miércoles, 10 agosto 2022 16:46

La excusa de Talgo para no abandonar Rusia

El 24 de febrero el país liderado por Putin invadía Ucrania. Desde entonces, son más de 600 empresas las que han retirado o bien suspendido su actividad en Rusia, según un listado elaborado por la Universidad de Yale. Desde firmas como Inditex a Coca-Cola pasando por Mango, decidieron abandonar el país. Sin embargo, también existen empresas que continuaron a pesar del conflicto bélico. Dentro de toda la amalgama de firmas que han apostado por quedarse debido a diferentes motivos, encontramos a Talgo.

El fabricante de trenes y material ferroviario lleva más de una década operando en el mercado ruso. Aunque no es ni de cerca uno de los escenarios donde más ingresos por venta logra, la compañía informó de que redimensionaría a su equipo pero no abandonaría Rusia. Esta es una postura poco común que choca con sus rivales homónimas, como Alstom o Hitachi, que sí han abandonado el país de Putin.

Talgo se ha visto envuelta últimamente en problemas con varios contratos de mantenimiento tanto en Rusia, en Los Ángeles, como en España con Renfe. Los analistas de Renta 4 han recortado el precio de la compañía por estos motivos, así como por la inflación de los costes y el menor ritmo de ejecución al esperado en el contrato de Alemania. Además, los resultados que proyectó en el primer trimestre de 2022 son débiles e inferiores a lo esperado por el consenso de mercado, según el blog de Bankinter. Todo esto se ha visto reflejado en bolsa, donde la cotización de Talgo ha caído un 44,32% en lo que llevamos de ejercicio.

Talgo ha dejado de operar en el país de Putin la ruta Moscú-Nizhny Novgorod, una de las líneas más importantes del sistema interior de transportes del país. En la prensa rusa se apunta que se debe a las sanciones económicas sobre el país a raíz de la invasión. Es decir, Talgo ya no garantiza mantenimiento pero no abandona el país, por los “posibles futuros proyectos”, según ha informado la empresa.

Resulta muy difícil hacerse con un hueco en Rusia y parece que la firma no está dispuesta a ceder una posición difícil de retomar si se abandona.

UN “RARA AVIS” ENTRE LOS SUYOS

Son muchas las empresas que han suspendido o limitado su actividad en Rusia desde que comenzara el conflicto a finales de febrero. Talgo es una de las que se resiste a renunciar a pesar de su limitada exposición. En el mercado ruso cuenta con una fábrica de mantenimiento e ingresa cinco millones de euros anualmente. Esto se traduce en tan solo el 1% de todas sus ventas.

El de Talgo es un movimiento peculiar si prestamos atención al de otros fabricantes de trenes. Entre ellos encontramos al francés Alstom, que anunció la suspensión de sus entregas a Rusia y sus inversiones en el país. También se despidió del país ruso la japonesa Hitachi. La alemana Siemens Mobility declaró estar “gravemente preocupada por el ataque militar ruso a Ucrania, que es una clara violación del derecho internacional”.

PROBLEMAS EN LOS CONTRATOS

La compañía ferroviaria ha acumulado varios problemas gracias a los contratos de mantenimiento últimamente. En concreto, con Rusia, Los Ángeles y España.

En el país invasor, la firma perdió el contrato de mantenimiento de sus trenes en una de las líneas que pasa por Moscú y quiere ser compensada. El próximo dos de agosto, Talgo intentará recuperar 202,4 millones de rublos que le fueron embargados hace dos meses por no poder continuar con su contrato de mantenimiento de los trenes Lastochka.

Acabado el conflicto, es probable que Rusia premie la lealtad de las empresas que se hayan quedado en el país

En los Ángeles, la autoridad metropolitana de transportes finalizó de manera anticipada un contrato de 2016, alegando supuestos incumplimientos de plazos. Talgo informó en mayo a la CNMC que iniciaría de manera inmediata acciones legales contra Los Ángeles.

Por último, otro contrato que le está dando numerosos quebraderos de cabeza es el firmado en España con Renfe. La compañía española reclama a Talgo 116 millones en compensación por el retraso en la entrega de trenes de alta velocidad. Conocidos como Avril, estos tendrían que haber sido entregados para entrar en servicio este verano para llegar a Galicia.

RESULTADOS FLOJOS

Talgo se deja en bolsa un 44,32% en lo que va de año. En el primer trimestre, los resultados fueron débiles e inferiores a lo esperado por el consenso de mercado. Aún ello, la compañía preveía al presentar estos resultados una recuperación del ritmo de ejecución de los proyectos. Sin embargo, la recta final del verano se le está complicando. Esto se ha visto reflejado en los resultados semestrales de la compañía presentados el pasado 28 de julio. Talgo ha registrado un beneficio neto atribuido de 5,5 millones de euros durante el primer semestre de 2022, lo que equivale a una reducción del 46% con respecto al resultado del mismo periodo del año anterior, según el informe de cuentas de la compañía.

Una de las razones con más peso para mantenerse en el país ruso se debe a que resulta muy complicado lograr un trozo del pastel en el mercado ruso. Talgo lleva más de una década operando en el, por lo que si sale le será difícil retomar la relación. Además, en su posición actual no se puede permitir dejar atrás un puesto de tantos años. Aunque apenas le aporte en ingresos, y aunque tendremos que esperar para comprobarlo, es muy probable que acabado el conflicto, Rusia premie la lealtad de las empresas que se han mantenido, obteniendo estas así una posición de ventaja.


- Publicidad -