sábado, 3 diciembre 2022 18:15

Netflix ficha a los reyes del mainstream español para taponar la herida

970.000 abonados se ha dejado Netflix en el segundo trimestre de 2022, que es a su vez el segundo consecutivo en el que pierde clientela la plataforma de streaming que da servicio a 220 millones de suscriptores a nivel global.

Netflix está intentando taponar la herida mientras surfea en mercado en el que crece la oferta y baja la demanda. Y para ello necesita robustecer su catálogo con ayuda de nuevas vías de ingreso, véanse el plan de suscripción low cost que ultima a cambio de incluir publicidad o la ‘prohibición’ en algunos países a compartir cuenta. 

MAINSTREAM

Se suponía que las OTT iban a enarbolar los contenidos de calidad, y/o de culto, para diferenciarse de los operadores en abierto, quizá porque no esperaban que el contenido más visto de Prime Video en la actualidad es la eterna ‘La que se avecina’ y la de Movistar Plus+, ‘Los Simpson’.

Este hecho está invitando a algunas plataformas a abonarse al mainstream, del discretísimo ‘LOL: Si te ríes pierdes’ de Prime Video a la batería de decisiones de Netflix España que van encaminadas a buscar contenidos ligeros y populares.

La decisión de Netflix España de fichar hace dos años para dirigir sus áreas de no ficción, series documentales y programas de entretenimiento a Álvaro Díaz fue sintomático, ya que este profesional había estado ligado durante dos décadas a ‘Gran Hermano’.

LIGERÍSIMO

Netflix España ha naufragado en los últimos tiempos con algunas de sus últimas apuestas de ficción (‘Feria: la luz más oscura’ o ‘Érase una vez… pero ya no’) y tampoco despuntó demasiado con los productos tutelados por Díaz, que ha intentado dar un giro de tuerca a ‘Gran Hermano’ con ‘Insiders’ e ir a rebufo de ‘La isla de las tentaciones’ con ‘Amor confianza’. 

Es cierto que algunos naufragios han sido compensados por el viral ‘Yo soy Georgina’, ensalada de excesos que tiene desagradables réplicas como el indigesto ‘First Class’, sobreactuado retrato sobre cierto pijerío barcelonés. Por caminos no demasiado lejanos podría andar la docuserie que protagonizará Tamara Falcó, que sigue estirando ‘MasterChef’.

Netflix también quiere mainstream en su ficción y es por ello que ha fichado a los hermanos Caballero, de contrastada eficacia en las comedias populares al haber alumbrado ‘Aquí no hay quién viva’, ‘La que se avecina’ o ‘El pueblo’. 

Contubernio Films, productora de Alberto y Laura, ahondará sobre las dificultades de parte del género masculino en aceptar la diversidad, el feminismo e incluso que la Tierra es redonda o las vacunas. ‘Machos Alfa’ ironizará sobre la masculinidad tóxica con la convicción de mejorar el escuálido catálogo cómico de Netflix España, que en los últimos años se ha dedicado a grabar monólogos ajados de Joaquín Reyes o, pretendían, homenajear a Gila con David Broncano y compañía.


- Publicidad -