viernes, 19 agosto 2022 9:16

¿Tus redes sociales están protegidas? Compruébalo ahora

Tanto si utilizas las redes sociales de manera personal como si lo haces para gestionar tu negocio, es fundamental que las mantengas protegidas en todo momento. No solo se trata de activos digitales de gran importancia para ti, sino que además incluyen una enorme cantidad de información personal o comercial que nunca debería caer en las manos equivocadas.

Considerando el aumento de los ciberataques en los últimos años y el peso cada vez mayor de las redes sociales en nuestra vida personal y comercial, es esencial adoptar las medidas necesarias para protegerlas.

¿Quieres saber si tus redes sociales se encuentran o no expuestas? Revisa cada uno de los siguientes puntos y asegúrate de cumplir con todas las medidas de seguridad necesarias para mantener a salvo tu Instagram, Facebook, TikTok o Twitter. ¡Si incumples alguno de estos puntos, debería solucionarlo lo antes posible!

¿Utilizas una contraseña robusta?

Las contraseñas que elijas para proteger tus cuentas online, incluyendo las de tus redes sociales, deben tener algunas características fundamentales para que sean seguras. Una de las más importantes es la robustez, ya que tus redes no pueden estar a salvo si utilizas una contraseña como el nombre de tu mascota o el de tu pareja para protegerlas. Y, por supuesto, tampoco debes utilizar fechas como tu cumpleaños o tu aniversario.

Según un informe sobre las contraseñas más comunes, millones de personas siguen utilizando contraseñas vulnerables como ‘iloveyou’ o ‘password’. Las contraseñas robustas deben estar compuestas únicamente por caracteres aleatorios, que resulten imposibles de adivinar incluso por tu mejor amigo. Por eso es fundamental que elijas claves que sean capaces de resistir incluso el ataque de fuerza bruta más resistente.

¿Tienes activada la verificación en dos pasos?

La mayoría de las redes sociales te permiten acceder a sus plataformas mediante el uso de contraseñas vinculadas a un sistema de verificación en dos pasos. Esto quiere decir que, para poder entrar a Facebook o a Instagram, tendrás que contar con un segundo dispositivo o un segundo método de verificación para habilitar tu acceso. Siempre que te sea posible, debes habilitar este segundo método de verificación.

La clave de la verificación en dos pasos está en el hecho de que un ciberatacante puede adivinar tu contraseña o descubrirla en una filtración, pero, si no tiene tu smartphone o cualquier otro método de verificación que hayas habilitado, no le será posible acceder a tus cuentas. Por eso es tan importante que actives este sistema cuanto antes.

¿Utilizas contraseñas diferentes para cada una de tus redes?

No tiene sentido que utilices la misma contraseña para acceder a todas tus plataformas online, porque entonces bastará con que una de estas plataformas sufra una filtración para que descubran cuál es la clave que utilizas en todas las otras. No es suficiente con utilizar una contraseña para el correo y otra diferente para todo lo demás: cada cuenta debe tener una clave distinta.

Y debes evitar también utilizar un patrón genérico para crear estas contraseñas. Si tu contraseña de Instagram es algo como ‘1234Insta’, a los hackers les resultará muy sencillo darse cuenta de que tu clave de Facebook será algo como ‘1234Face’, y tu contraseña de TikTok será ‘1234Tik’. Debes ponerte en el lugar de un ciberatacante y entender que este tipo de contraseñas débiles se lo ponen muy fácil para hackearte.

¿Publicas contenido que permita rastrearte?

La seguridad de las redes sociales no solo pasa por el hecho de proteger las contraseñas que restringen su acceso. Es fundamental que protejas también los contenidos que publicas en ellas, porque estos contenidos quedan expuestos al público general y pueden dejarte en una posición muy vulnerable si son vistos por las personas equivocadas.

Nunca se sabe quién puede ver nuestras redes sociales y obsesionarse con ellas, así que es muy importante que adoptes los pasos necesarios para no publicar información personal que permita a otros usuarios rastrearte. Esto puede implicar la renuncia a postear selfies en cafeterías habituales o en tu Universidad, y tampoco deberías subir fotos en las que se vea el paisaje desde el balcón de tu casa.

¿Tienes un control estricto sobre tus seguidores?

Finalmente, otro recurso que las redes sociales ponen a tu disposición para protegerte es controlar quién te sigue y quién no. Por supuesto, no corres ningún peligro si te siguen tu abuela o tu novio en Facebook, pero en plataformas como Instagram o TikTok corremos el riesgo de acumular miles y miles de seguidores desconocidos simplemente interesados en tu apariencia física.

La mayoría de estos seguidores se conformará simplemente con ver tus fotos de vez en cuando en su feed, pero siempre existen casos en los que un seguidor puede darse al acoso de una persona que ha visto en sus redes sociales. Por eso es tan importante que lleves un control más estricto sobre quién puede ver tus contenidos, aunque esto signifique una renuncia a aumentar más deprisa tu número de seguidores.


- Publicidad -