miércoles, 28 septiembre 2022 1:02

Banco Santander avanza en la negociación del plan de igualdad

Banco Santander y los sindicatos han consensuado un diagnóstico en el que analizan la situación de las trabajadoras de la entidad respecto a los hombres, avanzando así en la negociación sobre el nuevo plan de igualdad, según informaron CCOO y UGT.

Santander cuenta con un plan de igualdad desde 2008, pero debe adaptarlo al real decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, que integra la transparencia salarial en las empresas y garantiza el derecho a la información retributiva, de manera que pueda conocerse la situación real de las empresas en cuanto a retribuciones y la existencia de diferencias salariales.

El reglamento articula el funcionamiento del registro salarial y de las auditorías salariales, que ahora son obligatorias en aquellas empresas que tengan plan de igualdad. Es por ello que Santander debe adaptar su plan de igualdad a la legalidad vigente.

El miércoles tuvo lugar la sexta reunión de la mesa de negociación del plan de igualdad de Banco Santander, donde la entidad presentó a los sindicatos información interna del banco y se consensuó un diagnóstico definitivo de la situación.

Entre otros asuntos, se analizó la representación femenina en el banco. Los datos presentados revelan que, si bien en la plantilla de Santander existe equilibrio real entre hombres (50,37%) y mujeres (49,63%), las funciones de menor responsabilidad (niveles del 7 al 12) son ocupadas mayoritariamente por mujeres.

Durante la fase de diagnóstico también se analizaron las retribuciones salariales disgregadas por género. Estos datos son confidenciales hasta que se firme el plan de igualdad, pero Santander revela en su informe anual de 2021 que, a nivel grupo, hay una brecha salarial de género (diferencia de remuneración con independencia del tipo de trabajo) del 32,3%, una equidad salarial de género (igual salario por igual trabajo) del 1% y un porcentaje de mujeres en posiciones directivas del 26,3%.

En cualquier caso, tras analizar los datos de España, la principal conclusión que los representantes laborales han extraído es que existe margen para mejorar la situación de la mujer en Banco Santander.

A continuación, dará comienzo la segunda fase de la negociación, en la que se deberán consensuar las medidas de conciliación a implantar en el banco, así como las iniciativas dirigidas a corregir las posibles situaciones de desigualdad que se hayan identificado al elaborar el diagnóstico de la situación.

Las fuentes sindicales esperan que el acuerdo pueda cerrarse durante el último trimestre del año, aunque ello dependerá del desarrollo de las negociaciones. La próxima reunión de la mesa negociadora se celebrará en septiembre.

Los objetivos concretos para España podrían ir en línea con los marcados por Santander a nivel de grupo, que pasan por lograr la equidad salarial de género y un porcentaje de mujeres en puestos directivos del 30% en 2025. Para ello, el grupo presidido por Ana Botín ha establecido diversos programas para garantizar prácticas de remuneración justa y reducir cualquier brecha de equidad salarial de género.


- Publicidad -