sábado, 4 febrero 2023 3:17

Cinco miembros del comité de empresa de Abengoa se encierran en la SEPI

Algunos miembros del comité de empresa de Abengoa se han encerrado en la SEPI para evitar el fin de Abengoa. También hay otro grupo numeroso encerrado en la sede social de Sevilla. El objetivo es salvar in extremis, con la cuenta atrás ya en marcha y que finaliza el próximo 30 de junio, la empresa para la que han trabajado este tiempo. El encierro de estas cinco personas es un clamor más para que se llegue a un acuerdo y se salve la compañía, ya que, aunque la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) lo rechazó, los asesores concluyeron que la ayuda y la salvación es posible y viable.

Por ello estos cinco miembros de comité de empresa en Madrid han insistido en un vídeo que han colgado, en llegar a un acuerdo. En él exponen que el pasado martes se envió el informe definitivo a la empresa. Piden tanto a SEPI como al Gobierno, que tomen una decisión «favorable y responsable». Está el futuro de «11.000 familias en juego», «esto no se puede caer», clama uno de los encerrados.

Otra de las compañeras hace un llamamiento al presidente de Abengoa, Clemente Fernández, para que negocie personalmente. Señala que hay más de 500 trabajadores de Palmas Altas solicitando una reunión presencial, como hizo el responsable de la asesoría jurídica, y ver esas opciones para salvar la compañía.

A CONTRARRELOJ

Hoy 24 de junio de cumple el vencimiento de la deuda de la compañía, y por tanto el final del plazo, dado por los acreedores, para el concurso. Ahora todo está en manos de la SEPI, el futuro de miles de empleos, ya que podrían blindar su futuro con los 249 millones que solicitó la compañía.

El organismo público, junto a representantes del Ministerio de Industria, mantuvo el pasado 20 de junio una reunión con una parte de los trabajadores de Abengoa. Según fuentes sindicales, la SEPI dejó claro que no podían aprobar el rescate con la información de que disponía. Ahora se ha enviado más al respecto, con la espada de Damocles del 30 de junio como fecha límite para autorizar el rescate.

El encierro de estas cinco personas es una medida más desesperada para que se avengan a razones, entre otras cosas porque consideran que los estudios y consultorías que tienen han demostrado la viabilidad futura de Abengoa, sobre todo por estar a la vanguardia a nivel mundial en su sector. Pero además dependen de la SEPI para que fondos como el californiano Terramar, interesados en el proyecto, aporten 150 millones de euros en un préstamo y 50 millones en una ampliación de capital.

SEPI Abengoa

LA PATRONAL ANDALUZA, CON ABENGOA

También la patronal de Andalucía ha reclamado en una nota de prensa un «máximo esfuerzo» para salvar a la compañía, ya que su quiebra supondría «un fuerte revés» para las economías sevillana, andaluza y española. Para la patronal andaluza, Abengoa debe tener un papel protagonista en la apuesta por la industrialización de Andalucía y, por tanto, de España. «Y cuenta, además, con el respaldo y apoyo de la sociedad andaluza, instituciones públicas autonómicas y locales, organizaciones empresariales y sindicales», afirma.

Añaden en el comunicado que «La quiebra de Abengoa supondría un fuerte revés para la economía de Sevilla, de nuestra Comunidad y de España, por la pérdida de una empresa estratégica de referencia, con relevantes sinergias en actividades de alta tecnología y generadoras de empleo cualificado en toda la cadena de valor. Una empresa, en definitiva, que fija valor y talento en nuestra región. Además, la quiebra de la compañía supondría un quebranto público, tanto por la pérdida de avales ya comprometidos como por los ingresos públicos, vía impuestos y cotizaciones, que dejarían de obtenerse».

EL LUNES, CLAVE

Estaríamos a tres días del vencimiento. Es la fecha clave porque es cuando el Consejo de Ministros convocado para esa fecha aprobaría (o no) el rescate. Si se aprobara, la empresa dispondría de 249 millones de ayudas públicas que activarían el resto de la reestructuración, que contempla también un máximo de 300 millones de avales de los bancos para poder acometer proyectos y la aportación por el fondo Terramar Capital que hemos señalado, que adquiriría el 70% de Abenewco 1, de 200 millones (60 en capital y 140 en deuda). 


- Publicidad -