martes, 9 agosto 2022 21:29

Las fechorías de Uber salpican a Uber Eats

Últimamente, no han sido pocas las polémicas en las que el sector delivery se ha visto involucrado. Sobre todo, tras la reciente compra de Glovo por parte de Delivery Hero, ya que ambas compañías de reparto a domicilio han levantado sospechas de monopolio tras su unión. Sin embargo, ahora es Uber la compañía que se encuentra en el centro del huracán y Uber Eats, su servicio de delivery, no se queda de lado en este asunto.

Así, la situación ha dado un giro de 350 grados para Uber, que ha pasado de ser una de las empresas más valoradas por su plataforma de transportes y de reparto a domicilio, Uber Eats, a verse envuelta en acusaciones lobby para posicionar sus servicios en distintas partes del mundo.

En concreto, la controversia que ha afectado de lleno, principalmente, al servicio de transporte de Uber, también ha salpicado a Uber Eats. Uno de los ejecutivos que aparecen en los archivos filtrados y que se encuentra involucrado en esta cuestión, Pierre-Dimitri Gore-Coty, tiene actualmente una relación muy estrecha con Uber Eats, ya que es su director.

UBER, SOMBRAS DE «LOBBY» Y «PRESIONES»

La plataforma de transporte Uber se ha visto envuelta esta semana en graves acusaciones, tras la publicación de unos archivos en los que se indica que existe un supuesto incumplimiento de las leyes, situaciones de lobby y presiones por parte de la compañía para implantarse en ciudades de todo el mundo.

Una polémica que también ha impactado a la otra parte de la compañía, que se dedica al reparto de comida a domicilio, Uber Eats. En concreto, uno de los ejecutivos que aparece en los documentos filtrados, Pierre-Dimitri Gore-Coty, se encargaba de dirigir la estrategia de operaciones de Uber en Europa Occidental.

«La investigación que se llevó a cabo y el consecuente reconocimiento de errores resultó en un escrutinio público y una serie de juicios contra altos cargos»

Sin embargo, en la actualidad, Pierre-Dimitri Gore-Coty es la persona encargada de dirigir la plataforma de reparto a domicilio Uber Eats y es un componente sólido del equipo de esta compañía. Por lo que puede que este tipo de prácticas que han destacado en Uber por no ser muy positivas, como es el supuesto caso del que se le acusa de incumplir leyes, engañar y hacer lobby en las más altas esferas, se hayan extendido a Uber Eats.

UNA POLÉMICA ANTERIOR EN 2017

Desde la compañía, Uber, se ha intentado aclarar la situación. «No han sido pocas las noticias sobre los errores cometidos en la gestión de Uber antes de 2017. Se han publicado miles de artículos, se han escrito varios libros, e incluso se ha hecho una serie de televisión. Hace cinco años, esos errores culminaron en una de las mayores revoluciones empresariales de la historia de Estados Unidos», ha indicado el Senior VP de Marketing y Asuntos Públicos, Jill Hazelbaker.

Además, desde Uber también se ha intenado explicar que desde entonces ha habido una renovación de la estrategia de la empresa y del personal. «La profunda investigación que se llevó a cabo y el consecuente reconocimiento de errores resultó en un gran escrutinio público, una serie de juicios contra altos cargos, múltiples investigaciones gubernamentales y el despido de varios ejecutivos de la compañía. Esta es también la razón por la que Uber contrató a un nuevo CEO, Dara Khosrowshahi, a quien se le encomendó la tarea de transformar la gestión y la actividad de Uber», ha expuesto Hazelbaker.

Estas informaciones que han dado lugar a la polémica se han obtenido tras la publicación de los archivos conocidos como ‘Uber Files’ y datados entre 2013 y 2017, que es el resultado de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y se conoce que existen unos 40 países afectados por estas prácticas éticamente cuestionables.

PRÁCTICAS CUESTIONABLES

Las acusaciones se deben a que, según los archivos internos que se han filtrado de la compañía Uber, han salido a la luz las supuestas técnicas que usaba la empresa para integrarse en nuevos mercados. Entre estas acciones destaca que esta empresa intentaba sortera las leyes, además de que gracias a su red lobby buscaba presionar a políticos de primer nivel.

Mientras que desde la compañía Uber se han defendido resaltando que encontraron impedimentos para implementarse en algunos países como España.  

«Desde que Uber inició sus operaciones en España, durante el mandato del Presidente Rajoy, las regulaciones del Gobierno español limitaron enormemente nuestra capacidad para operar en España. Un buen ejemplo de ello, es el Decreto Ley que fijó un límite al número de licencias VTC, en contra de la recomendación de la CNMC, y emitido pocas semanas antes de que el Tribunal Supremo se pronunciara al respecto», ha asegurado Hazelbaker.

Así, según estas filtraciones, la compañía presuntamente utilizó una estrategia muy agresiva basada en engañar, evadir impuestos, incumplir leyes y hacer lobby en las altas esferas, a través del cortejo de presidentes y oligarcas.


- Publicidad -