miércoles, 29 junio 2022 12:38

Cuenta atrás para el carbón: Endesa cierra As Pontes

Las últimas horas de As Pontes ya han empezado su cuenta atrás. La central térmica, propiedad de Endesa y ubicada en Galicia, ha informado de que solo quedaban unas horas para que sus calderas dejen de funcionar.

EL PROBLEMA

El gran problema que se plantea con el cierre de As Pontes es ¿Cuál será la alternativa tras el cese de esta central térmica? Casi todos los proyectos que se han planteado para cubrir las necesidades energéticas que plantea su desaparición, todavía no son viables o suponen una inversión a largo plazo, a la que no se puede esperar.

El Gobierno no calibró todos los problemas que podía acarrear la renuncia al carbón y la retirada gradual del gas que, como es evidente, son muy numerosos. Así, a día de hoy, As Pontes cierra sin que exista una alternativa energética viable.

«El Ministerio de transición ecológica debe sentarse con Endesa y decidir qué necesita hacer con la central térmica de carbón»

Los proyectos que tenían como objetivo sustituir la actividad industrial de la central térmica de As Pontes se encuentran en ‘stand by’, como es el caso de los parques eólicos que están bloqueados, la estación de bombeo en fase de ‘replanteamiento’, así como el generador de hidrógeno y las plantas de biocombustibles que se encuentran paralizadas temporalmente.

«se calcula que hoy por la tarde, la actividad de la central térmica de As Pontes se apagará»

«El Ministerio de transición ecológica debe sentarse con Endesa y decidir qué necesita hacer con la central térmica de carbón, ya que, desde Enel, la propietaria, han dicho que no quieren saber nada más de ella. También deben agilizar plazos y ayudas para el desarrollo de los nuevos proyectos que ya deberían estar construidos o como mínimo en construcción», ha explicado el secretario de organización de UGT Endesa, Marcos Higinio Prieto.

ALTERNATIVAS LISTAS

Por tanto, unas alternativas energéticas que estarían listas, siendo optimistas, para 2025 frente a las pocas horas que le quedan de funcionamiento a esta central térmica. Según fuentes consultadas por MERCA2, «se calcula que hoy, por la tarde, la actividad de la central térmica de As Pontes se apagará».

EL GOBIERNO ASFIXIA LAS SOLUCIONES AL GAS

Una crisis energética en la que el Gobierno no ha parado de echar más leña al fuego y de colocar a Endesa en un amargo dilema. Debido a que, en marzo, se publicó en el BOE, la conformidad del Ministerio para la Transición Ecológica con la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto de desmantelamiento de la central de carbón en As Pontes.

«Basta ya de marear la perdiz, agilicen de una vez proyectos y permisos, faciliten la formación necesaria para hacer de Ferrol y su comarca el polo industrial y energético que siempre fue. La excesiva burocracia está desertizando el país. Todos somos conscientes y nadie hace nada», ha indicado Prieto.

AS PONTES, SITUACIÓN URGENTE

La situación es urgente y las soluciones van a tardar en llegar más de lo que se puede esperar. Según Prieto, «la Xunta de Galicia, que tiene las competencias de industria, debe desbloquear los proyectos eólicos y facilitar proyectos de almacenamiento energético; como estación de bombeo y generadores de hidrógeno que nos conducirán a la independencia energética, proyectos que ya deberían estar construidos o como mínimo en construcción».

«Por su parte, Endesa, ha de elevar a acuerdo el preacuerdo firmado de suministro energético renovable y de generación local con Alcoa, que garantizaría su viabilidad a partir de 2024, desarrollar con carácter de urgencia los proyectos eólicos comprometidos, lanzar los proyectos de Hidrógeno y Biocombustibles», ha asegurado Prieto.

CERRAR EL CARBÓN EN PLENA CRISIS

La central térmica de As Pontes, que ha servido de sustento durante los últimos meses, ya no puede dilatar más la fecha del cese de la actividad. Dado que su cierre era inmediato, pero se decidió alargar su actividad como consecuencia de la guerra de Ucrania y la crisis del gas.

«La realidad es que estamos ante otra reconversión naval, otra vez toca emigrar, otra vez dejamos terrenos vacíos, instalaciones industriales abandonadas, familias rotas; y otra vez nos toca meter el rabo entre las piernas y dar gracias a Dios porque tenemos un empleo, aunque no sea de lo nuestro y sea en Francia, Italia, o para mayor consuelo aún en territorio nacional ya sea en Canarias, Cádiz, el Pirineo Catalán o Ceuta», ha explicado Prieto.

En definitiva, ha habido poca previsión tanto por parte del Gobierno como de Europa y, ahora, habrá demasiadas consecuencias y muy caras para los consumidores. Dado que, los trámites para desmantelar y clausurar la central térmica de As Pontes se han agilizado en el momento en el que el carbón es más necesario.


- Publicidad -