viernes, 19 agosto 2022 10:16

Los cuadros eléctricos para piscinas con spa de Warmpool

Contar con un espacio dentro del hogar donde relajarse aporta múltiples beneficios no solo en el aspecto físico, sino también en el ámbito mental y en el estético. Por eso, tener una piscina spa permitirá a los habitantes de la vivienda relajarse y divertirse, disfrutando de las burbujas y el agua a una temperatura ideal. Al mismo tiempo, al instalar este tipo de piscinas es imprescindible contar con un cuadro eléctrico de primera calidad que permita controlar los sistemas envueltos en zonas spa como los que ofrece la firma especializada Warmpool a través de su página web.

¿Cuál es la importancia de contar con un cuadro eléctrico para piscinas con spa?

Instalar un cuadro eléctrico es fundamental para proteger y controlar todos los componentes eléctricos que sirven para el uso y mantenimiento de la piscina spa. Esta unidad brinda protección ante cualquier fallo o sobrecarga eléctrica a todos los elementos conectados y evita que se produzcan daños. Además, la bomba, el filtro, las luces y el sistema de calefacción deben ir sujetos a un cuadro eléctrico para controlar de forma rápida y sencilla su apagado y encendido, así como su programación.

Para elegir un cuadro eléctrico adecuado es fundamental tener en cuenta la potencia de la bomba, las funciones que el usuario desea controlar y si el sistema del hogar es monofásico o trifásico. A través de la página web de Warmpool es posible acceder a una gran variedad de modelos producidos en su fábrica de Bigastro, en Alicante.

Warmpool dispone de una variedad de cuadros de control para piscinas con spa

La plataforma online Warmpool contiene una gama variada de cuadros eléctricos. Entre todos ellos, destaca el cuadro piezoeléctrico, que permite controlar la bomba de agua desde un pulsador y evita problemas de distancia, un inconveniente que puede afectar a los sistemas hidráulicos. Este modelo es de instalación sencilla y cuenta con una caja resistente a la intemperie.

Por otro lado, la firma también ofrece un cuadro eléctrico que protege la bomba de calor contra cortocircuitos, subidas y bajadas de tensión y sobrecargas. Esto permite un encendido automático en caso de incidentes y posibilita programar el número máximo de encendidos en caso de fallo. Por su parte, el cuadro para el control de zonas spa permite controlar tanto las 2 bombas como la iluminación a través de un pulsador retroiluminado.

Warmpool cuenta con las mejores alternativas para garantizar la seguridad de las instalaciones eléctricas de las piscinas con spa.


- Publicidad -