domingo, 3 julio 2022 10:17

Espacio Esencia, el programa de liderazgo que ayuda a potenciar la influencia desde la esencia personal y la coherencia

El estrés laboral es una problemática que afecta diariamente al desempeño y a la vida de los trabajadores, por lo que las empresas en todo el país se están preocupando cada vez más en crear espacios para mejorar el bienestar emocional de su equipo de trabajo.

Conseguirlo en un contexto tan rápido, incierto y cambiante como en el que se desenvuelven todas las organizaciones a día de hoy es todo un reto, especialmente cuando se trabaja con personas de carácter más introvertido y calmado, aquellas que necesitan cierto tiempo antes de manifestar su opinión y quienes tienen en cuenta los posibles impactos de sus decisiones en muchos frentes, más allá del corto plazo. 

Este contexto afecta especialmente a determinados líderes empresariales, que precisan estar seguros de que existe respeto, inclusión de opiniones diferentes, de tiempo de calidad para tomar decisiones bien reflexionadas y coherentes con ellos mismos y su entorno. Carmen Suárez y Sandra Solís han diseñado y lanzado un programa de desarrollo personal, Espacio Esencia, en el que ofrecen las herramientas necesarias para que este tipo de profesionales puedan reducir sus niveles de estrés, malestar físico y mental, profundizar en su autoconocimiento y reforzar un liderazgo diferente al que se ha venido impulsando en las organizaciones en los últimos años.

Sandra y Carmen abogan por un espacio para desarrollar un tipo de liderazgo coherente para aquellas personas cuyos valores y autenticidad les piden un tipo de comportamientos más serenos, influyentes desde la calma y que tienen en cuenta el impacto en las personas que les rodean, mejorando con ello la salud mental en su entorno de trabajo.

Un programa inspirado en la experiencia de ambas, coaches ejecutivas y consultoras con una amplia trayectoria en puestos de liderazgo directivo en grandes multinacionales.

Programa enfocado en desarrollo del liderazgo personal y bienestar laboral

Desde hace varios años, se han estudiado los problemas emocionales de los trabajadores en ambientes laborales estresantes, con rutinas y horarios de trabajo interminables y un estilo de liderazgo que no necesariamente está alineado con sus valores. Específicamente con los cambios que trajo la pandemia, el estudio “Impacto del covid en la salud de los trabajadores” realizado por la organización Affor Health, reveló que siete de cada diez empleados requieren evaluación por ansiedad y depresión. Estos diagnósticos no solo provienen de un exceso de carga de trabajo o presión, sino también de otros factores como la falta de reconocimiento de un trabajo satisfactorio durante largos periodos de tiempo, o la falta de sensación de comunidad y conexión con otras personas en el entorno laboral, por no hablar de la falta de alineamiento de la cultura de la organización con valores personales como justicia, equidad o coherencia (según el modelo extraído del “Annual Review of Psychology”, de Christina Maslach, Wilmar B Schaufeli y Michael Leiter). Estos factores afectan especialmente a personas a las que les cuesta expresar esa incomodidad vocalmente como a otras, pero que piensan y sienten que no están en el lugar correcto (aunque pueden no saber qué hacer), que identifican sistemas que no son coherentes con lo que predican (pero necesitan tiempo y confianza para poder expresarlo), y que sienten que llevan mucho tiempo haciendo un buen trabajo que pasa desapercibido ante los ojos de muchas personas, y no saben cómo encontrar ese reconocimiento que saben que merecen, pero que muchas veces llega a otras personas que hacen más “ruido”.

Así, cada año se observa cómo se vuelven a repetir ciclos constantes donde a duras penas se llega al verano, faltos de toda energía ya, y se espera que sean las vacaciones las que alivien esa tensión silenciosa, pero letal, sin pensar que eso se trata de un “parche” momentáneo y que a la llegada de septiembre y con la vuelta a la rutina laboral vuelve a colocar en la casilla de salida del nuevo curso, y se comienza de nuevo a “llenar el vaso” de estrés, insatisfacción laboral por el día a día, frustración o baja autoestima, entre muchos otros efectos que se va acusando más cuanto más se avanza hacia el siguiente periodo vacacional.

Es por ello que el programa “Espacio Esencia”, que inicia el próximo mes de septiembre, se enfoca en la claridad y tranquilidad que necesitan las personas que están sumidas en la estresante vida laboral en silencio, para lograr definir sus prioridades, conocer los problemas que afectan su rendimiento, la forma adecuada de solucionarlos y de liderar su manera de llevarlos al día a día profesional, creando un notable impacto positivo en su propio bienestar, sus equipos y el de las personas con que colaboran día a día. Y todo esto sin tener que dejar de lado la persona que son, sus valores y sus principios. Espacio Esencia quiere ayudar a que encuentren su camino desde la calma, y desde su esencia, aprendiendo a influir a su manera, en lugar de tener que impostar la de otras personas. El espacio estará dirigido y facilitado por estas dos profesionales que conocen estos desafíos y que guiarán a los participantes hacia el diseño de su propio plan de acción para aprender a sacar sus puntos fuertes en su forma de liderar y crecer en su capacidad de influencia, pero sin perder su esencia y coherencia.

El programa se llevará a cabo en modalidad presencial en la Sierra de Madrid (concretamente en Lighthouse Gallery meeting boutique, en Cercedilla), para conectar con la calma en un ambiente relajado: Espacio Esencia acogerá durante las mañanas de cuatro sábados de 10:00 h. a 14:00 h. Con este programa, se pueden recargar las pilas e incrementar la motivación mientras se retoma el ritmo laboral a la vuelta del verano. 

Identificar la necesidad de un coaching o de otro tipo de acompañamiento

El bienestar de los trabajadores no es un lujo, sino una necesidad que tienen todas las empresas para mantener motivados a sus profesionales, puesto que las personas son lo que realmente impulsa el crecimiento de las compañías. 

Hay muchos signos evidentes en profesionales con malestar emocional debido al burnout: por ejemplo, esperar el final de la temporada en junio para poder descansar y después de las vacaciones presentan depresión y solo piensan en el próximo puente para volver a descansar; o somatizar malestar emocional con dolencias físicas como dolor de espalda, dolor de cabeza o problemas digestivos; tener reacciones desmesuradas ante contratiempos menores; manifestación de miedos y dudas en personas en las que antes no se daban. En la mayoría de las ocasiones, la falta de compromiso en el entorno laboral viene precedido de estas señales y las personas no se dan cuenta.

“Espacio Esencia” busca ayudar a dar respuesta a esta problemática en cualquier sector empresarial, ofreciendo tanto a personas como a colectivos las herramientas necesarias para identificar estas señales y mejorar su bienestar emocional con respecto a su actividad laboral.


- Publicidad -