miércoles, 17 agosto 2022 17:53

Antolin pierde 33,4 millones en el semestre por la crisis de los chips y la incertidumbre económica

El grupo Antolin cerró el pasado semestre con unas pérdidas netas atribuidas de 33,4 millones de euros, lo que supone multiplicar por trece los ‘números rojos’ de 2,5 millones de un año antes, según las cifras presentadas este martes. La empresa indicó que cuenta con un negocio “sólido y flexible” y que estas pérdidas se deben a la actual situación del sector, marcado por la crisis de suministro de los microchips, los efectos de la guerra en Ucrania y las nuevas restricciones de movilidad en China para hacer frente a la pandemia.

Por otro lado, su beneficio bruto de explotación (Ebitda) se redujo un 15%, hasta 145,9 millones de euros, como consecuencia de un primer trimestre más débil, a los mayores costes y al retraso en la contabilización de las compensaciones de los costes de material por parte de los clientes, que se espera que se anoten durante el segundo semestre del año.

El fabricante español de componentes para automóviles redujo su facturación un 0,8% en los seis primeros meses de 2022, hasta 2.099 millones de euros, en línea con la producción mundial de vehículos que retrocedió un 1% en el semestre.

En la primera mitad del año, los ingresos aumentaron en todas las regiones, excepto en Europa, donde descendieron un 12,1%, hasta 986,1 millones de euros. Las ventas en Norteamérica crecieron un 9,7%, hasta los 722,7 millones de euros; en Asia-Pacífico, un 13,1%, hasta 307,4 millones; en Sudamérica, un 47,9%, hasta los 38 millones de euros; y en África, un 16%, hasta los 44,8 millones de euros.

En el segundo trimestre del año, Antolin aumentó sus pérdidas netas un 3,6%, hasta 10,1 millones de euros, debido a la provisión de 15 millones de euros de la totalidad de los activos rusos de la compañía. El Ebitda creció un 15,9%, hasta 86,4 millones, como consecuencia, principalmente, de las mayores ventas, así como de las compensaciones a los clientes y del impacto positivo del tipo de cambio.

La compañía obtuvo una cifra de negocio de 1.117,9 millones de euros entre abril y junio, un 7,4% más frente al mismo período del año anterior. Aunque, en Europa las ventas cayeron un 3,8%, hasta 20,9 millones, por la guerra en Ucrania.

En el resto de mercados, los ingresos aumentaron. Norteamérica mejoró su cifra de negocio un 21,6%, hasta 67,8 millones, y en Asia-Pacífico creció un 11,2%, con 15,2 millones. En América del Sur y África también contabilizó una subida de las ventas del 67,9% (8,9 millones) y 28,3% (5,6 millones), respectivamente.

INCERTIDUMBRE EN LO QUE RESTA DE AÑO

La compañía ha estimado que, durante el segundo semestre, la situación de la industria automovilística continuará marcada por importantes incertidumbres, por lo que el grupo seguirá centrado en mejorar su eficiencia, en controlar sus costes y en ser flexible para adaptarse a la producción de sus clientes. Asimismo, el grupo Antolin está enfocado en aumentar su rentabilidad, mientras desarrolla su estrategia para consolidarse como un proveedor global e innovador de soluciones tecnológicas del interior del automóvil y aumentar su negocio en los mercados de alto potencial de crecimiento, como China o India.

Por último, el fabricante de componentes ha actualizado sus objetivos medioambientales y se ha marcado la meta de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en un 75% en el año 2028 frente a la meta estimada anteriormente del 30%. En paralelo, se ha fijado como nuevo objetivo que el consumo de electricidad proceda en un 70% de fuentes renovables para el mismo año, frente al 35% anterior.


- Publicidad -