lunes, 4 julio 2022 8:25

Ericsson reclama una inversión extra de 1.700 millones para liderar el 5G

Ericsson ha señalado este martes que España necesitaría una inversión extra de más de 1.700 millones de euros a través de la colaboración público-privada para poder situarse como referente del 5G a nivel mundial. 

El consejero delegado de Ericsson Iberia, Andrés Vicente, ha destacado que esta inversión sería diferencial a la hora de disponer de una red equivalente a Estados Unidos y China y que supondría atraer importantes inversiones al país.

Ericsson calcula que los operadores invertirán 14.300 millones de euros para el despliegue del 5G hasta 2024. Este despliegue cubrirá el 100% de la población en España con los 700 Mhz, la banda baja, y un 87% del territorio que se elevaría al 100% con las ayudas gubernamentales de 482 millones de euros del 5G.

Por su parte, la banda media (3,5 GHz), fundamental para prestar servicios como el coche conectado, se quedaría en una cobertura del 53% de la población, pero un 3% del territorio.

Con el plan de Ericsson, también se llegaría a una cobertura casi total en esta banda de espectro, que posibilitará desarrollar la capa de servicios del 5G y generar campeones europeos o españoles en este ámbito.

Vicente ha asegurado que, comparativamente, se trata de “muy poco esfuerzo” que puede generar cambios diferenciales y permitir liderar a España una nueva industria al nivel que, por ejemplo, ya lo hace con la conectividad fija.

Para ello, también considera muy relevante que se aceleren los despliegues y objetivos.

De no profundizar este despliegue, el directivo ha advertido de que Europa corre el peligro de que se repita lo que ocurrió con el 4G y que la capa de servicios de esta tecnología vuelva a desarrollarse en Estados Unidos (Whatsapp, Facebook, Airbnb…) y China (TikTok o WeChat).

Asimismo, podría darse la situación de que algunos servicios como el metaverso estén disponibles solo en las grandes urbes y no en el medio rural.

Según el informe de movilidad presentado por el gigante sueco este viernes, habrá más de 1.000 millones de suscripciones 5G en el mundo a final de año y 4.400 millones en 2027.

Así, mientras en Estados Unidos y Canadá el 20% de las conexiones ya son 5G, en Europa Occidental apenas alcanza el 6% y se proyecta que para el mencionado 2027 siga existiendo una brecha de ocho puntos porcentuales entre Norteamérica, donde el 90% de las conexiones serán 5G, y Europa Occidental, donde el porcentaje será del 82%.

EXCESO DE REGULACIÓN

Vicente ha asegurado que considera que el “exceso” y la fragmentación de regulación es el causante del 95% de los retrasos a la hora de desplegar en Europa.

Asimismo, ha recalcado que el retorno de la inversión de los operadores europeos es muy bajo y la inflación es “una gota más” en estos problemas.

No obstante, los directivos de la compañía han asegurado que no han trasladado a los clientes el impacto de la inflación, si bien han advertido de que, si la situación y las perspectivas no se normalizan, los próximos contratos multianuales serán negociados teniendo en cuenta este escenario alcista en precios.

Asimismo, ha alabado la labor del Gobierno al situar al 5G como un “pilar fundamental” del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como la labor de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructura Digital a nivel europeo.

De acuerdo a los datos que gestiona Ericsson, España se encuentra el ‘vagón intermedio’ del 5G en Europa, por detrás de Francia y Reino Unido, y por delante de Alemania, que ha priorizado los usos industriales.

La compañía sueca cumple 100 años en España en 2022 y cuenta con 2.300 empleos directos, de los que un millar están destinados a innovación.


- Publicidad -