domingo, 14 agosto 2022 10:42

La ‘alianza´de ING y Orange Bank aprieta las cuentas de la banca tradicional

Los movimientos de ING y Orange Bank van obligar a las entidades financieras tradicionales a mover ficha en materia de comisiones, donde ambas entidades ya han dejado caer su cuña, y en la remuneración de cuentas, una cuestión en la que Orange Bank se anticipado a los bancos tradicionales y lucha con otras entidades. Estos movimientos, por separado, pero casi a la par, anticipan lo que va a ser una nueva guerra de remuneración. Orange Bank mantiene sine die su oferta de cuenta al 0,5% hasta 100.000 euros. Es el primer paso hacia una nueva batalla que se abrirá en cuanto los tipos de interés estén al 0% y que se recrudecerá cuando los tipos alcancen el verde, cuando lleguen al positivo.

LA SUBIDA DE TIPOS y ORANGE

La subida de tipos y la necesidad de fidelizar y captar clientes, lo que incluye la remuneración se va a desatar en cuanto los tipos estén por encima de cero, pero la futura guerra de la remuneración -depósitos y cuentas- y cobros- comisiones- ya la han anticipado tanto como ING como Orange Bank, cada uno por su lado y a su manera. Esto pone en un brete a la banca tradicional porque va a tener que replantearse la estrategia en dos campos: comisiones, muy vinculadas a la fidelización, y la remuneración, donde para los clientes de nómina no existe la remuneración, destacan fuentes del mercado.

Orange Bank ya no solo busca clientes de LOS DENOMINADOS DE nómina

El aviso llega por dos vías. La primera, la de Orange Bank, que ofrece “una Cuenta Ahorro en la que tu dinero crece un 0,5% TAE (0,5%TIN)”. En esta batalla, Orange, que se unirá a MásMóvil, ya no solo busca los clientes de nómina alta y no alta, sino que se lanza a por los usuarios que cuentan con 100.000 euros. Para ello primero tiene que captarlos para la operadora, ya que solo puede tener cuenta quien sea cliente de Orange. Es una incógnita si Orange subirá la apuesta y puede aumentar esta remuneración.

Mientras, ING deja la puerta abierta a batallar por la remuneración mediante la Cuenta Naranja.

SIN RESPUESTA

En este punto, no hay respuesta, por ahora por parte de la banca tradicional, que viene llevando esta batalla más al lado de no cobrar comisiones o hacerlo de modo muy reducido en caso de fidelización. La cuestión es cómo va a afrontar esta guerra, que se desatará cuando los tipos estén en cero o positivos. Les será muy complicado no entrar en la misma, al menos con una parte de la clienta la de alto poder adquisitivo, ya que esta encontrara acomodo en otro lugar donde si le den remuneración.

La banca tradicional no remunera las cuentas, salvo alguna excepción

La cuestión en este caso de Orange, además es doble, porque para tener cuenta en Orange Bank hay que ser cliente de la operadora. Ahí también tiene un foco. ¿Cuánto aguantará Orange pagando el 0,5%? El tema es si la guerra que, sobre el papel, se va a abrir la va a poder aguantar, pero está claro que este movimiento hará mover el avispero de la remuneración.

LA OFERTA DE REMUNERACIÓN DE ORANGE NO TIENE FECHA DE CADUCIDAD

De igual modo, la parte de los créditos, ya que en una situación complicada, los de consumo y personales se pueden disparar y aquí también habrá campo de sobra para competir. 

EL INESPERADO ALIADO

Esta es una parte de la presión, la otra viene por parte del inesperado aliado naranja que tiene Orange: ING. En un momento donde las comisiones se presentan como un salvavidas permanente –amenaza permanente para según que clientes- ING se va a plantear si prescinde de la comisión de diez euros que venía cobrando.

ING cobra el 1 de abril de 2021 una comisión de custodia de saldos de 10 euros al mes a los clientes de la Cuenta Naranja y otras cuentas de ahorro por el entorno de bajos tipos de interés: Deja exentos a los clientes con un saldo mensual inferior a 30.000 euros o que dispusiesen de una Cuenta Nómina (o Cuenta Sin Nómina) con ingresos recurrentes. Además, la remuneración de estas cuentas bajó al 0,01% TAE.

LO QUE DIJO EL CEO Y DICEN EN ORANGE

El consejero delegado de ING, Ignacio Juliá, ha tratado de bajar un poco el pistón al tema. Consciente de la repercusión de sus propias palabras en el curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), echó rápidamente balones fuera. «Hasta que crucemos la línea del 0, vamos a estar tranquilos y sin cambios. Luego, como en todos los productos, nos vamos planteando de forma semanal o mensual cómo nos vamos a ir adaptando», señaló Juliá. En Orange, no han esperado a que los tipo estén en positivo y se la han jugado.

están en el foco los clientes de banca que tienen menos recursos

De este modo, estas señales pueden meter en aprietos a las entidades tradicionales, sobre todo en cuanto a los clientes con menos capacidad económica, que son los que más miran el tema de las comisiones. Si les exigen menos en otra entidad, puede que se marchen. No obstante, también entrarán en juego las rentas altas.

En materia de financiación, con el préstamo Naranaja buscaran a los que no quieren exigencias de vinculación . “Con las condiciones que buscas, aunque no seas cliente de ING, sin tener que traer tu nómina o contratar otros productos, instantáneo y 100% digital”, apunta el banco.

HIPOTECAS INVERSAS

Por otro lado, en ING han abierto la puerta a que la entidad comercialice hipotecas inversas en el futuro. Por su parte, en Orange Bank todavía están lejos de pensar en hipotecas inversas.


- Publicidad -