oro desde hace un tiempo.

EL SUEÑO DE DESEMBARCAR EN EE.UU

El aeropuerto John F. Kennedy (JFK) es el aeropuerto con mayor cantidad de entradas de pasajeros internacionales en Estados Unidos y también de encomiendas nacionales e internacionales. En el marco de esta operación, la compañía ha adquirido el 96% del 51% del que The Carlyle Global Infrastructure Fund es titular en New Terminal One. Con una inversión de 1.000 millones de dólares, el proyecto de la Nueva Terminal 1 se ubicará en el espacio que actualmente ocupan la T1 y la T2 y la antigua T3, ofreciendo una mejor experiencia de usuario a lo largo de los más de 232.000 metros cuadrados que tendrá esta nueva infraestructura. La concesión del aeropuerto está prevista hasta 2060.

Con este nuevo activo en su cartera, Ferrovial cumple su sueño de desembarcar en el negocio de la explotación de aeropuertos en Estados Unidos. Lo intentó en vano con la concesión del Aeropuerto JFK tiempo atrás, concursó por el Aeropuerto de Westchester County Airport, en el Estado de Nueva York y participó en el proceso de privatización del Aeropuerto Internacional San Luis-Lambert, en la ciudad de San Luis, en el Estado de Missouri, aunque fue suspendido. Su actividad en el país se había limitado a su participación en el proceso de remodelación y mejora de la principal terminal del Aeropuerto Internacional de Denver, a través de su división de construcción, aunque el contrato fue rescindido.

su inversión en el JFK por 1.000 millones de euros es la que podría llenar el hueco que deja su salida de Heathrow

LOS PRIMEROS INTERESADOS

La adquisición del 96% del aeropuerto JFK de Nueva York supone la puerta de entrada en el mercado estadounidense y un fortalecimiento de su negocio aeroportuario que equilibra un negocio predominado por el segmento de las autopistas. Sin embargo, el activo tardará en ofrecer rentabilidad.

Según la información de la agencia de noticias internacional, el fondo francés Ardian ha sido el primero en mostrar interés por hacerse con el 25% de la participación de Ferrovial en Heathrow. Esta gestora gala de private equity tiene el foco en el mercado europeo, y muy especialmente, en el español. La política del fondo está en invertir un 90% de su capacidad en Europa, un mercado en el que España juega un papel especial junto a Francia, Alemania e Italia, y parece que Reino Unido le podría venir bien.

También se ha interesado el fondo de inversión público de Arabia Saudí. Los cálculos de JP Morgan apuntan a una valoración del aeropuerto de 24.300 millones de euros.


- Publicidad -