viernes, 19 agosto 2022 10:10

La Asociación Española de Videojuegos niega la asimilación al juego de azar

APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

La industria del videojuego avanza a pasos agigantados y poco a poco es necesario introducir mecánicas, dinámicas de juego, temáticas diferentes y nuevas tecnologías para evitar que los jugadores habituales terminan por aburrirse. Los videojuegos tienen ya muchos años, se trata de un sector con bastante historia y los jugadores son bastante exigentes, de ahí que siempre necesitan productos nuevos. Una de las cosas que está creando controversia en la actualidad es la intención de algunas empresas de asociar los videojuegos con los juegos de azar.

El videojuego y los juegos de azar en España


A medida que va pasando el tiempo, las empresas que tienen cierta relación entre sí o cuyos productos podrían relacionarse de una u otra manera, terminan trabajando juntos, colaborando, con el propósito de crear un producto de más calidad, más atractivo para el público. Uno de estos casos es el de los juegos de azar y los videojuegos, aunque no a todo el mundo le parece bien.

Recientemente, el Director General de la Asociación Española de Videojuegos, José María Moreno, ha rechazado la asimilación realizada por el Ministro de Consumo, Alberto Garzón, entre las “loot boxes” y los juegos de azar tradicionales. Para los que no estén tan puestos en estos conceptos, las “loot boxes” son cajas presentes en los videojuegos, que te dan la posibilidad de obtener, por azar, objetos de mayor o menor valor que podrás utilizar posteriormente en el propio videojuego.

Moreno ha participado hace unos días en el seminario sobre “Loot Boxes: nuevos retos de la industria del videojuego” que tenía como propósito hablar de la necesidad de implementar una ley que regule estos “loot boxes” o cajas botín, que cada vez son más frecuentes en los videojuegos. Uno de los detractores de estas cajas botón es el anteriormente mencionado Garzón y es que este ve demasiada relación entre este tipo de productos y los juegos de casino tradicionales. Si estas cajas fueran gratuitas, no habría ningún problema para él, lo que ocurre, es que para poder comprar este tipo de cajas es necesario hacer micropagos dentro del videojuego, cosa que no ve bien, ya que este tipo de productos son consumidos, principalmente por niños.

Los casinos son sitios que solo pueden visitar los adultos, las personas mayores de edad, y considera que con las “loot boxes” debería de ocurrir lo mismo. Para Garzón, siendo objetivos, no hay mucha diferencia entre jugar a la ruleta online por dinero y comprar este tipo de “loot boxes”. Moreno, por el otro lado, indica que las “loot boxes” forman parte del mundo del videojuego, que no deben ser incluidas de ese entorno e introducidas en el de los juegos de azar, sobre todo, porque se trata de un sector que cuenta en España con más de 18 millones de usuarios.

El futuro de las “Loot Boxes” en España

No está muy claro a dónde se llegará con esta disputa, pero las cosas no están del todo claras y los dos puntos de vista que se presentan son ciertamente válidos. Moreno defiende que las “loot boxes” deben de ser tratadas como parte de un videojuego, ya que no dejan de estar dentro de estos, mientras que Moreno defiende que el hecho de tener que hacer micropagos y que los premios obtenidos dependan del azar, lo convierten claramente en en juego de azar, muy similar a los tradicionales que se pueden encontrar en los casinos.

Moreno ha señalado que no somos los primeros de Europa en tener esta disputa, sin embargo, en Europa ya está todo superado y se ha llegado a un acuerdo. La tendencia es a regular las “loot boxes” en las normativas de juego, ya que eso iría en contra del Mercado Único y, por tanto, contra la protección y libertad del consumidor. Con esto se vé como Moreno se preocupa más por la parte económica que afecta a este tipo de productos y cómo regularlas influiría negativamente en estas, mientras que Garzón se preocupa más por los usuarios, por su bienestar y por no ofrecerles productos que, de una manera u otra, puedan influir de manera negativa.

Conclusión 

Lo primero de lo que las empresas deben de preocuparse siempre es del bienestar del consumidor, independientemente de que eso vaya afectar negativamente al apartado económico o no. Las “loot boxes” son productos muy estrechamente relacionados con los juegos de azar, con los casinos y es normal que mucha gente esté en contra de estas, como es el caso del mencionado Garzón. Ante una situación con dos bandos más claros lo que se debería hacer, como ya se ha hecho a lo largo de la historia en disputas similares, es preocuparse por el bien del consumidor, en este caso, los jugadores. Debería de proponer una ley que se encargue de regular estas “loot boxes”. Esto no implica que tengan que desaparecer de los videojuegos, ni mucho menos, sino que deben de estar reguladas para tratar de proteger al consumidor.


- Publicidad -