viernes, 19 agosto 2022 8:36

Iberia desafía al caos y pone en un aprieto a la línea de AVE más rentable

Iberia desafía al caos en los aeropuertos por la falta de personal y dará la batalla al tren con 86 frecuencias más en el puente aéreo Madrid-Barcelona. La aerolínea de bandera prevé recuperar la capacidad total de 2019, el año previo a la pandemia, con 15 vuelos diarios con una frecuencia de apenas media hora.

Asimismo, los precios ofertados para las fechas de otoño e invierno compiten directamente con los que ofrecen Avlo y Renfe. Por ejemplo, Iberia ofrece entre 54 y 74 euros por trayecto de ida desde Barcelona a Madrid para el próximo 8 de noviembre, un precio muy similar al ofrecido por Renfe y la competencia ferroviaria, entre los 46 y 96 euros por billete. Hay que añadir el coste del transporte desde el centro de Barcelona al aeropuerto, un precio que encarece el viaje en unos 30 euros si se realiza en taxi; el precio de un billete de metro en el caso de utilizar el transporte público; o bien los cerca de seis euros que cuesta el aerobús, que conecta desde Plaza Cataluña al aeropuerto cada muy poco tiempo.

Iberia busca dominar el transporte entre Madrid y Barcelona
Iberia busca dominar el transporte entre Madrid y Barcelona

Para competir de forma directa con otros medios de transporte, Iberia ha dado a conocer los horarios de los vuelos del puente aéreo, que abarcan todas las franja horarias. El primer vuelo saldrá a las 7.00 horas desde Madrid, mientras que el último lo hará a las 21.15. En Barcelona, el primer vuelo disponible será a las 07.00 horas, mientras que operará el último a las 21.05. De esta forma, se podrá ir y volver en el mismo día, todo con el fin de volver a captar los viajes de negocios.

IR EN MENOS DE LA MITAD DE TIEMPO QUE RENFE

Con la reactivación de este servicio, Iberia prevé una menor incidencia por la falta de personal en los aeropuertos, un problema que está sumiendo en el caos a las aerolíneas y provoca graves perjuicios a los viajeros, que llegan incluso a perder el vuelo por las colas en los arcos de seguridad. La aerolínea perteneciente al grupo IAG trata así de contener el auge del tren durante la pandemia, debido a la práctica ausencia de turistas por los cierres y confinamientos. En 2021, Renfe reinó en el transporte de viajeros al captar a 3 de cada cuatro personas.

La compañía, presidida por Javier Sánchez Prieto, ofrecerá un total de 86 conexiones semanales entre otoño e invierno, con el objetivo de ofertar más de 700.000 plazas. La empresa ostenta el liderazgo en la ruta más rentable de España, con el 63% del total de la oferta. Desde el inicio de la pandemia, la aerolínea mantuvo bajo mínimos el puente aéreo, pero una vez levantadas las restricciones reactivó la ruta de forma paulatina durante el 2021. Aún así, no logró captar viajeros del AVE.

LA GRAN VENTAJA DE IBERIA PARA VENCER AL TREN

No obstante, desde este inicio de año hasta ahora, Iberia ha transportado a más de 800.000 usuarios, más del doble respecto a las cifras de 2021, una muestra más de las ganas de viajar y la necesidad de este vuelo para unir a la capital de España con la Ciudad Condal. Otra de las ventajas del puente aéreo es la posibilidad de viajar con billete abierto, es decir, coger el primer vuelo con asiento disponible, una opción que Renfe no ofrece.

Este puente aéreo, además, tiene una ventaja competitiva respecto al tren. Lejos de tener que llegar al vuelo con más de una hora de antelación, Iberia tan sólo exige llegar 20 minutos antes de la salida del vuelo y beneficiarse del servicio “llegar y volar”. Y es que, Aena reabrió en Madrid, tanto los mostradores de facturación como el control de seguridad y la Premium Lounge Dalí, muy próximos a las puertas de embarque de los vuelos de esta ruta, en el lado Norte de la Terminal 4.

Iberia tendrá que hacer un esfuerzo adicional para sacar la idea a los pasajeros de tener que esperar en el aeropuerto. Y es que, teniendo en cuenta los tiempos, el avión tardaría tan solo una hora en conectar ambas ciudades, menos de la mitad del tiempo que el trayecto más corto de tren y un tercio de lo que tarda el trayecto más lento por vía férrea.

Con todo, el tren movió entre Madrid y Barcelona cerca de 8,5 millones de pasajeros, la mayoría, unos 6,3 millones, lo hicieron con Renfe, mientras que 2,2 millones viajaron con la francesa Ouigo, que opera con Avlo. Asimismo, estos operadores tendrán que dar cabida a Iryo, operada por Ilsa, que comenzará a ofertar sus viajes por tren en noviembre.

LA VUELTA POR LA PUGNA, COMO EN 2006

Los aviones del puente aéreo de Iberia entre Madrid y Barcelona comenzaron a tener la competencia del AVE en febrero de 2006. Desde ese momento, esta vía aérea tuvo que competir con ferocidad para mantener el nivel de pasajeros. Por aquel entonces, el AVE no alcanzaba aún los 300 km/h y tardaba en cubrir el trayecto unas cuatro horas. Sin embargo, con la llegada de trenes más rápidos y la crisis de 2008, el servicio de Iberia puso en bandeja el liderazgo del AVE, eso sí con unos precios asequibles.

Con los años, Iberia ha tratado de reforzar su ruta más rentable con una alianza con Vueling, como hiciera de 2015 a 2018. La pandemia ha supuesto tan sólo un parón momentáneo de dos años en esta batalla por el transporte.


- Publicidad -