domingo, 14 agosto 2022 13:13

Just Eat confirma el escenario de pesadilla de los delivery

El sector delivery en España no está de enhorabuena, debido a que desde que entrará en vigor la ‘ley rider’ parece que la vida ha cambiado bastante para las compañías de reparto a domicilio.

En concreto, los últimos resultados que han presentado las compañías delivery en este primer semestre son bastante decepcionantes, ya que presentan un gran volumen de pérdidas en todos los operadores del sector.

Una situación que refleja con mucha claridad las circunstancias de crisis que está viviendo el delivery en nuestro país, que se encuentra en horas bajas desde que empezará la huida de distintas compañías de este sector, como es el ejemplo de la salida de España de Deliveroo y de Gorillas.

El gigante del delivery, Just Eat, ha registrado pérdidas de 3.477 millones de euros en los seis primeros meses del año

JUST EAT, UN CÚMULO DE PÉRDIDAS

El gigante del delivery, Just Eat, ha registrado pérdidas de 3.477 millones de euros en los seis primeros meses del año, una cifra siete veces superior respecto a los ‘números rojos’ de 486 millones contabilizados en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Sin duda, unas cifras que llaman la atención y ponen en alerta al sector delivery, ya que Just Eat es la principal compañía de reparto de comida a domicilio de nuestro país. Siendo la cuota de mercado en España de Just Eat del 48%, seguida muy de cerca por Glovo con un 42%, mientras que en la tercera posición se sitiua Uber Eats con un 25%.

Just Eat ha explicado que sus resultados reflejan en gran medida un impacto adverso de 3.000 millones por el deterioro del fondo de comercio relacionado con la adquisición de Grubhub, debido a la reducción de los comparables de valoración del sector y al impacto de aumentos en los tipos de interés y la volatilidad de las acciones en las métricas técnicas de valoración.

LA CAÍDA EN EL VOLUMEN DE PEDIDOS DE JUST EAT

En los seis primeros meses de 2022, Just Eat registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado negativo de 134 millones de euros, un 29% menos frente a las pérdidas de 189 millones del primer semestre de 2021.

Los ingresos de la compañía hasta junio sobre una base combinada crecieron un 7% interanual, hasta 2.779 millones de euros.

En concreto, los ingresos de Just Eat aumentaron un 13% en Reino Unido e Irlanda, hasta 658 millones, y un 4% en Norteamérica, hasta 1.271 millones, mientras que en el Norte de Europa subieron un 6%, hasta 570 millones, y un 8% en el Sur de Europa, hasta 280 millones.

Por otro lado, en la primera mitad del año el volumen de pedidos de la empresa retrocedió un 6,8%, hasta 509,4 millones, después del récord registrado el año precedente por la pandemia, mientras que el valor bruto de las transacciones (GTV) se mantuvo estable en 14.187 millones.

«Después de un período de crecimiento excepcional, Just Eat ahora es dos veces más grande que antes de la pandemia», ha destacado el consejero delegado de la multinacional, Jitse Groen.

«Nuestro camino hacia la rentabilidad se está acelerando y esperamos continuar mejorando significativamente nuestro Ebitda ajustado en la segunda mitad de este año y que sea un Ebitda ajustado positivo a nivel de grupo en 2023», añadió.

UBER EATS, UN NEGOCIO POCO REDONDO

Los excesivos cambios en los resultados de Uber Eats hacen difíciles sus comparaciones. Aunque, como punto positivo, en los resultados del segundo trimestre de 2022, Uber Eats ha destacado que las reservas brutas de Estados Unidos y Canadá aumentaron un 21%.

Sin embargo, la compañía Uber Eats también ha indicado que las reservas brutas para su negocio de entrega internacional descendieron un 5%, ponderado por el cambio de divisas negativo.

En relación a las entregas, la compañía Uber Eats ha manifestado que está experimentando un crecimiento más lento, teniendo en cuenta las reservas brutas de entrega para el tercer trimestre.

GLOVO SEGUIRÁ EN NÚMEROS ROJOS

Por otro lado, la compañía Glovo todavía no ha presentado los resultados de este primer semestre, pero todo apunta a que contará con grandes pérdidas, al igual que el resto de competidores de su sector. Sin embargo, Glovo sí que ha hecho varios ajustes en sus previsiones de resultados.

Así, en la última previsión de resultados, la compañía de delivery ya indicó que anticipaba unas pérdidas operativas de 330 millones durante este año, además desde la empresa también ha adelantado que Glovo no saldrá todavía de los números rojos en el 2022.

En resumen, la situación del sector delivery en general en España es una muy mala señal, ya que las pérdidas están presentes en todas las compañías que operan en el reparto de comida a domicilio. Además, en el caso de Just Eat, la compañía delivery ha ensalzado sus buenos resultados en Europa para tapar su bajo rendimiento con Grubhub en Estados Unidos.


- Publicidad -