Santander Consumer agiliza los servicios de movilidad con el lanzamiento de Ulity

Esta nueva plataforma tecnológica desarrolla soluciones de suscripción para vehículos de empresas.

Santander Consumer Finance (SCF), integrado junto a Openbank en la división Digital Consumer Bank del grupo financiero, es líder en el negocio de financiación al consumo en Europa. Ahora, ha dado un paso más con el lanzamiento de Ulity, su nueva plataforma de marca blanca especializada en el desarrollo de soluciones de suscripción a vehículos en el sector de los servicios de movilidad.

Esta propuesta incluye una tecnología SaaS (Software as a Service) desarrollada por la entidad para que otros grupos empresariales y compañías puedan utilizarla con el fin de acelerar y simplificar su entrada a los servicios de suscripción a vehículos, ampliar su alcance de negocio y acceder a nuevos clientes sin los costes que supone crear una solución propia. Ulity está dirigida principalmente a marcas de automoción, empresas de transporte privado, alquiler de coches, renting, grandes corporaciones y marketplaces de automóviles.

Uno de los objetivos prioritarios de SCF es impulsar la transformación tecnológica para apoyar la expansión de la base de clientes digitales. Y, con la creación de Ulity, se posiciona como el socio tecnológico estratégico para el desarrollo de soluciones de suscripción a vehículos, con un enfoque integral que combina tecnología y experiencia.

El software de Ulity es propio, escalable, flexible, y capaz de integrarse con los sistemas de cada organización de acuerdo con sus necesidades. A su vez, su tecnología se complementa con un servicio de asesoría del más alto nivel gracias a un equipo diverso y experto que cuenta con un conocimiento profundo y exhaustivo del sector. Este software permite desarrollar soluciones de suscripción personalizadas, reducir el coste de acceso a flotas de vehículos para empresas y profesionales, diversificar y extender la vida útil de las flotas existentes, y aplicar una gestión flexible a la fluctuación de la demanda.

La plataforma de Banco Santander, presentada oficialmente en el Global Mobility Call 2022 celebrado en junio en IFEMA (Madrid), también fomenta entre sus clientes el desarrollo de modelos de negocio que apuesten por un entorno e impacto más inteligente y eficiente. Además, nace comprometida con la movilidad sostenible: no solo favorece la optimización de la gestión de flotas y modelos de pago por uso, sino que también facilita la expansión de los vehículos eléctricos en el mercado. El equipo de Ulity está formado por profesionales con diferentes perfiles y experiencias en entidades financieras, empresas de renting, servicios de suscripción y compañías de automoción.

El embrión de Ulity es Wabi, un servicio de coche por suscripción por meses por medio de una app o vía web que está desarrollado con esta tecnología. Operativo en España desde julio 2020, Wabi está disponible en 30 provincias a través de 71 concesionarios que aportan sus vehículos, y cuenta con más de 9.000 usuarios registrados. Santander Consumer Finance también ha lanzado este servicio en Noruega y Alemania, y a lo largo de este año lo hará en Francia, Suiza e Italia. En 2023 se extenderá por otros países europeos.

El pasado mes de junio, la entidad renovó totalmente la imagen de Wabi para que fuera “más acorde y adaptada” a su propuesta internacional, según las particularidades de cada país. Este cambio ha coincidido con el lanzamiento de una nueva aplicación en la que se ha simplificado la navegación y la gestión de la suscripción. Al mismo tiempo, ha desarrollado un nuevo sitio web desde el que poder suscribirse a sus coches “de la forma más sencilla”.

Alianzas estratégicas

Las alianzas estratégicas son uno de los principales pilares del crecimiento de Santander Consumer y, recientemente, ha reforzado varias de ellas. A primeros de abril, consolidó su posición como principal socio financiero de Stellantis, afianzando así su liderazgo en el mercado europeo de la financiación de automóviles. De esta forma, SCF y Stellantis financiarán los vehículos de todas las marcas del grupo automovilístico en siete países europeos: Bélgica, España, Francia, Holanda, Italia, Polonia y Portugal.

Esta colaboración se forjó en 2014 para financiar coches de las marcas Peugeot, Citroën y DS. Ahora, según los nuevos términos del acuerdo, trabajarán, a través de sociedades conjuntas, en los negocios de crédito, leasing financiero y leasing operativo (renting) para particulares en todas las marcas del fabricante de automóviles: Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Citroën, Dodge, DS, Fiat, Fiat Professional, Jeep, Lancia, Maserati, Opel, Peugeot, RAM y Vauxhall. El objetivo de este acuerdo es aumentar el volumen de crédito en las marcas Stellantis un 33%, hasta alcanzar los 40.000 millones de euros en 2026.

También firmó un acuerdo con Piaggio en el mes de marzo por el que SCF se convierte en socio global del grupo para servicios de financiación minorista. Las propuestas se adaptarán en función de las necesidades de crecimiento estratégico de todas las marcas de la compañía: Piaggio, Vespa, Aprilia, Moto Guzzi, Derbi, vehículos Gilera.

Santander Consumer firmó el año pasado varias alianzas con distribuidores minoristas y fabricantes. Entre ellos destacan la adquisición de Sixt Leasing en Alemania (ahora Allane); la puesta en marcha de la operación conjunta de financiación al consumo con Telecom Italia Mobile en Italia; y la compra por parte de SCF de una participación del 14,7% de Vinturas Holding, una empresa que ofrece una solución tecnológica basada en blockchain que permite a los fabricantes hacer un seguimiento digital de los vehículos a lo largo de todo el proceso logístico.

SCF da servicio actualmente a 63.000 puntos de venta tanto físicos como digitales, y cuenta con 19.000 millones de euros en créditos. La entidad prevé finalizar su nueva estructura jurídica en torno a tres centros o hubs, reemplazando la mayoría de las filiales bancarias que tiene en Europa por sucursales. El plan contempla concentrar estas sucursales en el hub de España, mientras que los negocios en Alemania y países nórdicos (Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia) seguirán operando como filiales con ficha bancaria. Del centro español ya dependen la sucursal de Portugal, Bélgica, Holanda, Francia y Grecia.