martes, 9 agosto 2022 21:12

Filosofía de vida para un mundo más perro, el nuevo libro de Noemí Haro que trata los cuidados del perro senior

Saber cómo educar a un perro que forma parte de la familia no suele ser una tarea fácil cuando no se tienen los conocimientos necesarios para entenderse entre especies. Esta tarea es aún más desafiante cuando se trata de animales de edad avanzada.

Adentrarse en el mundo de la educación canina es posible desde el amor y la motivación de ofrecerle a un perro la atención que necesita. En este sentido, Filosofía de vida para un mundo más perro es un libro de Noemí Haro que propone un método natural de Educación Canina Empática de forma fácil, cariñosa y divertida. 

Cuidados fundamentales del perro senior

A partir de los 10 años, se considera que un perro es mayor, especialmente si es de tamaño grande. En esta etapa, los perros tienen necesidades diferentes debido a que los cambios generados por el paso del tiempo impactan en su comportamiento, en su ánimo e, incluso, en su sistema inmunológico. Por eso requieren de mayor atención, cariño y cuidado, principalmente en lo que respecta a su alimentación y estímulos.

Por un lado, es importante que se encuentre bien nutrido y en forma, pues si su figura está bien proporcionada se evita que el perro cargue peso excesivo en sus huesos y músculos. Se recomienda una visita semestral a la clínica veterinaria para hacer una revisión general y, si todo está en orden, alimentarlo con pienso light o senior.

Por otro lado, se recomienda estimularlo con paseos más cortos, no superiores a los 30 minutos, durante la mañana temprano o al caer el sol, para evitar el calor excesivo. Pasear y jugar favorecen al desarrollo de su musculatura, a prevenir la obesidad perjudicial en esta etapa y a mantenerlo activo, evitando la apatía o el aislamiento.

Una Educación Canina Empática

Ya sea dando un paseo o en el interior del hogar, es importante tener paciencia con el perro, teniendo en cuenta que en esta etapa puede caminar más lento o dormir más. Es clave no tironear de la correa y marchar a su ritmo, estimulándolo con golosinas, así como también animarlo a jugar. Dentro de la casa, se recomienda involucrarlo en las actividades cotidianas y proveerlo de una cama acolchonada en la que reposar, para prevenir dolores y asegurarles un buen descanso. 

Estos consejos junto a otros que proponen involucrarse en el cuidado animal desde el amor y la empatía se encuentran en Filosofía de vida para un mundo más perro, un libro que revoluciona la Educación Canina con un enfoque centrado en alcanzar la felicidad plena para ambas especies.

El libro se divide en tres bloques estructurados que llevan la teoría a la realidad práctica más cotidiana, desde un enfoque natural y amable para convertir un hogar en un refugio de alegría. 


- Publicidad -