miércoles, 6 julio 2022 8:01

Laporta estudia la oferta de Goldman Sachs tras dar portazo a Bank of America

Joan Laporta necesita imperiosamente 600 millones antes del 30 de junio. La cuenta atrás se activa y apenas queda tiempo, pero el presidente del FC Barcelona no está dispuesto a malvender los activos del club tras el respaldo de los socios compromisarios en la pasada Junta de Accionistas.

El club necesita vender el 25% de los derechos televisivos y el 49% de BLM (merchandising) y la negociación se centra especialmente en Goldman Sachs, principal acreedor y reciente salvador del club tras pactar un acuerdo por 550 millones de euros. Y es que, según fuentes conocedoras de las conversaciones, Laporta ha rechazado cerca de 270 millones de euros de Bank of America, una oferta que supone estimar el valor de los derechos de imagen en apenas 1.000 millones de euros.

El máximo dirigente del club azulgrana ya había rechazado una oferta similar, de otros 1.000 millones de euros, por 10 años por el 100% de los derechos televisivos. Y es que, Laporta sabe que este activo está devaluado ahora, pero las fuentes advierten que el Barça continúa generando una audiencia única cada vez que juega. Sólo contra el Real Madrid, el club mueve cerca de 2.500 millones de espectadores, una cifra abismal y al alcance de muy pocos eventos deportivos a nivel mundial.

BANK OF AMERICA NO LOGRA SEDUCIR A LAPORTA

Según se desgranó en la Junta de Accionistas, el 25% de los derechos está tasado en unos 500 millones de euros. Las cifras ofertadas por Bank of America se quedan aún muy lejos de las pretensiones de la directiva. De esta forma, el club, pese a la prisa, espera la oferta que active firmemente las conocidas “palancas“.

Laporta aseguró que “en pocos días” comunicaría el cierre de la operación, pero aún está por ver si finalmente no tendrá que retroceder y aceptar una sustancial rebaja. La oferta de Bank of America era parecida a la CVC, que exigía los 50 años de cesión de los derechos. Los accionistas tan sólo permitieron un máximo de 25 años, la mitad. Asimismo, el fondo enlazó su oferta a un sí a LaLiga Impulso, una cláusula también rechazada por los socios.

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona
Joan Laporta, presidente del FC Barcelona

Así las cosas, de las cuatro ofertas presentadas a Laporta tan sólo dos estarían vigentes por ahora. Goldman Sachs tiene muchas papeletas, pero también dependerá del precio pactado. El banco estadounidense aún no ha desvelado la cantidad final, pero ya sabe cómo se negocia con Laporta. El presidente, a su vez, tendría más ases en la manga al arrancar a la entidad más grande del mundo un acuerdo de más de medio millar de euros por la deuda. Según las fuentes consultadas, podría entrar en juego el pago el anterior acuerdo para tratar de cerrar el trato.

GOLDMAN SACHS, ¿DE NUEVO SALVADOR?

Sin embargo, es complicado mezclar deuda con ingresos para el club, toda vez que el acreedor y comprador son el mismo, pero se deben cumplir las cláusulas. “Con la deuda no se habló de derechos televisivos”, han asegurado las mismas fuentes. El club pudiera haber dejado esa parte fuera de la negociación para poder sacar rédito ahora.

Para empezar la nueva andadura económica, o como indicó Laporta, la salida de la Unidad de Cuidados Intensivos, se exigen casi de forma inmediata cerca de 170 millones de euros. Este ingreso sólo puede sacarse rápidamente con la venta de los derechos de televisión, toda vez que BLM y Barça Studios, los dos otros activos en liza, podrían esperar.

Asimismo, Laporta no sólo ha dado portazo a LaLiga Impulso, sino que además habló con Florentino Pérez sobre la Superliga, según apuntaron fuentes del club a MERCA2. En esta situación, el club esquiva a Javier Tebas y evita ceder durante medio siglo los derechos del club.

La oferta de Bank of America, por su parte, suponía unos 600 millones de euros, pero en deuda e inyección de efectivo, pero exige más del 25% de los derechos. El club sólo tiene permiso para vender este porcentaje y saltárselo significaría romper el acuerdo con los accionistas. De esta forma, no se descartaría la inclusión de BLM, pero por ahora se ha dado portazo.

LAPORTA EVITA MALVENDER EL BARÇA

Laporta, además, aseguró que vendería los activos al mejor precio posible. La cuestión clave y central es el precio ofrecido, pero arrancar acuerdos es una de las virtudes del presidente blaugrana. Nadie daba un duro por él en los avales y los cerró a última hora. Quizá el 30 de junio, de madrugada sea de nuevo la imagen del día.

El negocio del merchandising es la más compleja y por esa razón se ha dejado para un plazo más largo. La carrera por los derechos televisivos “se cerrará pronto y esperamos que bien”. Y es que, el Barça necesita tapar agujeros con urgencia, pero sin perder el control de ninguno de sus activos.

El máximo dirigente del club ha enterrado por completo una eventual salida Bolsa y la conversión a Sociedad Anónima Deportiva como soluciones a la crítica situación económica. Con la venta del retail, el club dejaría de ingresar el 5% del total. Y es que, BLM tiene bajo gestión y operativa todo el mechandising del club. Con la llegada de los 600 millones de euros, el club destinará a capital y deuda gran parte, mientras que dejará un remanente no muy abultado para fichajes. En juego está el ‘fair play’ financiero, que exige rebajas salariales o salidas del club. Por ahora, parte de la plantilla no la ha aceptado.


- Publicidad -